Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete

El Proceso Abreviado abre un debate legal

Ciudadano detenido el pasado fin de semana por presunto microtráfico, y que registra 56 detenciones, fue trasladado hasta la Unidad de Antinarcóticos.

El fin de semana reciente dos personas fueron detenidas por distintos delitos, ellos registran 20 y 56 detenciones. Esto ha generado un debate sobre el beneficio del denominado ‘Proceso Abreviado’.

El pasado fin de semana dos ciudadanos fueron capturados por diferentes delitos, uno por robo y el otro por presunto microtráfico. El primero registra 20 antecedentes penales, incluida una pena privativa de la libertad recién cumplida, y el segundo 56 antecedentes.

En este contexto, hay quienes critican la figura del ‘Proceso Abreviado’, garantizado en el artículo 634 del Código Orgánico Integral Penal, COIP, y al que se supeditan ciertos acusados, siempre y cuando la pena por el delito no supere los 10 años de prisión, entre otros cinco requisitos.

Las cinco condiciones restantes para que se aplique el proceso: que la propuesta de la o el fiscal podrá presentarse desde la audiencia de formulación de cargos hasta la audiencia de evaluación y preparatoria de juicio; que la persona procesada deberá consentir expresamente tanto la aplicación de este procedimiento como la admisión del hecho que se le atribuye; que la o el defensor público o privado acreditará que la persona procesada haya prestado su consentimiento libremente, sin violación a sus derechos constitucionales; también señaló que la existencia de varias personas procesadas no impedirá la aplicación de las reglas del procedimiento abreviado, y que, finalmente, en ningún caso la pena por aplicar podrá ser superior o más grave a la sugerida por la o el fiscal.

De su parte, Mario Castro, jefe de la Subzona de la Policía Nacional, se mostró preocupado por este particular al señalar que dos de las tres personas implicadas en delitos y capturadas los agentes policiales, es decir al menos el 60 por ciento, son reincidentes.

Según el oficial, el ‘Proceso Abreviado’ facilita que los delitos sean recurrentes pues les permite salir en poco tiempo de prisión.

Leonardo Amoroso, fiscal provincial del Azuay, detalló que a dicha alternativa procesal se vincula una serie de principios de economía procesal, simplificación, uniformidad, eficacia, inmediación y celeridad, elementos garantizados en el artículo 165 de la Constitución de la República.

Según Amoroso, una vez cumplidos con lo requisitos exigidos en el 634 del COIP, el juez de garantías penales o constitucionales podrá tomar una resolución. Pero “el procesado no queda en libertad, eso que quede claro” agregó Amoroso, quien asegura que muchas de las veces no se entiende el ‘Proceso Abreviado’.

Además, recordó que el COIP no especifica que los agravantes, como antecedentes penales, sean vinculantes al momento de acogerse al ‘Proceso Abreviado’, eso significa, que a diferencia del Código Penal anterior en el que se especificaba que los agravantes eran determinantes, en el actual COIP, no. En definitiva, que el acusado recibe una pena “inferior sí, pero sentencia al final”.

El catedrático universitario Geovanni Sacasari, reconoce que si bien el ‘Proceso Abreviado’ es una forma de garantizar el debido proceso al que se puede acoger el imputado. Para él, con esto se evita el ingreso indiscriminado de personas a las en la cárceles, se evita inversión en fiscales, jueces, defensores públicos “y eso positivo”. Sin embargo, cree que debe reveerse a los reincidentes y solo considerar el ‘Proceso Abreviado’ para aquellos que infringieron en un delito por primera vez. “Es necesario establecer excepciones”. (I)

Fabián Campoverde S.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El Proceso Abreviado abre un debate legal

Ciudadano detenido el pasado fin de semana por presunto microtráfico, y que registra 56 detenciones, fue trasladado hasta la Unidad de Antinarcóticos.

El fin de semana reciente dos personas fueron detenidas por distintos delitos, ellos registran 20 y 56 detenciones. Esto ha generado un debate sobre el beneficio del denominado ‘Proceso Abreviado’.

El pasado fin de semana dos ciudadanos fueron capturados por diferentes delitos, uno por robo y el otro por presunto microtráfico. El primero registra 20 antecedentes penales, incluida una pena privativa de la libertad recién cumplida, y el segundo 56 antecedentes.

En este contexto, hay quienes critican la figura del ‘Proceso Abreviado’, garantizado en el artículo 634 del Código Orgánico Integral Penal, COIP, y al que se supeditan ciertos acusados, siempre y cuando la pena por el delito no supere los 10 años de prisión, entre otros cinco requisitos.

Las cinco condiciones restantes para que se aplique el proceso: que la propuesta de la o el fiscal podrá presentarse desde la audiencia de formulación de cargos hasta la audiencia de evaluación y preparatoria de juicio; que la persona procesada deberá consentir expresamente tanto la aplicación de este procedimiento como la admisión del hecho que se le atribuye; que la o el defensor público o privado acreditará que la persona procesada haya prestado su consentimiento libremente, sin violación a sus derechos constitucionales; también señaló que la existencia de varias personas procesadas no impedirá la aplicación de las reglas del procedimiento abreviado, y que, finalmente, en ningún caso la pena por aplicar podrá ser superior o más grave a la sugerida por la o el fiscal.

De su parte, Mario Castro, jefe de la Subzona de la Policía Nacional, se mostró preocupado por este particular al señalar que dos de las tres personas implicadas en delitos y capturadas los agentes policiales, es decir al menos el 60 por ciento, son reincidentes.

Según el oficial, el ‘Proceso Abreviado’ facilita que los delitos sean recurrentes pues les permite salir en poco tiempo de prisión.

Leonardo Amoroso, fiscal provincial del Azuay, detalló que a dicha alternativa procesal se vincula una serie de principios de economía procesal, simplificación, uniformidad, eficacia, inmediación y celeridad, elementos garantizados en el artículo 165 de la Constitución de la República.

Según Amoroso, una vez cumplidos con lo requisitos exigidos en el 634 del COIP, el juez de garantías penales o constitucionales podrá tomar una resolución. Pero “el procesado no queda en libertad, eso que quede claro” agregó Amoroso, quien asegura que muchas de las veces no se entiende el ‘Proceso Abreviado’.

Además, recordó que el COIP no especifica que los agravantes, como antecedentes penales, sean vinculantes al momento de acogerse al ‘Proceso Abreviado’, eso significa, que a diferencia del Código Penal anterior en el que se especificaba que los agravantes eran determinantes, en el actual COIP, no. En definitiva, que el acusado recibe una pena “inferior sí, pero sentencia al final”.

El catedrático universitario Geovanni Sacasari, reconoce que si bien el ‘Proceso Abreviado’ es una forma de garantizar el debido proceso al que se puede acoger el imputado. Para él, con esto se evita el ingreso indiscriminado de personas a las en la cárceles, se evita inversión en fiscales, jueces, defensores públicos “y eso positivo”. Sin embargo, cree que debe reveerse a los reincidentes y solo considerar el ‘Proceso Abreviado’ para aquellos que infringieron en un delito por primera vez. “Es necesario establecer excepciones”. (I)

Fabián Campoverde S.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.