Seis reclusos fallecen en las celdas del CRS-Turi

FOTO: Diego Cáceres EL TIEMPO

El Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad confirmó que los decesos ocurrieron en las celdas de los pabellones de mínima, mediana y máxima seguridad.

Las actividades cotidianas que se desarrollaban en el Centro de Rehabilitación Social, CRS-Turi, al mediodía de ayer, fueron interrumpidas por una alerta de varios muertos en diferentes pabellones.

La novedad obligó a la Policía a desplegar un gran operativo de seguridad con elementos del Grupo de Operaciones Motorizadas, Unidad de Mantenimiento del Orden y del Grupo de Operaciones Especiales.

Durante los primeros minutos todo era confusión en los alrededores del recinto carcelario debido al gran movimiento de policías y a los lloros de los familiares de los internos, quienes exigían información de lo ocurrido.

Unos hablaban de cinco muertos, otros de siete, incluso se llegó a decir que habían nueve privados de la libertad que estaban suspendidos del cuello con cuerdas, en varias celdas.

Informe
A las 15:38 de ayer en la cuenta oficial de Twitter del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores del Ecuador, SNAI, aclaró que los muertos eran seis en los pabellones de mínima, mediana y máxima seguridad.

El comunicado del SNAI anota que brindará todas las facilidades a las entidades competentes para el esclarecimiento y determinación de responsabilidades sobre los hechos.

Los fallecidos fueron identificados como Carlos C., quien cumplía una pena por violación y atentado al pudor; Adilson L. y Darío M., por asesinato; Stalin E. y Pedro N., por robo y Jorge T., por violación.

El incidente se produjo cuatro días después de que 92 reclusos provenientes de otras provincias pusieron a límite la capacidad de albergue del reclusorio, que según las especificaciones técnicas, es para 2.716 internos.

Sospechas
Los familiares aseguraban que sus allegados viven amenazados por grupos que exigen dinero para no atentar contra sus vidas.

Dijeron que en otras ocasiones, cuando hallaban a internos muertos por ahorcamiento, las explicaciones de las autoridades penitenciarias eran que fue suicidio, pero en esta ocasión creen que fue planificado por alguna banda que quiere imponer su ley. (I)

Armando Suquisupa
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Seis reclusos fallecen en las celdas del CRS-Turi

FOTO: Diego Cáceres EL TIEMPO

El Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad confirmó que los decesos ocurrieron en las celdas de los pabellones de mínima, mediana y máxima seguridad.

Las actividades cotidianas que se desarrollaban en el Centro de Rehabilitación Social, CRS-Turi, al mediodía de ayer, fueron interrumpidas por una alerta de varios muertos en diferentes pabellones.

La novedad obligó a la Policía a desplegar un gran operativo de seguridad con elementos del Grupo de Operaciones Motorizadas, Unidad de Mantenimiento del Orden y del Grupo de Operaciones Especiales.

Durante los primeros minutos todo era confusión en los alrededores del recinto carcelario debido al gran movimiento de policías y a los lloros de los familiares de los internos, quienes exigían información de lo ocurrido.

Unos hablaban de cinco muertos, otros de siete, incluso se llegó a decir que habían nueve privados de la libertad que estaban suspendidos del cuello con cuerdas, en varias celdas.

Informe
A las 15:38 de ayer en la cuenta oficial de Twitter del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores del Ecuador, SNAI, aclaró que los muertos eran seis en los pabellones de mínima, mediana y máxima seguridad.

El comunicado del SNAI anota que brindará todas las facilidades a las entidades competentes para el esclarecimiento y determinación de responsabilidades sobre los hechos.

Los fallecidos fueron identificados como Carlos C., quien cumplía una pena por violación y atentado al pudor; Adilson L. y Darío M., por asesinato; Stalin E. y Pedro N., por robo y Jorge T., por violación.

El incidente se produjo cuatro días después de que 92 reclusos provenientes de otras provincias pusieron a límite la capacidad de albergue del reclusorio, que según las especificaciones técnicas, es para 2.716 internos.

Sospechas
Los familiares aseguraban que sus allegados viven amenazados por grupos que exigen dinero para no atentar contra sus vidas.

Dijeron que en otras ocasiones, cuando hallaban a internos muertos por ahorcamiento, las explicaciones de las autoridades penitenciarias eran que fue suicidio, pero en esta ocasión creen que fue planificado por alguna banda que quiere imponer su ley. (I)

Armando Suquisupa
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.