Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete

Fuego arrasa extensos bosques

Bomberos combaten el incendio que consume la vegetación en el cantón Quilanga, provincia de Loja.
FOTO: Cortesía

En Azuay está activa una quema en La Paz, del cantón Nabón, y en la provincia de Loja está en emergencia el cantón Quilanga por un incendio forestal de grandes proporciones.

Suman por miles las hectáreas de vegetación arrasadas por la serie de incendios forestales que se registran en varias provincias de la serranía ecuatoriana.

Los últimos reportes del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias detallan que, en lo que va del presente año, en la provincia del Azuay fueron destruidas 249,32 hectáreas de bosques, sin contar con el incendio forestal registrado en Pucará donde personal del Ministerio del Ambiente realiza una inspección para determinar el área afectada.

Tampoco está contabilizada la extensión afectada en el caserío La Paz, del cantón Nabón, por un incendio que está activo desde hace dos semanas.

Los bomberos calculan que con estas dos últimas quemas se duplicaría el área destruida en el Azuay.

Paulina Padrón, coordinadora zonal 6 del SNGRE, indicó que el 2018 está considerado el año más crítico en materia de incendios forestales, porque a nivel nacional se incrementó en un 123 por ciento la incidencia; fue el Azuay la segunda provincia más afectada con un total de 4.391 hectáreas de vegetación afectada entre pajonales y bosques nativos de las zonas.

Emergencia
El cantón Quilanga, de la provincia de Loja, está en emergencia debido a un incendio de grandes proporciones que se desató el 5 de septiembre y hasta la fecha sigue propagándose por los sectores Santa Rosa, Plaza del Inca, El Sauce y Quebrada Collingora.

El Comité de Operaciones de Emergencia cantonal de Quilanga informó ayer que en las labores de combate del fuego participan 300 bomberos de las provincias de Loja, Azuay y Zamora Chinchipe, a ellos se suman contingentes de las Fuerzas Armadas, Policía Nacional y comuneros.

Según los datos recopilados hasta el 6 de septiembre por el SNGRE, a nivel nacional van 6.568 hectáreas destruidas por el fuego. Las provincias más afectadas son Pichincha con 1.180 hectáreas quemadas, Imbabura 1.008, hectáreas y Loja con 1.606 hectáreas consumidas por las llamas.

Dichas cifras tiende a incrementarse día a día porque algunas quemas siguen activas. (I)

Armando Suquisupa
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fuego arrasa extensos bosques

Bomberos combaten el incendio que consume la vegetación en el cantón Quilanga, provincia de Loja.
FOTO: Cortesía

En Azuay está activa una quema en La Paz, del cantón Nabón, y en la provincia de Loja está en emergencia el cantón Quilanga por un incendio forestal de grandes proporciones.

Suman por miles las hectáreas de vegetación arrasadas por la serie de incendios forestales que se registran en varias provincias de la serranía ecuatoriana.

Los últimos reportes del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias detallan que, en lo que va del presente año, en la provincia del Azuay fueron destruidas 249,32 hectáreas de bosques, sin contar con el incendio forestal registrado en Pucará donde personal del Ministerio del Ambiente realiza una inspección para determinar el área afectada.

Tampoco está contabilizada la extensión afectada en el caserío La Paz, del cantón Nabón, por un incendio que está activo desde hace dos semanas.

Los bomberos calculan que con estas dos últimas quemas se duplicaría el área destruida en el Azuay.

Paulina Padrón, coordinadora zonal 6 del SNGRE, indicó que el 2018 está considerado el año más crítico en materia de incendios forestales, porque a nivel nacional se incrementó en un 123 por ciento la incidencia; fue el Azuay la segunda provincia más afectada con un total de 4.391 hectáreas de vegetación afectada entre pajonales y bosques nativos de las zonas.

Emergencia
El cantón Quilanga, de la provincia de Loja, está en emergencia debido a un incendio de grandes proporciones que se desató el 5 de septiembre y hasta la fecha sigue propagándose por los sectores Santa Rosa, Plaza del Inca, El Sauce y Quebrada Collingora.

El Comité de Operaciones de Emergencia cantonal de Quilanga informó ayer que en las labores de combate del fuego participan 300 bomberos de las provincias de Loja, Azuay y Zamora Chinchipe, a ellos se suman contingentes de las Fuerzas Armadas, Policía Nacional y comuneros.

Según los datos recopilados hasta el 6 de septiembre por el SNGRE, a nivel nacional van 6.568 hectáreas destruidas por el fuego. Las provincias más afectadas son Pichincha con 1.180 hectáreas quemadas, Imbabura 1.008, hectáreas y Loja con 1.606 hectáreas consumidas por las llamas.

Dichas cifras tiende a incrementarse día a día porque algunas quemas siguen activas. (I)

Armando Suquisupa
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.