Hallan cadáver de emigrante

Las autoridades mexicanas informaron que fue encontrado el cuerpo sin vida de la ecuatoriana Miryan Paguay Mejía, oriunda de la provincia de Chimborazo. cortesía

El último cuerpo localizado es el de Miryan Paguay Mejía, oriunda de Chimborazo, que estaba debajo de los puentes internacionales de Nuevo Laredo y Laredo, en el río Bravo.


La Cancillería ecuatoriana informó que colabora con México para determinar si los dos cadáveres hallados en Nuevo Laredo corresponden a compatriotas desaparecidos en la frontera.


El último cuerpo encontrado es de la ecuatoriana Miryan Paguay Mejía, de 21 años, oriunda de Chimborazo, que fue localizado debajo de los puentes internacionales de Nuevo Laredo y Laredo, en el río Bravo, en la frontera de México y Estados Unidos.


Medios de prensa internacionales informaron que personal de rescate acuático, del Cuerpo de Bomberos de Laredo fue alertado por pescadores sobre el hallazgo de un cuerpo.


Lino Sosa Gutiérrez, coordinador del personal de rescate informó que el cadáver presentaba avanzado estado de descomposición, por lo que los investigadores presumen que la ecuatoriana habría fallecido hace tres semanas. Agentes de la Policía Investigadora llegaron hasta el lugar para dar fe de los hechos.


Trámites
Para determinar la identificación, fuentes de la Cancillería señalaron que se trata de procesos que “toman tiempo, pues se requieren pruebas biométricas e inclusive genéticas”.


Según el Ministerio de Exteriores, delegados consulares mantuvieron contacto con el Instituto Nacional de Migración en Nuevo Laredo, que funciona como enlace entre las casas de migrantes y la autoridad estadounidense.


A mediados de abril se reportó la desaparición de 12 emigrantes ecuatorianos en la frontera entre México y Estados Unidos, de los cuales siete fueron identificados. (I)

Hallan cadáver de emigrante

Las autoridades mexicanas informaron que fue encontrado el cuerpo sin vida de la ecuatoriana Miryan Paguay Mejía, oriunda de la provincia de Chimborazo. cortesía

El último cuerpo localizado es el de Miryan Paguay Mejía, oriunda de Chimborazo, que estaba debajo de los puentes internacionales de Nuevo Laredo y Laredo, en el río Bravo.


La Cancillería ecuatoriana informó que colabora con México para determinar si los dos cadáveres hallados en Nuevo Laredo corresponden a compatriotas desaparecidos en la frontera.


El último cuerpo encontrado es de la ecuatoriana Miryan Paguay Mejía, de 21 años, oriunda de Chimborazo, que fue localizado debajo de los puentes internacionales de Nuevo Laredo y Laredo, en el río Bravo, en la frontera de México y Estados Unidos.


Medios de prensa internacionales informaron que personal de rescate acuático, del Cuerpo de Bomberos de Laredo fue alertado por pescadores sobre el hallazgo de un cuerpo.


Lino Sosa Gutiérrez, coordinador del personal de rescate informó que el cadáver presentaba avanzado estado de descomposición, por lo que los investigadores presumen que la ecuatoriana habría fallecido hace tres semanas. Agentes de la Policía Investigadora llegaron hasta el lugar para dar fe de los hechos.


Trámites
Para determinar la identificación, fuentes de la Cancillería señalaron que se trata de procesos que “toman tiempo, pues se requieren pruebas biométricas e inclusive genéticas”.


Según el Ministerio de Exteriores, delegados consulares mantuvieron contacto con el Instituto Nacional de Migración en Nuevo Laredo, que funciona como enlace entre las casas de migrantes y la autoridad estadounidense.


A mediados de abril se reportó la desaparición de 12 emigrantes ecuatorianos en la frontera entre México y Estados Unidos, de los cuales siete fueron identificados. (I)