Boletín Que gara
Qué gara

Ahora puedes suscribirte a nuestro Nuevo boletín semanal

Suscríbete

Relativa calma en el CRS-Turi

FOTO: Armando Suquisupa El Tiempo

Las actividades en el centro carcelario ayer se cumplieron con normalidad, mientras que en la Penitenciaría del Litoral siete reos fueron procesados por asesinato.

Luego de la quema de colchones y amenazas de huelga de hambre, en el Centro de Rehabilitación Social, de Turi, y de los disturbios en la Penitenciaría del Litoral, ayer las actividades se desarrollaron en relativa calma.

Fuentes policiales informaron que en el CRS-Turi volvió la calma luego de diálogos entre las autoridades penitenciarias y los reclusos; además, indicaron que como medida de seguridad se limitó a cinco el número de reos para el uso del patio y en diferentes horarios, con la finalidad de poder controlar el orden, en caso de que alguien quiera protagonizar hechos violentos.

Las visitas, igualmente, se cumplieron con normalidad, para ello los militares se mantienen en el primer filtro de ingreso al centro carcelario.

Investigaciones
Sobre los disturbios ocurridos la tarde del martes en la Penitenciaría del Litoral, la Fiscalía del Guayas informó que ayer fueron procesados siete privados de la libertad, por su presunta participación en el asesinato del interno William Humberto Poveda, alias ‘Cubano’.

El fiscal Víctor González informó a la prensa que el crimen se dio en la celda de alias ‘Cubano’, ubicada en el tercer piso del pabellón de máxima seguridad. Ahí encontraron 13 casquillos y una pistola nueve milímetros, pero no hallaron el machete que fue utilizado para decapitar a la víctima que fue lanzada desde un tercer piso hasta el patio, donde le quemaron. Según las imágenes de videos que se viralizaron en las redes sociales, la cabeza fue utilizada como balón de fútbol.

Las investigaciones señalan que varios reos sometieron con armas de fuego a los policías de la Unidad de Contingencia Penitenciario, luego cruzaron al pabellón de máxima seguridad especial donde sorprendieron a los comandos del Grupo de Intervención y Rescate, GIR, quienes solo tienen toletes y les quitaron los chalecos antibalas para ponérselos ellos.

Edmundo Moncayo, director del Sistema Penitenciario del país, confirmó que los presos tuvieron como rehenes a los uniformados y que negociaron para liberarlos. (I)

Armando Suquisupa
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Relativa calma en el CRS-Turi

FOTO: Armando Suquisupa El Tiempo

Las actividades en el centro carcelario ayer se cumplieron con normalidad, mientras que en la Penitenciaría del Litoral siete reos fueron procesados por asesinato.

Luego de la quema de colchones y amenazas de huelga de hambre, en el Centro de Rehabilitación Social, de Turi, y de los disturbios en la Penitenciaría del Litoral, ayer las actividades se desarrollaron en relativa calma.

Fuentes policiales informaron que en el CRS-Turi volvió la calma luego de diálogos entre las autoridades penitenciarias y los reclusos; además, indicaron que como medida de seguridad se limitó a cinco el número de reos para el uso del patio y en diferentes horarios, con la finalidad de poder controlar el orden, en caso de que alguien quiera protagonizar hechos violentos.

Las visitas, igualmente, se cumplieron con normalidad, para ello los militares se mantienen en el primer filtro de ingreso al centro carcelario.

Investigaciones
Sobre los disturbios ocurridos la tarde del martes en la Penitenciaría del Litoral, la Fiscalía del Guayas informó que ayer fueron procesados siete privados de la libertad, por su presunta participación en el asesinato del interno William Humberto Poveda, alias ‘Cubano’.

El fiscal Víctor González informó a la prensa que el crimen se dio en la celda de alias ‘Cubano’, ubicada en el tercer piso del pabellón de máxima seguridad. Ahí encontraron 13 casquillos y una pistola nueve milímetros, pero no hallaron el machete que fue utilizado para decapitar a la víctima que fue lanzada desde un tercer piso hasta el patio, donde le quemaron. Según las imágenes de videos que se viralizaron en las redes sociales, la cabeza fue utilizada como balón de fútbol.

Las investigaciones señalan que varios reos sometieron con armas de fuego a los policías de la Unidad de Contingencia Penitenciario, luego cruzaron al pabellón de máxima seguridad especial donde sorprendieron a los comandos del Grupo de Intervención y Rescate, GIR, quienes solo tienen toletes y les quitaron los chalecos antibalas para ponérselos ellos.

Edmundo Moncayo, director del Sistema Penitenciario del país, confirmó que los presos tuvieron como rehenes a los uniformados y que negociaron para liberarlos. (I)

Armando Suquisupa
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.