Más muertes en las cárceles del Ecuador

Dos privados de la libertad fallecieron la tarde de ayer en el Centro de Rehabilitación Social de Guayaquil; uno de ellos recibió disparos y el otro fue agredido con arma blanca.
Personal policial que resguarda la seguridad en las afueras del Centro de Rehabilitación Social de Guayaquil.
FOTO: Cortesía

Dos personas privadas de la libertad fallecieron la tarde de ayer al interior de la Penitenciaría del Litoral, localizada en Guayaquil.

Estos hechos de sangre se dan en medio de la emergencia penitenciara decretada por el Gobierno Central la semana anterior.

Según un informe de la Policía Nacional, ambos ciudadanos que perdieron la vida eran compañeros de celda.

Luis Miguel P. G. recibió dos impactos de bala en la cabeza, mientras que Renzo de Jesús R. L. presentó varias heridas por arma blanca. Este último fue trasladado por una ambulancia hasta el Hospital General Guamo Sur, donde se confirmó su deceso.

El informe señala que el hecho de violencia ocurrió en el pabellón tres de dicha cárcel, pero no se han dado mayores detalles sobre la posible causa del hecho.

Tras conocerse las agresiones, al sitio acudieron unidades de la Policía Nacional para evitar desmanes, además, hasta el sitio arribaron peritos de Criminalística, para el levantamiento del cadáver, y de la Dirección nacional de delitos contra la vida, muertes violentas, extorsión y secuestro, Dinased, para iniciar con la investigaciones.

Además, se sumaron agentes de la Policía Judicial, de la Unidad del Mantenimiento del Orden, UMO y de la Fiscalía.

Cuenca
Mientras tanto, en las inmediaciones del Centro de Rehabilitación Social de Turi de Cuenca, el fin de semana se reforzó la seguridad en las vías de acceso con la presencia de personal militar, esto en el marco del Decreto 741 emitido por el Gobierno central y con el que se determinó el estado de excepción en el sistema penitenciario de todo el país.

Cinco equipos de las Fuerzas Armadas, acantonados en esta ciudad, rotan turnos para cumplir con los operativos de armas, municiones y explosivos.

Uno de los equipos, encabezado por el oficial Cristopher Velasteguí, del grupo de artillería era General Píntag, se apostaron cerca de la cárcel para revisar a los vehículos y a los transeúntes.

Según indica Velasteguí, se mantendrán controles diarios durante los 60 días, tiempo previsto que dure el estado de excepción.
Un total de 20 uniformados de tropa y un oficial conforman cada equipo.

Según el oficial, hace unos días decomisaron una carabina y una pistola calibre nueve milímetros, además de armas blancas y objetos cortopunzantes.

De su parte, Fernando Correa, comandante de la Zona 6 de la Policía Nacional, detalló que a los 250 funcionarios policiales que trabajan dentro de la cárcel, sin contar con los 40 o 50 de la UMO y los agentes penitenciarios, se han sumado dos o tres equipos del Grupo de Operaciones Especiales, GOE, para resguardar la seguridad en los distintos pabellones. (I)

DATOS
-Investigación. Agentes de las unidades especializadas acudieron al lugar de los hechos para recabar información que les ayude a determinar las causas.
-Estado. El Gobierno Nacional decretó al sistema penitenciario en estado de excepción por hechos similares.
-Operaciones. Mientras tanto, en Cuenca, cinco equipos se han destinado para alternar la seguridad en las vías de acceso al centro de rehabilitación de CRS-Turi.

La violencia dentro de las cárceles despertó una alerta

El decreto ejecutivo de emergencia emitido la semana anterior por el Presidente de la República, Lenín Moreno, se dio luego de los enfrentamientos registrados entre grupos de privados de la libertad en distintos centros penitenciarios del país, uno de ellos ocurrido en esta ciudad y que terminó con la muerte de un privado de la libertad y el traslado de otro hasta un centro médico por presentar heridas de arma blanca.

Además, el decreto reveló que en las cárceles hay problemas de seguridad, hacinamiento e infraestructura lo que representaría una inversión emergente que llegaría a los 25 millones de dólares en un primera fase. Con estos recursos se espera incrementar la seguridad se adquirirán nuevos sistemas, entre ellos cámaras y rayos X. (I)

Fabián Campoverde S.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Más muertes en las cárceles del Ecuador

Personal policial que resguarda la seguridad en las afueras del Centro de Rehabilitación Social de Guayaquil.
FOTO: Cortesía

Dos personas privadas de la libertad fallecieron la tarde de ayer al interior de la Penitenciaría del Litoral, localizada en Guayaquil.

Estos hechos de sangre se dan en medio de la emergencia penitenciara decretada por el Gobierno Central la semana anterior.

Según un informe de la Policía Nacional, ambos ciudadanos que perdieron la vida eran compañeros de celda.

Luis Miguel P. G. recibió dos impactos de bala en la cabeza, mientras que Renzo de Jesús R. L. presentó varias heridas por arma blanca. Este último fue trasladado por una ambulancia hasta el Hospital General Guamo Sur, donde se confirmó su deceso.

El informe señala que el hecho de violencia ocurrió en el pabellón tres de dicha cárcel, pero no se han dado mayores detalles sobre la posible causa del hecho.

Tras conocerse las agresiones, al sitio acudieron unidades de la Policía Nacional para evitar desmanes, además, hasta el sitio arribaron peritos de Criminalística, para el levantamiento del cadáver, y de la Dirección nacional de delitos contra la vida, muertes violentas, extorsión y secuestro, Dinased, para iniciar con la investigaciones.

Además, se sumaron agentes de la Policía Judicial, de la Unidad del Mantenimiento del Orden, UMO y de la Fiscalía.

Cuenca
Mientras tanto, en las inmediaciones del Centro de Rehabilitación Social de Turi de Cuenca, el fin de semana se reforzó la seguridad en las vías de acceso con la presencia de personal militar, esto en el marco del Decreto 741 emitido por el Gobierno central y con el que se determinó el estado de excepción en el sistema penitenciario de todo el país.

Cinco equipos de las Fuerzas Armadas, acantonados en esta ciudad, rotan turnos para cumplir con los operativos de armas, municiones y explosivos.

Uno de los equipos, encabezado por el oficial Cristopher Velasteguí, del grupo de artillería era General Píntag, se apostaron cerca de la cárcel para revisar a los vehículos y a los transeúntes.

Según indica Velasteguí, se mantendrán controles diarios durante los 60 días, tiempo previsto que dure el estado de excepción.
Un total de 20 uniformados de tropa y un oficial conforman cada equipo.

Según el oficial, hace unos días decomisaron una carabina y una pistola calibre nueve milímetros, además de armas blancas y objetos cortopunzantes.

De su parte, Fernando Correa, comandante de la Zona 6 de la Policía Nacional, detalló que a los 250 funcionarios policiales que trabajan dentro de la cárcel, sin contar con los 40 o 50 de la UMO y los agentes penitenciarios, se han sumado dos o tres equipos del Grupo de Operaciones Especiales, GOE, para resguardar la seguridad en los distintos pabellones. (I)

DATOS
-Investigación. Agentes de las unidades especializadas acudieron al lugar de los hechos para recabar información que les ayude a determinar las causas.
-Estado. El Gobierno Nacional decretó al sistema penitenciario en estado de excepción por hechos similares.
-Operaciones. Mientras tanto, en Cuenca, cinco equipos se han destinado para alternar la seguridad en las vías de acceso al centro de rehabilitación de CRS-Turi.

La violencia dentro de las cárceles despertó una alerta

El decreto ejecutivo de emergencia emitido la semana anterior por el Presidente de la República, Lenín Moreno, se dio luego de los enfrentamientos registrados entre grupos de privados de la libertad en distintos centros penitenciarios del país, uno de ellos ocurrido en esta ciudad y que terminó con la muerte de un privado de la libertad y el traslado de otro hasta un centro médico por presentar heridas de arma blanca.

Además, el decreto reveló que en las cárceles hay problemas de seguridad, hacinamiento e infraestructura lo que representaría una inversión emergente que llegaría a los 25 millones de dólares en un primera fase. Con estos recursos se espera incrementar la seguridad se adquirirán nuevos sistemas, entre ellos cámaras y rayos X. (I)

Fabián Campoverde S.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.