Policías y comuneros capturan a presunto cuatrero

Con el apoyo de la comunidad, los policías del Circuito Turi capturan a un sujeto que se llevaba dos caballos, desde una propiedad ubicada en Narancay.


El supuesto cuatrero fue identificado como Ángel Luciano G. B., de 42 años, quien la mañana de ayer fue procesado por el presunto delito de abigeato.


Mario Castro, jefe de la Subzona de Policía del Azuay, informó que agentes especializados en este tipo de delitos trabajan en labores investigativas encaminadas a desmantelar las organizaciones delictivas que están causado daño a las familias que viven de la crianza y venta de ganado vacuno, caballar y lanar.


Operativos
Entre los resultados de las acciones policiales mencionó la recuperación de cuatro caballos de alta escuela, valorados en 35 dólares, que fueron robados en una finca y la captura de un presunto delincuente.


El jefe policial indicó que para combatir el abigeato y otros delitos ha dispuesto que en las vías de acceso a zonas consideradas refugio de bandas delictivas, entre ellas Morocho Quigua, que se efectúe controles a todo vehículo sospechoso que circule entre las 22:00 y 06:00, que son las horas de mayor incidencia delictiva.


Ciudadanos que habitan en las comunidades de San Joaquín, Tarqui y Quigeo, hace dos semanas denunciaron que fueron víctimas de los cuatreros, situación que les obligó a organizarse para ingresar a los pastizales de Morocho Quigua, donde encontraron tres reses que les pertenecían.


También un ganadero denunció el robo de 12 ovejas y un reproductor de raza khatadhin, en su finca ubicada en Rosas Loma, de la parroquia Sinincay, causándole un perjuicio que bordea los 5.000 dólares. (I)

Policías y comuneros capturan a presunto cuatrero

Con el apoyo de la comunidad, los policías del Circuito Turi capturan a un sujeto que se llevaba dos caballos, desde una propiedad ubicada en Narancay.


El supuesto cuatrero fue identificado como Ángel Luciano G. B., de 42 años, quien la mañana de ayer fue procesado por el presunto delito de abigeato.


Mario Castro, jefe de la Subzona de Policía del Azuay, informó que agentes especializados en este tipo de delitos trabajan en labores investigativas encaminadas a desmantelar las organizaciones delictivas que están causado daño a las familias que viven de la crianza y venta de ganado vacuno, caballar y lanar.


Operativos
Entre los resultados de las acciones policiales mencionó la recuperación de cuatro caballos de alta escuela, valorados en 35 dólares, que fueron robados en una finca y la captura de un presunto delincuente.


El jefe policial indicó que para combatir el abigeato y otros delitos ha dispuesto que en las vías de acceso a zonas consideradas refugio de bandas delictivas, entre ellas Morocho Quigua, que se efectúe controles a todo vehículo sospechoso que circule entre las 22:00 y 06:00, que son las horas de mayor incidencia delictiva.


Ciudadanos que habitan en las comunidades de San Joaquín, Tarqui y Quigeo, hace dos semanas denunciaron que fueron víctimas de los cuatreros, situación que les obligó a organizarse para ingresar a los pastizales de Morocho Quigua, donde encontraron tres reses que les pertenecían.


También un ganadero denunció el robo de 12 ovejas y un reproductor de raza khatadhin, en su finca ubicada en Rosas Loma, de la parroquia Sinincay, causándole un perjuicio que bordea los 5.000 dólares. (I)