Tres años de prisión para un exempleado del IESS

La audiencia de juicio en contra del exfuncionario público se cumplió en el Complejo Judicial de Cuenca.

El individuo fue procesado por el delito de concusión por exigir dinero a un paciente para cambiar el turno, por uno con fecha más cercana al que tenía, para hacerse atender con el cardiólogo.

El Tribunal de Garantías Penales del Azuay sentenció a tres años de prisión a Esteban Geovanny D., exfuncionario del hospital José Carrasco Arteaga, del IESS, y a pagar una multa de 10 salarios básicos por el delito de concusión.


La decisión de los jueces se conoció en la audiencia de juicio desarrollada el 6 y 9 de mayo en el Complejo Judicial de Cuenca. En esta diligencia el fiscal de Delincuencia Organizada, Fernando Sánchez, argumentó que Esteban Geovanny D. exigió dinero para cambiar el turno de un paciente, para la atención en el área de cardiología, fijado para el 25 de septiembre de 2018.


De acuerdo a las investigaciones de la Fiscalía, la víctima tomó contacto con el empleado quien cumplía las funciones de los conocidos como ‘chalecos rojos’, encargados de dar información a los usuarios, pero no lo trasladó hasta el área de estadística donde se tramitan los cambios de turnos, sino que le entregó un papel con un número de teléfono y el nombre ‘Esteban’.


Luego mediante una llamada telefónica el individuo le exigió a la víctima una contribución económica para entregarle un turno para una fecha más cercana. Fue así que el 13 de julio de 2018, cuando se encontraban en el parqueadero del hospital, el denunciante le entregó 40 dólares y a cambio recibió un ticket con un turno fijado para el 16 de julio del mismo año.


El sentenciado cumplía medidas alternativas a la prisión preventiva, por lo tanto, sin en las siguientes instancias judiciales se ratifica la sentencia, tendrá que ir a la cárcel. (I)


La concusión es un término legal que se refiere cuando un funcionario público exige un pago por ofrecer un servicio.
Según el artículo
281 del COIP, el delito de concusión es sancionado con prisión de tres a cinco años.

Tres años de prisión para un exempleado del IESS

La audiencia de juicio en contra del exfuncionario público se cumplió en el Complejo Judicial de Cuenca.

El individuo fue procesado por el delito de concusión por exigir dinero a un paciente para cambiar el turno, por uno con fecha más cercana al que tenía, para hacerse atender con el cardiólogo.

El Tribunal de Garantías Penales del Azuay sentenció a tres años de prisión a Esteban Geovanny D., exfuncionario del hospital José Carrasco Arteaga, del IESS, y a pagar una multa de 10 salarios básicos por el delito de concusión.


La decisión de los jueces se conoció en la audiencia de juicio desarrollada el 6 y 9 de mayo en el Complejo Judicial de Cuenca. En esta diligencia el fiscal de Delincuencia Organizada, Fernando Sánchez, argumentó que Esteban Geovanny D. exigió dinero para cambiar el turno de un paciente, para la atención en el área de cardiología, fijado para el 25 de septiembre de 2018.


De acuerdo a las investigaciones de la Fiscalía, la víctima tomó contacto con el empleado quien cumplía las funciones de los conocidos como ‘chalecos rojos’, encargados de dar información a los usuarios, pero no lo trasladó hasta el área de estadística donde se tramitan los cambios de turnos, sino que le entregó un papel con un número de teléfono y el nombre ‘Esteban’.


Luego mediante una llamada telefónica el individuo le exigió a la víctima una contribución económica para entregarle un turno para una fecha más cercana. Fue así que el 13 de julio de 2018, cuando se encontraban en el parqueadero del hospital, el denunciante le entregó 40 dólares y a cambio recibió un ticket con un turno fijado para el 16 de julio del mismo año.


El sentenciado cumplía medidas alternativas a la prisión preventiva, por lo tanto, sin en las siguientes instancias judiciales se ratifica la sentencia, tendrá que ir a la cárcel. (I)


La concusión es un término legal que se refiere cuando un funcionario público exige un pago por ofrecer un servicio.
Según el artículo
281 del COIP, el delito de concusión es sancionado con prisión de tres a cinco años.