Vehículo desconocido acaba con la vida de un transeúnte

El accidente ocurrió la noche del miércoles en la vía a Totorillas, sector San Antonio Alto, de la parroquia Cumbe. Los agentes de tránsito investigan para localizar al automotor que lo arrolló.
En los exteriores del Centro Forense, los familiares y amigos de Juan Pablo Barreto lamentan su deceso.
FOTO: Armando Suquisupa EL TIEMPO

Un vehículo desconocido segó la vida de Juan Pablo Barreto, de 34 años, en la vía a Totorillas, sector San Antonio Alto, de la parroquia Cumbe.

María Dolores Barreto relató que el cuerpo de su hermano fue encontrado alrededor de las 20:30 del miércoles, por un miembro de la familia que se dirigía al centro parroquial de Cumbe y alertó a los allegados sobre el infausto suceso; además, contó que el accidente ocurrió en una calle lastrada, donde el tránsito vehicular es mínimo.

Según las pericias efectuadas por los agentes de la Oficina de Investigaciones de Accidentes de Tránsito, OIAT, en la vía quedó una huella de arrastre de 70 metros. Los investigadores manejan la hipótesis de que el vehículo causante sería de alguien que vive por la zona, o por un vehículo de alquiler que fue fletado por algún lugareño.

Diligencia
La necropsia fue cumplida la mañana de ayer, en medio de la consternación de los familiares, quienes lo recordaron como un hombre trabajador. Contaron que tenía cinco hijos y que se ganaba la vida como jornalero en actividades de albañilería. Presumen que fue atropellado cuando se dirigía a su hogar, una vez cumplido el día de labores.

Luego de las pericias forenses, el cadáver fue trasladado a su natal San Antonio, para la velación y sepultura. Los dolientes esperan que los encargados de las investigaciones den con el paradero del culpable, para que responda conforme establecen las leyes de tránsito. (I)

Vehículo desconocido acaba con la vida de un transeúnte

En los exteriores del Centro Forense, los familiares y amigos de Juan Pablo Barreto lamentan su deceso.
FOTO: Armando Suquisupa EL TIEMPO

Un vehículo desconocido segó la vida de Juan Pablo Barreto, de 34 años, en la vía a Totorillas, sector San Antonio Alto, de la parroquia Cumbe.

María Dolores Barreto relató que el cuerpo de su hermano fue encontrado alrededor de las 20:30 del miércoles, por un miembro de la familia que se dirigía al centro parroquial de Cumbe y alertó a los allegados sobre el infausto suceso; además, contó que el accidente ocurrió en una calle lastrada, donde el tránsito vehicular es mínimo.

Según las pericias efectuadas por los agentes de la Oficina de Investigaciones de Accidentes de Tránsito, OIAT, en la vía quedó una huella de arrastre de 70 metros. Los investigadores manejan la hipótesis de que el vehículo causante sería de alguien que vive por la zona, o por un vehículo de alquiler que fue fletado por algún lugareño.

Diligencia
La necropsia fue cumplida la mañana de ayer, en medio de la consternación de los familiares, quienes lo recordaron como un hombre trabajador. Contaron que tenía cinco hijos y que se ganaba la vida como jornalero en actividades de albañilería. Presumen que fue atropellado cuando se dirigía a su hogar, una vez cumplido el día de labores.

Luego de las pericias forenses, el cadáver fue trasladado a su natal San Antonio, para la velación y sepultura. Los dolientes esperan que los encargados de las investigaciones den con el paradero del culpable, para que responda conforme establecen las leyes de tránsito. (I)