Internos escriben nota suicida para ocultar crimen

FOTO: Archivo EL TELÉGRAFO

Un privado de la libertad fue asesinado dentro del centro de Rehabilitación Social de Varones en Guayaquil y sus victimarios dejaron una nota suicida.

Los internos que participaron en el crimen dejaron una carta sobre el cuerpo de la víctima en la que escribieron: "me mato como un guerrero no como sapo. Lagarto hasta el fin".

El hecho ocurrido el pasado 15 de febrero de 2020 fue grabado por otros prisioneros. En la secuencia de imágenes se ve el rostro de los implicados.

El privado de la libertad fue identificado como Luis Carlos Cabrera Romo, de 35 años, quien había sido apresado un día antes con una boleta de captura por una muerte violenta.

La madre del privado de la libertad recibió horas antes una llamada en la que se le exigía dinero para no atentar contra la vida de su hijo. Además le enviaban fotos de su vástago golpeado. La progenitora fue al recinto carcelario para advertir del hecho y pedir ayuda.

Un interno que había ingresado el mismo día que Luis a la cárcel le manifestó a los agentes que lo recibió un individuo que se identificó como de la banda de "Los Choneros".

"La primera hipótesis que se manejaba era un suicidio, pero por la forma como se encontró el cuerpo esta se descartó. Con el protocolo de autopsia se determinó que la muerte no era asfixia no era por suspensión, sino provocada", informó Víctor Aráus, comandante de policía de la Zona 8, por Guayaquil, Durán y Samborondón.

El oficial agregó que ahora se investigan los motivos del crimen y cuestionó que los internos cuenten con celulares y facilidades tecnológicas para enviar videos, en este caso, como demostrando que se cumplió con un objetivo.

Aráus también informó de otro asesinato ocurrido frente al Centro de Privación de Libertad Zonal 8. Un ciudadano que trabajaba en el área de farmacia de ese recinto penitenciario, en el Km. 17.5 de la vía a Daule, fue baleado. "La víctima tenía doble identidad y por eso fue complicado identificarla", manifestó el comandante.

El ciudadano salió de la cárcel y cruzó la vía para ir a una tienda y retirar las pertenencias que había dejado encargadas fue baleado por un hombre que llegó a pie y escapó corriendo.

"Uno de los objetivos de la Policía es evitar la violencia que se puede generar desde el interior de las cárceles", destacó Aráus. (I)

Internos escriben nota suicida para ocultar crimen

FOTO: Archivo EL TELÉGRAFO

Un privado de la libertad fue asesinado dentro del centro de Rehabilitación Social de Varones en Guayaquil y sus victimarios dejaron una nota suicida.

Los internos que participaron en el crimen dejaron una carta sobre el cuerpo de la víctima en la que escribieron: "me mato como un guerrero no como sapo. Lagarto hasta el fin".

El hecho ocurrido el pasado 15 de febrero de 2020 fue grabado por otros prisioneros. En la secuencia de imágenes se ve el rostro de los implicados.

El privado de la libertad fue identificado como Luis Carlos Cabrera Romo, de 35 años, quien había sido apresado un día antes con una boleta de captura por una muerte violenta.

La madre del privado de la libertad recibió horas antes una llamada en la que se le exigía dinero para no atentar contra la vida de su hijo. Además le enviaban fotos de su vástago golpeado. La progenitora fue al recinto carcelario para advertir del hecho y pedir ayuda.

Un interno que había ingresado el mismo día que Luis a la cárcel le manifestó a los agentes que lo recibió un individuo que se identificó como de la banda de "Los Choneros".

"La primera hipótesis que se manejaba era un suicidio, pero por la forma como se encontró el cuerpo esta se descartó. Con el protocolo de autopsia se determinó que la muerte no era asfixia no era por suspensión, sino provocada", informó Víctor Aráus, comandante de policía de la Zona 8, por Guayaquil, Durán y Samborondón.

El oficial agregó que ahora se investigan los motivos del crimen y cuestionó que los internos cuenten con celulares y facilidades tecnológicas para enviar videos, en este caso, como demostrando que se cumplió con un objetivo.

Aráus también informó de otro asesinato ocurrido frente al Centro de Privación de Libertad Zonal 8. Un ciudadano que trabajaba en el área de farmacia de ese recinto penitenciario, en el Km. 17.5 de la vía a Daule, fue baleado. "La víctima tenía doble identidad y por eso fue complicado identificarla", manifestó el comandante.

El ciudadano salió de la cárcel y cruzó la vía para ir a una tienda y retirar las pertenencias que había dejado encargadas fue baleado por un hombre que llegó a pie y escapó corriendo.

"Uno de los objetivos de la Policía es evitar la violencia que se puede generar desde el interior de las cárceles", destacó Aráus. (I)