Hombre muere cuando era tratado por curanderos

Luego de la necropsia, el cadáver fue retirado del Centro Forense y trasladado a la comunidad Manta Real.
FOTO: Armando Suquisupa EL TIEMPO

El hecho ocurrió en una vivienda en Misicata. Los familiares de la víctima presumen que los sanadores le dieron brebajes que complicaron su estado de salud y acabaron con su existencia; piden investigar el caso.

Los familiares de Luis Alberto Domínguez, de 57 años, piden a las autoridades investigar las circunstancias de su muerte ocurrida cuando se trataba con un grupo de curanderos.

Los allegados contaron que Luis Alberto vivía en la comunidad Manta Real, del cantón La Troncal, provincia del Cañar, y por dolencias derivadas por el consumo de bebidas alcohólicas decidieron llevarle a unos curanderos que atendían en un inmueble ubicado en Misicata, del cantón Cuenca.

Narraron que arribaron la noche del domingo, pero al día siguiente los curanderos les informaron que había fallecido.

Los familiares afirmaron que cuando la Policía acudió al levantamiento del cadáver los curanderos habían huido, razón por la cual presumen, que lo administraron algún brebaje inadecuado que terminó con su vida.

Caso
Un caso similar ocurrió el pasado 13 de marzo en una vivienda en Balzay Bajo donde María Juana Fernández, de 39 años, oriunda la comunidad Ludo, de Sígsig, perdió la vida mientras un curandero aplicaba rituales de sanación. (I)

Hombre muere cuando era tratado por curanderos

Luego de la necropsia, el cadáver fue retirado del Centro Forense y trasladado a la comunidad Manta Real.
FOTO: Armando Suquisupa EL TIEMPO

El hecho ocurrió en una vivienda en Misicata. Los familiares de la víctima presumen que los sanadores le dieron brebajes que complicaron su estado de salud y acabaron con su existencia; piden investigar el caso.

Los familiares de Luis Alberto Domínguez, de 57 años, piden a las autoridades investigar las circunstancias de su muerte ocurrida cuando se trataba con un grupo de curanderos.

Los allegados contaron que Luis Alberto vivía en la comunidad Manta Real, del cantón La Troncal, provincia del Cañar, y por dolencias derivadas por el consumo de bebidas alcohólicas decidieron llevarle a unos curanderos que atendían en un inmueble ubicado en Misicata, del cantón Cuenca.

Narraron que arribaron la noche del domingo, pero al día siguiente los curanderos les informaron que había fallecido.

Los familiares afirmaron que cuando la Policía acudió al levantamiento del cadáver los curanderos habían huido, razón por la cual presumen, que lo administraron algún brebaje inadecuado que terminó con su vida.

Caso
Un caso similar ocurrió el pasado 13 de marzo en una vivienda en Balzay Bajo donde María Juana Fernández, de 39 años, oriunda la comunidad Ludo, de Sígsig, perdió la vida mientras un curandero aplicaba rituales de sanación. (I)