Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete

Niño muere tras ser atropellado por accidente

En las afueras del Centro Forense aguardaba una camioneta con el féretro en el que se iba a trasladar el cuerpo del menor.
FOTO: EL TIEMPO

Un niño murió luego de ser atropellado de forma accidental por su padre. El desafortunado hecho ocurrió la tarde del domingo en la comunidad de Serrag, perteneciente a la parroquia Ludo en el cantón Sígsig.

Según el relato de los familiares, que ayer esperaban en las afueras del Centro Forense de Cuenca mientras se le aplicaba la necropsia al niño Ángel Ch. de dos años de edad, el padre del menor lo atropelló al dar de retro el camión que estaba estacionado en el parqueadero de su vivienda.

El progenitor se retiró del lugar sin percatarse de la muerte de su hijo. Minutos más tarde, la madre de la víctima salió de casa y observó que el pequeño yacía en el patio boca abajo. “Estaba como dormido”, dijo entristecida la mujer.

Al tomar al niño e intentar levantarlo se topó con  la infausta novedad que el menor tenía destrozada la cabeza. En ese momento la desesperada madre se comunicó con sus familiares  para intentar llevarlo a una casa de salud en Sígsig pero el niño ya carecía de signos vitales. También trataron de llevarlo hasta Cuenca “pero esto solo fue un acto de desesperación” agregaron los parientes del niño.

Una vez conocido el hecho, al  sitio acudió personal de la Policía Nacional para tomar procedimiento. El padre del infante fue aprehendido y ayer en la tarde se tenía prevista la audiencia de formulación de cargos.

Según la versión de los familiares, el menor murió al instante luego de pasarle una de las llantas sobre la cabeza.

La madre de la víctima indicó que su esposo salió a comprar diesel para unos clientes y que no tardaría en regresar. Al hacerlo se encontró con la noticia que su hijo había muerto atropellado por él. El pequeño Ángel era uno de los tres niños que procreó la pareja que vivía en la comunidad de Serrag. (I)

Niño muere tras ser atropellado por accidente

En las afueras del Centro Forense aguardaba una camioneta con el féretro en el que se iba a trasladar el cuerpo del menor.
FOTO: EL TIEMPO

Un niño murió luego de ser atropellado de forma accidental por su padre. El desafortunado hecho ocurrió la tarde del domingo en la comunidad de Serrag, perteneciente a la parroquia Ludo en el cantón Sígsig.

Según el relato de los familiares, que ayer esperaban en las afueras del Centro Forense de Cuenca mientras se le aplicaba la necropsia al niño Ángel Ch. de dos años de edad, el padre del menor lo atropelló al dar de retro el camión que estaba estacionado en el parqueadero de su vivienda.

El progenitor se retiró del lugar sin percatarse de la muerte de su hijo. Minutos más tarde, la madre de la víctima salió de casa y observó que el pequeño yacía en el patio boca abajo. “Estaba como dormido”, dijo entristecida la mujer.

Al tomar al niño e intentar levantarlo se topó con  la infausta novedad que el menor tenía destrozada la cabeza. En ese momento la desesperada madre se comunicó con sus familiares  para intentar llevarlo a una casa de salud en Sígsig pero el niño ya carecía de signos vitales. También trataron de llevarlo hasta Cuenca “pero esto solo fue un acto de desesperación” agregaron los parientes del niño.

Una vez conocido el hecho, al  sitio acudió personal de la Policía Nacional para tomar procedimiento. El padre del infante fue aprehendido y ayer en la tarde se tenía prevista la audiencia de formulación de cargos.

Según la versión de los familiares, el menor murió al instante luego de pasarle una de las llantas sobre la cabeza.

La madre de la víctima indicó que su esposo salió a comprar diesel para unos clientes y que no tardaría en regresar. Al hacerlo se encontró con la noticia que su hijo había muerto atropellado por él. El pequeño Ángel era uno de los tres niños que procreó la pareja que vivía en la comunidad de Serrag. (I)