17 policías han sido agredidos en 2019

Uno de los últimos casos de agresión a policías se registró en el sector de Río Blanco, en la provincia de Azuay.
FOTO: EL TIEMPO

El pasado 20 de julio, dos gendarmes que patrullaban en el sector de Río Blanco, en la provincia de Azuay, fueron agredidos por un grupo de personas que se oponían a la explotación minera en la zona.

Los dos policías se movilizaban en un patrullero cuando fueron atacados con golpes y piedras por ocho personas quienes, además, sustrajeron las armas de los uniformados.

Este es uno de los 17 casos de agresiones a miembros de las fuerzas del orden que se han registrado en la que va de 2019; el año pasado, la cifra alcanzó 34 novedades a nivel nacional.

Según el Código Orgánico Integral Penal, COIP, la persona que ataque o se resista con violencias o amenazas a los agentes de Policía Nacional cuando obran en ejecución de las leyes serán sancionadas con pena privativa de libertad de seis meses a dos años.

Además, si la agresión la cometen varias personas, la sanción va de uno a tres años; asimismo, si los agresores están armados, la pena aumenta a entre tres y cinco años de prisión. (I)

DESTACADO
Cuando ocurre un caso de agresión contra policías y se logra la detención de los autores, estos son puestos a órdenes de Fiscalía.

17 policías han sido agredidos en 2019

Uno de los últimos casos de agresión a policías se registró en el sector de Río Blanco, en la provincia de Azuay.
FOTO: EL TIEMPO

El pasado 20 de julio, dos gendarmes que patrullaban en el sector de Río Blanco, en la provincia de Azuay, fueron agredidos por un grupo de personas que se oponían a la explotación minera en la zona.

Los dos policías se movilizaban en un patrullero cuando fueron atacados con golpes y piedras por ocho personas quienes, además, sustrajeron las armas de los uniformados.

Este es uno de los 17 casos de agresiones a miembros de las fuerzas del orden que se han registrado en la que va de 2019; el año pasado, la cifra alcanzó 34 novedades a nivel nacional.

Según el Código Orgánico Integral Penal, COIP, la persona que ataque o se resista con violencias o amenazas a los agentes de Policía Nacional cuando obran en ejecución de las leyes serán sancionadas con pena privativa de libertad de seis meses a dos años.

Además, si la agresión la cometen varias personas, la sanción va de uno a tres años; asimismo, si los agresores están armados, la pena aumenta a entre tres y cinco años de prisión. (I)

DESTACADO
Cuando ocurre un caso de agresión contra policías y se logra la detención de los autores, estos son puestos a órdenes de Fiscalía.