Pillos se escurren por los techos

Los malandrines ingresaron a las boutiques rompiendo techos y tumbados para llevarse dinero y mercadería.
FOTO: Armando Suquisupa El Tiempo

Delincuentes ingresaron por el tejado en cuatro locales ubicados en el Centro Histórico y hace tres meses, cinco negocios fueron violentados en Capulispamba de la misma forma.

Ingresar por los techos y romper tumbados es la modalidad que utiliza una organización delictiva que opera en Cuenca para ingresar a locales comerciales.

El último atraco fue cometido a las 03:00 de ayer en cuatro negocios ubicados en las calles Padre Aguirre y Simón Bolívar.

Al parecer, la baja altura del inmueble facilitó que los delincuentes suban al techo, retiren las tejas, rompan los estucos e ingresen a las boutiques Algo Bonito, Casa del Brassier, The Passions y a la tradicional cafetería Capuccino.

Los afectados narraron que tenían sistemas de alarmas y cámaras, pero los antisociales las inutilizaron cortando los cables de energía eléctrica; calculan que entre los cuatro locales se llevaron unos 7.000 dólares entre mercadería y dinero.

Para las investigaciones acudieron agentes de la Policía Judicial, quienes levantaron una serie de indicios y obtuvieron imágenes captadas por cámaras de otros negocios, en las que se ve a los malandrines abordar un taxi.

Atraco
Un robo de similares características fue cometido en marzo en cinco locales situados en el kilómetro siete de la Panamericana Norte, sector Capulispamba.

Los propietarios narraron que los hampones rompieron techos y tumbados para ingresar a una farmacia, una papelería, un consultorio médico, un laboratorio clínico y a un minimercado, de donde se llevaron dinero, un televisor plasma, instrumentos médicos y más objetos de valor.

Por la forma de actuar los investigadores presumen de que se trataría de la misma organización delictiva la responsable de actuar en estos hechos. Hasta la fecha los propietarios no tienen respuesta de las autoridades encargadas de velar por la seguridad.

Accesoristas
Otros delitos que mantienen preocupados a los cuencanos están relacionados con el robo de accesorios de vehículos.

Al mediodía de ayer un estudiante denunció a través de las redes sociales que una banda de accesoristas forzó las seguridades de su automóvil Chevrolet Aveo, que lo dejó estacionado en las inmediaciones de la Universidad del Azuay, y se llevaron el tablero, radio y otros componentes del vehículo.

Otro robo de accesorios fue captado a las 03:45 del pasado lunes por las cámaras de seguridad de la ciudadela de Los Joyeros, en las que se ve a los ladrones abrir un automóvil y llevarse varios accesorios.

A estos robos se suman las denuncias diarias sobre robo a personas en las calles de la ciudad y sobre la presencia de sujetos que atemorizan a los usuarios de los buses para que les den dinero.

La Policía informó que agentes de la Unidad de Inteligencia Antidelincuencial está tras la pista de los delincuentes y esperan en poco tiempo ponerlos tras las rejas. (I)

LA CIFRA
4
locales fueron robados por una banda que es buscada por la Policía.

Armando Suquisupa
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Pillos se escurren por los techos

Los malandrines ingresaron a las boutiques rompiendo techos y tumbados para llevarse dinero y mercadería.
FOTO: Armando Suquisupa El Tiempo

Delincuentes ingresaron por el tejado en cuatro locales ubicados en el Centro Histórico y hace tres meses, cinco negocios fueron violentados en Capulispamba de la misma forma.

Ingresar por los techos y romper tumbados es la modalidad que utiliza una organización delictiva que opera en Cuenca para ingresar a locales comerciales.

El último atraco fue cometido a las 03:00 de ayer en cuatro negocios ubicados en las calles Padre Aguirre y Simón Bolívar.

Al parecer, la baja altura del inmueble facilitó que los delincuentes suban al techo, retiren las tejas, rompan los estucos e ingresen a las boutiques Algo Bonito, Casa del Brassier, The Passions y a la tradicional cafetería Capuccino.

Los afectados narraron que tenían sistemas de alarmas y cámaras, pero los antisociales las inutilizaron cortando los cables de energía eléctrica; calculan que entre los cuatro locales se llevaron unos 7.000 dólares entre mercadería y dinero.

Para las investigaciones acudieron agentes de la Policía Judicial, quienes levantaron una serie de indicios y obtuvieron imágenes captadas por cámaras de otros negocios, en las que se ve a los malandrines abordar un taxi.

Atraco
Un robo de similares características fue cometido en marzo en cinco locales situados en el kilómetro siete de la Panamericana Norte, sector Capulispamba.

Los propietarios narraron que los hampones rompieron techos y tumbados para ingresar a una farmacia, una papelería, un consultorio médico, un laboratorio clínico y a un minimercado, de donde se llevaron dinero, un televisor plasma, instrumentos médicos y más objetos de valor.

Por la forma de actuar los investigadores presumen de que se trataría de la misma organización delictiva la responsable de actuar en estos hechos. Hasta la fecha los propietarios no tienen respuesta de las autoridades encargadas de velar por la seguridad.

Accesoristas
Otros delitos que mantienen preocupados a los cuencanos están relacionados con el robo de accesorios de vehículos.

Al mediodía de ayer un estudiante denunció a través de las redes sociales que una banda de accesoristas forzó las seguridades de su automóvil Chevrolet Aveo, que lo dejó estacionado en las inmediaciones de la Universidad del Azuay, y se llevaron el tablero, radio y otros componentes del vehículo.

Otro robo de accesorios fue captado a las 03:45 del pasado lunes por las cámaras de seguridad de la ciudadela de Los Joyeros, en las que se ve a los ladrones abrir un automóvil y llevarse varios accesorios.

A estos robos se suman las denuncias diarias sobre robo a personas en las calles de la ciudad y sobre la presencia de sujetos que atemorizan a los usuarios de los buses para que les den dinero.

La Policía informó que agentes de la Unidad de Inteligencia Antidelincuencial está tras la pista de los delincuentes y esperan en poco tiempo ponerlos tras las rejas. (I)

LA CIFRA
4
locales fueron robados por una banda que es buscada por la Policía.

Armando Suquisupa
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.