Joven pierde la vida bajo un auto

Agentes de tránsito en el sitio donde un joven pereció arrollado por un automóvil, cuyo conductor abandonó el lugar.

El accidente ocurrió la madrugada de ayer en el parqueadero de una dristribuidora de gas, situada
en el kilómetro 13 de la Panamericana Norte.


Cristian Moisés Lozada, de 22 años, falleció la madrugada de ayer tras ser arrollado por un automóvil Chevrolet Corsa, en el parqueadero de un local de distribución de gas, situado en el kilómetro 13 de la Panamericana Norte.


El hecho fue registrado a las 03:00 de ayer, cuando llegaron los socorristas solo pudieron comprobar que la víctima se encontraba bajo el vehículo, sin signos vitales.


Anibal Lucio, perito de la Oficina de Investigaciones de Accidentes de Tránsito, OIAT, informó que para recuperar el cuerpo  tuvieron que levantar el vehículo con una grúa, luego el cadáver fue trasladado al Centro Forense, para la necropsia de ley.


Las investigaciones señalan que en el lugar del accidente se encontraron varias botellas de cerveza, se presume que el ahora occiso y el conductor del vehículo estuvieron libando y en un momento dado el compañero puso en marcha el vehículo, sin percatarse que delante estaba recostado su amigo.


Juan Cabrera, agente de tránsito, indicó que el conductor abandonó el lugar y el vehículo fue retenido para las investigaciones. (I)

Joven pierde la vida bajo un auto

Agentes de tránsito en el sitio donde un joven pereció arrollado por un automóvil, cuyo conductor abandonó el lugar.

El accidente ocurrió la madrugada de ayer en el parqueadero de una dristribuidora de gas, situada
en el kilómetro 13 de la Panamericana Norte.


Cristian Moisés Lozada, de 22 años, falleció la madrugada de ayer tras ser arrollado por un automóvil Chevrolet Corsa, en el parqueadero de un local de distribución de gas, situado en el kilómetro 13 de la Panamericana Norte.


El hecho fue registrado a las 03:00 de ayer, cuando llegaron los socorristas solo pudieron comprobar que la víctima se encontraba bajo el vehículo, sin signos vitales.


Anibal Lucio, perito de la Oficina de Investigaciones de Accidentes de Tránsito, OIAT, informó que para recuperar el cuerpo  tuvieron que levantar el vehículo con una grúa, luego el cadáver fue trasladado al Centro Forense, para la necropsia de ley.


Las investigaciones señalan que en el lugar del accidente se encontraron varias botellas de cerveza, se presume que el ahora occiso y el conductor del vehículo estuvieron libando y en un momento dado el compañero puso en marcha el vehículo, sin percatarse que delante estaba recostado su amigo.


Juan Cabrera, agente de tránsito, indicó que el conductor abandonó el lugar y el vehículo fue retenido para las investigaciones. (I)