Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete

Muerte sorprende a tres jóvenes

En la parroquia Octavio Cordero Palacios un joven falleció en una zanja, en la Feria Libre una adolescente murió mientras se bañaba y en Guangarcucho un vuelco cobró una vida.

Tres familias están de luto por la repentina muerte de sus seres queridos, mientras cumplían diferentes actividades.
El más reciente deceso ocurrió alrededor de las 11:00 de ayer, en el sector Virgen de la Nube, de la parroquia Octavio Cordero Palacios, donde un joven de 23 años, pereció sepultado en una zanja.


Compañeros de trabajo, socorristas del Cuerpo de Bomberos y personal de Ministerio de salud Pública se esforzaron por rescatarle con vida, pero comprobaron que una roca y la tierra que cayeron sobre su cuerpo habían acabado con su existencia.


La víctima fue identificada como José Ambuludi, oriundo de la provincia de Loja. Se conoció que estuvo casado desde hace cuatro años y por falta de trabajo en su tierra se vio obligado a emigrar a Cuenca, donde le sorprendió la muerte.


El levantamiento del cadáver fue cumplido por agentes de la Dinased y con presencia del fiscal de turno. Luego el cuerpo fue trasladado al Centro Forense para la necropsia de ley y otros trámites legales.


El bombero Juan Peralta indicó que el accidente laboral se produjo mientras una cuadrilla de trabajadores ejecutaba obras de alcantarillado.
La Fiscalía del Azuay abrió un proceso investigativo para determinar si los trabajos se cumplían con las debidas normas de seguridad y sí los trabajadores tenían las prendas de protección adecuadas para este tipo de trabajos.


Otra muerte accidental se suscitó la noche del miércoles, en una vivienda ubicada en la avenida Carlos Arízaga, sector Feria Libre, donde Angélica Barros, de 16 años, falleció mientras se bañaba.


Las pericias forenses determinaron que la causa del deceso fue por intoxicación aguda provocada por inhalación de tóxicos, presumiblemente, emanados por un calefón de gas.


Para evitar este tipo de desgracias, el Cuerpo de Bomberos recomienda a las familias instalar los calefones en lugares ventilados, preferentemente fuera de las habitaciones.


Vuelco
Un accidente de tránsito registrado a la 01:00 en Guangarcucho, segó la vida de Pablo Andrés Rodas, de 18 años.
Las investigaciones efectuadas por los agentes de tránsito señalan que un automóvil que circulaba por la Panamericana Norte, al ingresar al puente que enlaza con la vía a Jadán, se salió de la vía y cayó al río Cuenca, donde quedó en medio de rocas y con las llantas hacia arriba.


El informe del ECU 911 Austro anota que socorristas del Cuerpo de Bomberos y del IESS rescataron con vida a un joven de 19 años, quien fue trasladado a una casa de salud privada.


Los peritos de la Oficina de Investigaciones de Accidentes de Tránsito investigan la causa del percance para determinar si se trató por falla humana o por algún desperfecto mecánico del vehículo. (I)

Muerte sorprende a tres jóvenes

En la parroquia Octavio Cordero Palacios un joven falleció en una zanja, en la Feria Libre una adolescente murió mientras se bañaba y en Guangarcucho un vuelco cobró una vida.

Tres familias están de luto por la repentina muerte de sus seres queridos, mientras cumplían diferentes actividades.
El más reciente deceso ocurrió alrededor de las 11:00 de ayer, en el sector Virgen de la Nube, de la parroquia Octavio Cordero Palacios, donde un joven de 23 años, pereció sepultado en una zanja.


Compañeros de trabajo, socorristas del Cuerpo de Bomberos y personal de Ministerio de salud Pública se esforzaron por rescatarle con vida, pero comprobaron que una roca y la tierra que cayeron sobre su cuerpo habían acabado con su existencia.


La víctima fue identificada como José Ambuludi, oriundo de la provincia de Loja. Se conoció que estuvo casado desde hace cuatro años y por falta de trabajo en su tierra se vio obligado a emigrar a Cuenca, donde le sorprendió la muerte.


El levantamiento del cadáver fue cumplido por agentes de la Dinased y con presencia del fiscal de turno. Luego el cuerpo fue trasladado al Centro Forense para la necropsia de ley y otros trámites legales.


El bombero Juan Peralta indicó que el accidente laboral se produjo mientras una cuadrilla de trabajadores ejecutaba obras de alcantarillado.
La Fiscalía del Azuay abrió un proceso investigativo para determinar si los trabajos se cumplían con las debidas normas de seguridad y sí los trabajadores tenían las prendas de protección adecuadas para este tipo de trabajos.


Otra muerte accidental se suscitó la noche del miércoles, en una vivienda ubicada en la avenida Carlos Arízaga, sector Feria Libre, donde Angélica Barros, de 16 años, falleció mientras se bañaba.


Las pericias forenses determinaron que la causa del deceso fue por intoxicación aguda provocada por inhalación de tóxicos, presumiblemente, emanados por un calefón de gas.


Para evitar este tipo de desgracias, el Cuerpo de Bomberos recomienda a las familias instalar los calefones en lugares ventilados, preferentemente fuera de las habitaciones.


Vuelco
Un accidente de tránsito registrado a la 01:00 en Guangarcucho, segó la vida de Pablo Andrés Rodas, de 18 años.
Las investigaciones efectuadas por los agentes de tránsito señalan que un automóvil que circulaba por la Panamericana Norte, al ingresar al puente que enlaza con la vía a Jadán, se salió de la vía y cayó al río Cuenca, donde quedó en medio de rocas y con las llantas hacia arriba.


El informe del ECU 911 Austro anota que socorristas del Cuerpo de Bomberos y del IESS rescataron con vida a un joven de 19 años, quien fue trasladado a una casa de salud privada.


Los peritos de la Oficina de Investigaciones de Accidentes de Tránsito investigan la causa del percance para determinar si se trató por falla humana o por algún desperfecto mecánico del vehículo. (I)