Menor ya está con su madre

La Fiscalía del Azuay procesó a cuatro sujetos por el presunto delito de trata de personas con fines de adopción, ellos fueron capturados por el secuestro de un infante en Colombia.

Mientras Sandybell expresaba alegría por volver abrazar su hijo Sebastián —de un año y medio de edad—, por el sótano del Complejo Judicial de Cuenca cuatro sujetos eran llevados esposados por la Policía, a la sala de audiencias para la formulación de cargos, por el delito de trata de personas.


Según los registros policiales, la angustia de la madre de Sebastián, de nacionalidad venezolana, inició el pasado 19 de julio en Cúcuta, Colombia, cuando sujetos que se ganaron su confianza le arrebataron a su hijo. El caso fue puesto en conocimiento de las autoridades colombianas, quienes delegaron a los agentes del Grupo de Acción Unificada para la Libertad Personal,  GAULA, para que resuelvan el caso.


Un trabajo conjunto con la Unidad Antisecuestro y Extorsión de la Policía ecuatoriana permitió localizar a los sujetos que tenían al niño, en un inmueble ubicado en las calles  Curasao y Guantánamo. Tras el allanamiento fueron aprehendidos el australiano George M., de 44 años; y los ecuatorianos Wilson M., de 25 años; Neisa S., de 49; y Alexandra M., de 24 años.


La audiencia de formulación de cargos se cumplió ayer. La Fiscalía del Azuay los procesó por el presunto delito de trata de personas con fines de adopción ilegal.

Los agentes del GAULA indicaron que en Colombia hay otro proceso legal por secuestro en contra de los acusados. El juez dictó la prisión preventiva para tres personas; para Mayra M. dispuso medidas sustitutivas, por tener un niño lactante. (I)

Menor ya está con su madre

Mientras Sandybell expresaba alegría por volver abrazar su hijo Sebastián —de un año y medio de edad—, por el sótano del Complejo Judicial de Cuenca cuatro sujetos eran llevados esposados por la Policía, a la sala de audiencias para la formulación de cargos, por el delito de trata de personas.


Según los registros policiales, la angustia de la madre de Sebastián, de nacionalidad venezolana, inició el pasado 19 de julio en Cúcuta, Colombia, cuando sujetos que se ganaron su confianza le arrebataron a su hijo. El caso fue puesto en conocimiento de las autoridades colombianas, quienes delegaron a los agentes del Grupo de Acción Unificada para la Libertad Personal,  GAULA, para que resuelvan el caso.


Un trabajo conjunto con la Unidad Antisecuestro y Extorsión de la Policía ecuatoriana permitió localizar a los sujetos que tenían al niño, en un inmueble ubicado en las calles  Curasao y Guantánamo. Tras el allanamiento fueron aprehendidos el australiano George M., de 44 años; y los ecuatorianos Wilson M., de 25 años; Neisa S., de 49; y Alexandra M., de 24 años.


La audiencia de formulación de cargos se cumplió ayer. La Fiscalía del Azuay los procesó por el presunto delito de trata de personas con fines de adopción ilegal.

Los agentes del GAULA indicaron que en Colombia hay otro proceso legal por secuestro en contra de los acusados. El juez dictó la prisión preventiva para tres personas; para Mayra M. dispuso medidas sustitutivas, por tener un niño lactante. (I)