Familia de reos piden justicia

Familiares de Pedro Alejandro Neira retiran el cadáver del Centro Forense para trasladarlo al cantón azuayo Camilo Ponce Enríquez.

Los cuerpos de los seis privados de la libertad que fueron ahorcados en las celdas del Centro de Rehabilitación Social CRS-Turi ayer fueron llevados a sus ciudades de origen.

Sentada sobre una piedra a un costado de la polvorienta avenida General Escandón y frente al Centro Forense, Lisseth Chalén esperaba que culmine la necropsia para retirar el cadáver de su esposo Darío Macías, quien es uno de los seis reclusos que fue ahorcado en el Centro de rehabilitación Social, CRS-Turi.

Con voz entrecortada recordó que a las 08:00 del pasado jueves habló con su esposo que se encontraba en el pabellón de mínima seguridad, pero horas más tarde recibió otra llamada para comunicarle que su pareja fue hallada muerta en una celda del pabellón ‘Renacimiento’, de mínima seguridad.

Entre sollozos recordó que su esposo esperaba ansioso que llegue mayo para recuperar su libertad, luego de cumplir una pena de 10 años de reclusión, por lo que está segura que lo ahorcaron pandillas que quieren tener el control de la cárcel.

Pedido
Chalén pide a la Fiscalía y a las autoridades penitenciarias que se investiguen hasta dar con los autores de los hechos que evidenciaron que el centro carcelario se vive en un ambiente de violencia.

El pedido de Chalén coincide con el de los familiares de Pedro Alejandro Neira, oriundo del cantón Ponce Enríquez; Carlos Cagua, de Guayaquil; Adilson Loor, de Santo Domingo de los Colorados; y del guayaquileño Estalin Zambrano.

Luego del mediodía, los cadáveres fueron llevados en camionetas y carrozas fúnebres a sus respectivas ciudades de origen.

En el Centro Forense quedó el cadáver de Jorge T., debido a que no llegaban los familiares para retirar el cuerpo.

En el informe emitido por el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad, en su último párrafo anota que Ana María Belén, directora del CRS-Turi, mantiene diálogos permanentes con los líderes de los diferentes pabellones con el fin de conocer las causas que motivaron estos acontecimientos. (I)

Armando Suquisupa
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Familia de reos piden justicia

Familiares de Pedro Alejandro Neira retiran el cadáver del Centro Forense para trasladarlo al cantón azuayo Camilo Ponce Enríquez.

Los cuerpos de los seis privados de la libertad que fueron ahorcados en las celdas del Centro de Rehabilitación Social CRS-Turi ayer fueron llevados a sus ciudades de origen.

Sentada sobre una piedra a un costado de la polvorienta avenida General Escandón y frente al Centro Forense, Lisseth Chalén esperaba que culmine la necropsia para retirar el cadáver de su esposo Darío Macías, quien es uno de los seis reclusos que fue ahorcado en el Centro de rehabilitación Social, CRS-Turi.

Con voz entrecortada recordó que a las 08:00 del pasado jueves habló con su esposo que se encontraba en el pabellón de mínima seguridad, pero horas más tarde recibió otra llamada para comunicarle que su pareja fue hallada muerta en una celda del pabellón ‘Renacimiento’, de mínima seguridad.

Entre sollozos recordó que su esposo esperaba ansioso que llegue mayo para recuperar su libertad, luego de cumplir una pena de 10 años de reclusión, por lo que está segura que lo ahorcaron pandillas que quieren tener el control de la cárcel.

Pedido
Chalén pide a la Fiscalía y a las autoridades penitenciarias que se investiguen hasta dar con los autores de los hechos que evidenciaron que el centro carcelario se vive en un ambiente de violencia.

El pedido de Chalén coincide con el de los familiares de Pedro Alejandro Neira, oriundo del cantón Ponce Enríquez; Carlos Cagua, de Guayaquil; Adilson Loor, de Santo Domingo de los Colorados; y del guayaquileño Estalin Zambrano.

Luego del mediodía, los cadáveres fueron llevados en camionetas y carrozas fúnebres a sus respectivas ciudades de origen.

En el Centro Forense quedó el cadáver de Jorge T., debido a que no llegaban los familiares para retirar el cuerpo.

En el informe emitido por el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad, en su último párrafo anota que Ana María Belén, directora del CRS-Turi, mantiene diálogos permanentes con los líderes de los diferentes pabellones con el fin de conocer las causas que motivaron estos acontecimientos. (I)

Armando Suquisupa
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.