Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete

Mujer es encontrada maniatada junto su hijo

Madre e hijo fueron encontrados en un costado de la vía Gualaceo-Limón Indanza, sector Uchucay. cortesía Redacción EL TIEMPO [email protected]

La víctima fue abandonada en la vía Gualaceo-Limón Indanza, sector Uchucay. Las investigaciones policiales señalan  que fue sedada con escopolamina para robarle 3.000 dólares que tenía para su negocio.

Con el rostro ensangrentado, atada con cinta de embalaje y junto a su hijo de dos años, fue encontrada Rosa M., de 47 años, en un costado de la vía Gualaceo-Limón Indanza, en el sector conocido como Uchucay.


Ciudadanos que alrededor  de las 06:00 transitaban por el sector auxiliaron a la mujer y a su tierno hijo,  luego fueron trasladados al  Hospital Moreno Vázquez. Danilo Encalada, director de dicha casa de salud, informó que el niño se encontraba sano y que la madre estaba desorientada y fue transferida al hospital Vicente Corral Moscoso, para determinar qué tipo de sustancia le afectó.


Investigación
Iván Chávez, jefe del distrito de Policía de Gualaceo, indicó que inició un proceso investigativo para esclarecer las circunstancias del incidente; señaló que la ciudadana vive en San Joaquín y que es comerciante, manifestó que alrededor de las 22:00 del jueves abordó un taxi, para dirigirse a la Terminal Terrestre de Cuenca y viajar a Loja a comprar mercadería.


El jefe policial señaló que se conoce que cuando llegaba a la Terminal se acercaron varios individuos y desde ese momento no recuerda nada, hasta que a las 06:40 de ayer recuperó la conciencia, cuando era atendida por los médicos.


La Policía maneja la hipótesis de que se trató del ataque de una banda delictiva que aplica a sus víctimas escopolamina, porque luego de sedarle se llevaron 3.000 dólares que tenía para la compra de mercadería. (I)


Los informes médicos señalan que el niño se encuentra sano y que la madre sufrió la pérdida de
la conciencia por efectos de un tóxico.


Agentes de la Policía Judicial revisan imágenes captadas por las cámaras de vigilancia del ECU 911  para identificar
a los delincuentes.

Mujer es encontrada maniatada junto su hijo

Madre e hijo fueron encontrados en un costado de la vía Gualaceo-Limón Indanza, sector Uchucay. cortesía Redacción EL TIEMPO [email protected]

La víctima fue abandonada en la vía Gualaceo-Limón Indanza, sector Uchucay. Las investigaciones policiales señalan  que fue sedada con escopolamina para robarle 3.000 dólares que tenía para su negocio.

Con el rostro ensangrentado, atada con cinta de embalaje y junto a su hijo de dos años, fue encontrada Rosa M., de 47 años, en un costado de la vía Gualaceo-Limón Indanza, en el sector conocido como Uchucay.


Ciudadanos que alrededor  de las 06:00 transitaban por el sector auxiliaron a la mujer y a su tierno hijo,  luego fueron trasladados al  Hospital Moreno Vázquez. Danilo Encalada, director de dicha casa de salud, informó que el niño se encontraba sano y que la madre estaba desorientada y fue transferida al hospital Vicente Corral Moscoso, para determinar qué tipo de sustancia le afectó.


Investigación
Iván Chávez, jefe del distrito de Policía de Gualaceo, indicó que inició un proceso investigativo para esclarecer las circunstancias del incidente; señaló que la ciudadana vive en San Joaquín y que es comerciante, manifestó que alrededor de las 22:00 del jueves abordó un taxi, para dirigirse a la Terminal Terrestre de Cuenca y viajar a Loja a comprar mercadería.


El jefe policial señaló que se conoce que cuando llegaba a la Terminal se acercaron varios individuos y desde ese momento no recuerda nada, hasta que a las 06:40 de ayer recuperó la conciencia, cuando era atendida por los médicos.


La Policía maneja la hipótesis de que se trató del ataque de una banda delictiva que aplica a sus víctimas escopolamina, porque luego de sedarle se llevaron 3.000 dólares que tenía para la compra de mercadería. (I)


Los informes médicos señalan que el niño se encuentra sano y que la madre sufrió la pérdida de
la conciencia por efectos de un tóxico.


Agentes de la Policía Judicial revisan imágenes captadas por las cámaras de vigilancia del ECU 911  para identificar
a los delincuentes.