Locro de papas en libro de Récords Guinness

Paulina Baum, una joven de 16 años, llevó el locro de papas o patatas, una de las sopas tradicionales del país, al libro de Récords Guinness, con la preparación de más de 20.000 porciones en una gigantesca olla instalada en uno de los parques más importantes de Quito.
Cocineros preparan locro de papas en una olla de tres metros de diámetro en Quito. EFE

En la preparación del portentoso potaje se utilizaron 3.000 kilos de patatas, 1.000 litros de leche, 1.000 kilos de queso, 20 litros de achiote, 20 kilos de sal, 250 de cebolla blanca larga, 10 kilos de paico o epazote y otra cantidad igual de cilantro.
La gigantesca olla de tres metros de diámetro y 1,40 de profundidad, y cuya tapa era levantada con grúa, se instaló en una zona del Parque Bicentenario, en el norte de Quito, calentada por leña que ardía con el impulso de ventiladores eléctricos.


Miles de ciudadanos acudieron al Parque Bicentenario a disfrutar del llamado “LocroFest” y, aunque los comensales debieron esperar más de cuatro horas para servirse las porciones, al final fueron atendidos por un ejército de voluntarios, la mayoría estudiantes de las áreas de gastronomía de la Universidad de las Américas, UDLA.


Paulina Baum, la organizadora, comentó que esta iniciativa surgió como un proyecto de colegio, pero que fue tomando forma con el tiempo.
La Mesa de Chefs, uno de los centros de formación gastronómica de la urbe, así como la escuela de la UDLA apoyaron su iniciativa.Más de 40 cocineros profesionales y unos 500 voluntarios, entre ellos los estudiantes universitarios, se pusieron el delantal para ayudar a concretar la idea de Baum, que también contó con importantes auspicios de la empresa privada y del Municipio.


Dimitri Hidalgo, jefe de los chef, explicó que para mantener la tradición en la preparación se usó “papa chola, papa leona y papa chaucha”, tres de las más de 1.000 variedades que se cultivan en los Andes.
El plato, además, va acompañado de aguacate y queso tierno, lo que le da una “textura y sabor increíble”, comentó Hidalgo, quien piensa que la cocina ecuatoriana, por su variedad y rigor, puede fácilmente ingresar en el menú mundial.
Nathalia Ramírez, adjudicadora oficial del “Guiness World Records”, al final confirmó que el peso del locro de papa elaborado el domingo llegó a 12.760 libras.


Ramírez, tras constatar los requisitos, comunicó a viva voz la inclusión del locro de papas ecuatoriano en el Libro de los Récords, en el apartado de platos típicos y gastronomía.

Quito, EFE. 

Locro de papas en libro de Récords Guinness

Cocineros preparan locro de papas en una olla de tres metros de diámetro en Quito. EFE

En la preparación del portentoso potaje se utilizaron 3.000 kilos de patatas, 1.000 litros de leche, 1.000 kilos de queso, 20 litros de achiote, 20 kilos de sal, 250 de cebolla blanca larga, 10 kilos de paico o epazote y otra cantidad igual de cilantro.
La gigantesca olla de tres metros de diámetro y 1,40 de profundidad, y cuya tapa era levantada con grúa, se instaló en una zona del Parque Bicentenario, en el norte de Quito, calentada por leña que ardía con el impulso de ventiladores eléctricos.


Miles de ciudadanos acudieron al Parque Bicentenario a disfrutar del llamado “LocroFest” y, aunque los comensales debieron esperar más de cuatro horas para servirse las porciones, al final fueron atendidos por un ejército de voluntarios, la mayoría estudiantes de las áreas de gastronomía de la Universidad de las Américas, UDLA.


Paulina Baum, la organizadora, comentó que esta iniciativa surgió como un proyecto de colegio, pero que fue tomando forma con el tiempo.
La Mesa de Chefs, uno de los centros de formación gastronómica de la urbe, así como la escuela de la UDLA apoyaron su iniciativa.Más de 40 cocineros profesionales y unos 500 voluntarios, entre ellos los estudiantes universitarios, se pusieron el delantal para ayudar a concretar la idea de Baum, que también contó con importantes auspicios de la empresa privada y del Municipio.


Dimitri Hidalgo, jefe de los chef, explicó que para mantener la tradición en la preparación se usó “papa chola, papa leona y papa chaucha”, tres de las más de 1.000 variedades que se cultivan en los Andes.
El plato, además, va acompañado de aguacate y queso tierno, lo que le da una “textura y sabor increíble”, comentó Hidalgo, quien piensa que la cocina ecuatoriana, por su variedad y rigor, puede fácilmente ingresar en el menú mundial.
Nathalia Ramírez, adjudicadora oficial del “Guiness World Records”, al final confirmó que el peso del locro de papa elaborado el domingo llegó a 12.760 libras.


Ramírez, tras constatar los requisitos, comunicó a viva voz la inclusión del locro de papas ecuatoriano en el Libro de los Récords, en el apartado de platos típicos y gastronomía.

Quito, EFE.