Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete

Un vehículo cobra la vida de un ciudadano de la tercera edad

Luego de la necropsia los familiares de la víctima retiran el cadáver del Centro Forense para la velación en su vivienda ubicada en Narancay.

Juan Yunga Ayala, de 87 años, falleció tras ser atropellado por una camioneta en la Panamericana Sur y la calle Las Escondidas, sector Narancay.


Gladys Yunga relató que el percance ocurrió a las 11:40 del viernes, cuando su padre cruzaba la vía y  fue impactado por el automotor. Contó que fue auxiliado por paramédicos del Cuerpo de Bomberos y trasladado al hospital Monte Sinaí, donde a las 22:00 pereció por la gravedad de las heridas.


La necropsia se cumplió la mañana de ayer y luego el cuerpo fue llevado a su domicilio ubicado en Narancay para la velación.


Los familiares dijeron que su allegado tenía la costumbre de cruzar la vía por el paso cebra y levantando sus manos, como dando señales de ‘pare’, para ser visto por los conductores; además dijeron que por versiones de los agentes de la Comisión de Tránsito conocen que la camioneta que lo atropelló redujo la velocidad, pero fue impactada en la parte posterior por otro vehículo, lo que ocasionó el fatal desenlace.


Los hijos esperan que  su muerte no quede en la impunidad. (I)


La víctima fue atropellada por una camioneta cuando cruzaba la Panamericana Sur y Las Escondidas, sector Narancay.

Un vehículo cobra la vida de un ciudadano de la tercera edad

Luego de la necropsia los familiares de la víctima retiran el cadáver del Centro Forense para la velación en su vivienda ubicada en Narancay.

Juan Yunga Ayala, de 87 años, falleció tras ser atropellado por una camioneta en la Panamericana Sur y la calle Las Escondidas, sector Narancay.


Gladys Yunga relató que el percance ocurrió a las 11:40 del viernes, cuando su padre cruzaba la vía y  fue impactado por el automotor. Contó que fue auxiliado por paramédicos del Cuerpo de Bomberos y trasladado al hospital Monte Sinaí, donde a las 22:00 pereció por la gravedad de las heridas.


La necropsia se cumplió la mañana de ayer y luego el cuerpo fue llevado a su domicilio ubicado en Narancay para la velación.


Los familiares dijeron que su allegado tenía la costumbre de cruzar la vía por el paso cebra y levantando sus manos, como dando señales de ‘pare’, para ser visto por los conductores; además dijeron que por versiones de los agentes de la Comisión de Tránsito conocen que la camioneta que lo atropelló redujo la velocidad, pero fue impactada en la parte posterior por otro vehículo, lo que ocasionó el fatal desenlace.


Los hijos esperan que  su muerte no quede en la impunidad. (I)


La víctima fue atropellada por una camioneta cuando cruzaba la Panamericana Sur y Las Escondidas, sector Narancay.