En cenizas ‘mercado de pulgas’

Foto cortesía.

El incendio dejó sin la fuente de trabajo a 46 familias que se dedican a la compra y venta de ropa, muebles, electrodomésticos y una gran variedad de objetos de segunda mano.


Planchas de zinc deformadas, hierros retorcidos entre la ceniza de lo que fue ropa, muebles y de otros enseres de segunda mano, es lo que quedó del ‘mercado de pulgas’ que había en un solar ubicado en la calle Adolfo Torres, sector del mercado Veintisiete de Febrero.


De acuerdo a las primeras investigaciones efectuadas la mañana de ayer por la Policía Judicial y el Cuerpo de Bomberos, el fuego se originó en la parte posterior del local, presumen, por una ‘llama abierta’, que según explicación del técnico Carlos Chaca, se produce por la combustión de un elemento inflamable. Descartó que sea por un cortocircuito.


Técnicos de la Dirección de Gestión de Riesgos inspeccionaron el lugar del siniestro para evaluar los daños y canalizar algún tipo de ayuda a los damnificados.

Pérdidas
Betty Ordóñez, una de las damnificadas, manifestó que el solar es subarrendado por 46 personas que se dedican a vender cosas usadas los días sábados y domingos. Calcula que en cada puesto había mercadería valorada entre 1.000 y 1.500 dólares.
La emergencia se presentó a las 21:00 del miércoles cuando las lenguas de fuego sobrepasaban los techos de los edificios aledaños y la llamarada era vista desde diferentes sectores de la ciudad.


Los socorristas confirmaron que durante el incendio brindaron asistencia prehospitalaria a personas que sufrieron crisis emocionales al ver que su fuente de trabajo y sustento se reducía a cenizas. (I)

En cenizas ‘mercado de pulgas’

Foto cortesía.

El incendio dejó sin la fuente de trabajo a 46 familias que se dedican a la compra y venta de ropa, muebles, electrodomésticos y una gran variedad de objetos de segunda mano.


Planchas de zinc deformadas, hierros retorcidos entre la ceniza de lo que fue ropa, muebles y de otros enseres de segunda mano, es lo que quedó del ‘mercado de pulgas’ que había en un solar ubicado en la calle Adolfo Torres, sector del mercado Veintisiete de Febrero.


De acuerdo a las primeras investigaciones efectuadas la mañana de ayer por la Policía Judicial y el Cuerpo de Bomberos, el fuego se originó en la parte posterior del local, presumen, por una ‘llama abierta’, que según explicación del técnico Carlos Chaca, se produce por la combustión de un elemento inflamable. Descartó que sea por un cortocircuito.


Técnicos de la Dirección de Gestión de Riesgos inspeccionaron el lugar del siniestro para evaluar los daños y canalizar algún tipo de ayuda a los damnificados.

Pérdidas
Betty Ordóñez, una de las damnificadas, manifestó que el solar es subarrendado por 46 personas que se dedican a vender cosas usadas los días sábados y domingos. Calcula que en cada puesto había mercadería valorada entre 1.000 y 1.500 dólares.
La emergencia se presentó a las 21:00 del miércoles cuando las lenguas de fuego sobrepasaban los techos de los edificios aledaños y la llamarada era vista desde diferentes sectores de la ciudad.


Los socorristas confirmaron que durante el incendio brindaron asistencia prehospitalaria a personas que sufrieron crisis emocionales al ver que su fuente de trabajo y sustento se reducía a cenizas. (I)