Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete

Tres heridos de bala en burdel

Tres individuos resultaron heridos de bala, durante un incidente ocurrido en un burdel ubicado en la avenida Hurtado de Mendoza y José Joaquín de Olmedo, sector Chola Cuencana.
La emergencia se presentó alrededor de las 05:30 de ayer, los heridos fueron trasladados en ambulancias de los organismos de socorro a los hospitales Vicente Corral Moscoso y José Carrasco Arteaga, del IESS.


Una vez que los paramédicos cumplieron su trabajo, la Policía y la Fiscalía se hicieron cargo de la escena, para las investigaciones. Peritos de Criminalística levantaron los indicios encontrados en el inmueble y agentes de la Policía Judicial emprendieron las indagaciones para dar con los autores de los disparos y esclarecer los móviles del hecho delictivo.
Investigación


Mientras se cumplía el operativo, llegaron varios moradores del sector, quienes manifestaron que el prostíbulo funciona por más de 10 años y expresaron su inconformidad con las autoridades por la falta de control; dijeron que esperan que sea clausurado definitivamente para tranquilidad del barrio.


Juan Soria Trelles, jefe de la Subzona de Policía del Azuay, informó que el tiroteo se dio en el área del bar, donde se encontró 12 disparos, de los cuales algunos impactaron en las paredes y puertas. Indicó que los tres heridos están bajo custodia policial, para cuando los médicos autoricen obtener sus versiones y esclarecer lo sucedido.


El jefe policial refirió que el lugar tenía membretes de bar, restaurante, karaoke, pero que en la práctica era un burdel clandestino, porque no tenía permisos para esa actividad.
Los investigadores indicaron que en la segunda planta del inmueble había indicios de actividades sexuales, entre ellos mencionaron preservativos, pequeños cuartos y camas.


Clausura
Entre las irregularidades detectadas por los agentes encargados de la investigación constan instalaciones insalubres, atención al público fuera de las horas establecidas, venta de licor sin tener autorización, entre otras anomalías que no garantizaban la seguridad de los asistentes.
Alexandra Valdiviezo, comisaria de Policía, confirmó que el local no tenía permiso de funcionamiento otorgado por la Intendencia, razón por la cual fue clausurado. (I)

Tres heridos de bala en burdel

Tres individuos resultaron heridos de bala, durante un incidente ocurrido en un burdel ubicado en la avenida Hurtado de Mendoza y José Joaquín de Olmedo, sector Chola Cuencana.
La emergencia se presentó alrededor de las 05:30 de ayer, los heridos fueron trasladados en ambulancias de los organismos de socorro a los hospitales Vicente Corral Moscoso y José Carrasco Arteaga, del IESS.


Una vez que los paramédicos cumplieron su trabajo, la Policía y la Fiscalía se hicieron cargo de la escena, para las investigaciones. Peritos de Criminalística levantaron los indicios encontrados en el inmueble y agentes de la Policía Judicial emprendieron las indagaciones para dar con los autores de los disparos y esclarecer los móviles del hecho delictivo.
Investigación


Mientras se cumplía el operativo, llegaron varios moradores del sector, quienes manifestaron que el prostíbulo funciona por más de 10 años y expresaron su inconformidad con las autoridades por la falta de control; dijeron que esperan que sea clausurado definitivamente para tranquilidad del barrio.


Juan Soria Trelles, jefe de la Subzona de Policía del Azuay, informó que el tiroteo se dio en el área del bar, donde se encontró 12 disparos, de los cuales algunos impactaron en las paredes y puertas. Indicó que los tres heridos están bajo custodia policial, para cuando los médicos autoricen obtener sus versiones y esclarecer lo sucedido.


El jefe policial refirió que el lugar tenía membretes de bar, restaurante, karaoke, pero que en la práctica era un burdel clandestino, porque no tenía permisos para esa actividad.
Los investigadores indicaron que en la segunda planta del inmueble había indicios de actividades sexuales, entre ellos mencionaron preservativos, pequeños cuartos y camas.


Clausura
Entre las irregularidades detectadas por los agentes encargados de la investigación constan instalaciones insalubres, atención al público fuera de las horas establecidas, venta de licor sin tener autorización, entre otras anomalías que no garantizaban la seguridad de los asistentes.
Alexandra Valdiviezo, comisaria de Policía, confirmó que el local no tenía permiso de funcionamiento otorgado por la Intendencia, razón por la cual fue clausurado. (I)