Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete

Ocho policías de tránsito acusados por concusión

Las investigaciones señalan que los uniformados armaban operativos ficticios para exigir dinero a los conductores que cometían infracciones de tránsito.
Personal de la Fiscalía Especializada en Delincuencia Organizada revisa los documentos del proceso judicial.
FOTO: Cortesía Fiscalía

Mediante el operativo ‘Centinela’, ayer fue desarticulada una presunta banda delictiva, integrada por ocho policías que prestaban sus servicios en la provincia de Pichincha.

La Fiscalía informó que se ejecutaron 12 allanamientos en Quitumbe, Mejía, Santo Domingo, Riobamba, Latacunga y San Miguel de Los Bancos.

Cuatro policías fueron aprehendidos mientras estaban formados en la Subjefatura de Tránsito del cantón Mejía, otros dos fueron detenidos mientras cumplían labores cotidianas, uno en el ECU 911 y el último mientras hacía uso de su día franco.

Durante dos meses y medio, los investigadores descubrieron que los ocho agentes se habrían asociado para solicitar coimas a los conductores que cometían infracciones y para permitir el paso de volquetes con carga proveniente de la minería ilegal.

Para perfilar a sus víctimas habrían utilizado las cámaras e información privilegiada del ECU 911, luego montaban operativos ficticios para detener a conductores en el norte de Quito, Rumiñahui, Machachi, Tandapi, Alluriquín y Santo Domingo.

En casos de accidentes de tránsito no tomaban el procedimiento correspondiente y borraban las cartillas del ECU 911.

Modalidad
Por dinero, ayudaban a quienes causaban los accidentes de tránsito, a veces los dejaban en casas de salud y retiraban sus pertenencias de los autos siniestrados para que queden como abandonados, incluso modificaban los partes policiales; además, dejaban en libertad a los conductores ebrios y que ocasionaban lesiones a los transeúntes, detalla la investigación.

Con escuchas telefónicas los investigadores verificaron que por lo antes relatado obtenían beneficios económicos entre 300, 500, 1.000 y 2.000 dólares. (I)

DESTACADO
La Fiscalía de Pichincha formuló cargos por el delito de asociación ilícita en concurso de las infracciones de cohecho y concusión.

Ocho policías de tránsito acusados por concusión

Personal de la Fiscalía Especializada en Delincuencia Organizada revisa los documentos del proceso judicial.
FOTO: Cortesía Fiscalía

Mediante el operativo ‘Centinela’, ayer fue desarticulada una presunta banda delictiva, integrada por ocho policías que prestaban sus servicios en la provincia de Pichincha.

La Fiscalía informó que se ejecutaron 12 allanamientos en Quitumbe, Mejía, Santo Domingo, Riobamba, Latacunga y San Miguel de Los Bancos.

Cuatro policías fueron aprehendidos mientras estaban formados en la Subjefatura de Tránsito del cantón Mejía, otros dos fueron detenidos mientras cumplían labores cotidianas, uno en el ECU 911 y el último mientras hacía uso de su día franco.

Durante dos meses y medio, los investigadores descubrieron que los ocho agentes se habrían asociado para solicitar coimas a los conductores que cometían infracciones y para permitir el paso de volquetes con carga proveniente de la minería ilegal.

Para perfilar a sus víctimas habrían utilizado las cámaras e información privilegiada del ECU 911, luego montaban operativos ficticios para detener a conductores en el norte de Quito, Rumiñahui, Machachi, Tandapi, Alluriquín y Santo Domingo.

En casos de accidentes de tránsito no tomaban el procedimiento correspondiente y borraban las cartillas del ECU 911.

Modalidad
Por dinero, ayudaban a quienes causaban los accidentes de tránsito, a veces los dejaban en casas de salud y retiraban sus pertenencias de los autos siniestrados para que queden como abandonados, incluso modificaban los partes policiales; además, dejaban en libertad a los conductores ebrios y que ocasionaban lesiones a los transeúntes, detalla la investigación.

Con escuchas telefónicas los investigadores verificaron que por lo antes relatado obtenían beneficios económicos entre 300, 500, 1.000 y 2.000 dólares. (I)

DESTACADO
La Fiscalía de Pichincha formuló cargos por el delito de asociación ilícita en concurso de las infracciones de cohecho y concusión.