Detienen a presunto homicida de adolescente

La madrugada de ayer, el adolescente Luis Marcelo Morocho Morocho, de 14 años, fue hallado sin vida por su abuelo en el interior de su vivienda, en el caserío de Pucallpa, perteneciente a la comunidad de Zhiña, del cantón Nabón.
El levantamiento del cadáver se efectuó cerca de las 10:00, en la comunidad de Pucallpa, en Nabón. EL TIEMPO

Según versiones del oficial Jorge Analuisa, jefe del distrito de la Policía Nacional de Nabón, fueron alertados por el ECU 911 de un presunto hecho violento, en dicha zona, a las 04:00 de ayer.


Al lugar se remitieron agentes policiales, quienes verificaron que “efectivamente se trató de un asesinato al interior de un domicilio, en el que un menor presentó heridas, principalmente en el cuello y la cabeza, al parecer, provocadas por un arma cortopunzante”, detalló el oficial.


Según versiones obtenidas al dialogar con los familiares, desde la noche del sábado hubo una reunión familiar que se extendió hasta la madrugada de ayer. El menor de 14 años acudió a una de las habitaciones de la casa para descansar.
Cerca de las 04:00, al abuelo de la víctima se encontró en la vivienda con el presunto agresor, quien tenía la ropa y el rostro con manchas de sangre. El presunto victimario amenazó al familiar del adolescente, pero este pudo sostenerlo y retenerlo en la cocina, pues estaba en estado etílico.


El abuelo acudió al lugar para verificar qué había ocurrido en la habitación, y encontró a su nieto tendido en el suelo, con un corte a la altura del cuello y semidesnudo, junto a él una cierra y un combo, armas con las que aparentemente fue agredido el adolescente, explicó Analuisa. En ese momento, la familia dio parte a la Policía Nacional.
Horas más tarde, la hermana de la víctima y otros familiares intentaron verla, pero el abuelo no lo permitió.


Al arribo de la Policía Nacional, el sujeto fue trasladado hasta Nabón, donde permaneció detenido hasta que se realicen las pericias correspondientes. Según el oficial, su actuación fue de inmediato, pues, de percatarse la comunidad de la presencia del presunto homicida, este corría el riesgo de ser ajusticiado.

Investigación
Asimismo, los agentes policiales dieron aviso del suceso a los organismos especializados en efectuar el levantamiento del cadáver y las investigaciones. Personal de Criminalística recavó los indicios en el lugar de los hechos, cerca de las 09:30, ante la presencia de los moradores de la vivienda de construcción mixta en la que fue hallado el ahora occiso.
De la misma forma, al lugar llegó un equipo de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Desapariciones, Extorsión y Secuestros de Personas, Dinased, con el fin de conocer el móvil que llevó a provocar el homicidio.

Petición
La hermana de la víctima, Rosa Morocho, ratificó lo señalado por el oficial Analuisa, y agregó que el deseo de su hermano era continuar sus estudios. Además, reveló que había mantenido una conversación con el presunto agresor y este le había comentado que lo había hecho inconscientemente.
Ella exige justicia y que se castigue con el máximo rigor de la Ley: “ahora que está en manos de ustedes, pues no aplicamos la ley indígena como solemos hacer, para evitar que esta persona salga a poner en riesgo a nuestros hijos”.
Mientras tanto, los vecinos que observaron las pericias policiales mencionaron que la víctima era un joven tranquilo y que cursaba el décimo año. Asimismo, señalaron conocer al agresor, quien también vivía en Pucallpa. (FCS) (I)

Cuenca. 

Detienen a presunto homicida de adolescente

El levantamiento del cadáver se efectuó cerca de las 10:00, en la comunidad de Pucallpa, en Nabón. EL TIEMPO

Según versiones del oficial Jorge Analuisa, jefe del distrito de la Policía Nacional de Nabón, fueron alertados por el ECU 911 de un presunto hecho violento, en dicha zona, a las 04:00 de ayer.


Al lugar se remitieron agentes policiales, quienes verificaron que “efectivamente se trató de un asesinato al interior de un domicilio, en el que un menor presentó heridas, principalmente en el cuello y la cabeza, al parecer, provocadas por un arma cortopunzante”, detalló el oficial.


Según versiones obtenidas al dialogar con los familiares, desde la noche del sábado hubo una reunión familiar que se extendió hasta la madrugada de ayer. El menor de 14 años acudió a una de las habitaciones de la casa para descansar.
Cerca de las 04:00, al abuelo de la víctima se encontró en la vivienda con el presunto agresor, quien tenía la ropa y el rostro con manchas de sangre. El presunto victimario amenazó al familiar del adolescente, pero este pudo sostenerlo y retenerlo en la cocina, pues estaba en estado etílico.


El abuelo acudió al lugar para verificar qué había ocurrido en la habitación, y encontró a su nieto tendido en el suelo, con un corte a la altura del cuello y semidesnudo, junto a él una cierra y un combo, armas con las que aparentemente fue agredido el adolescente, explicó Analuisa. En ese momento, la familia dio parte a la Policía Nacional.
Horas más tarde, la hermana de la víctima y otros familiares intentaron verla, pero el abuelo no lo permitió.


Al arribo de la Policía Nacional, el sujeto fue trasladado hasta Nabón, donde permaneció detenido hasta que se realicen las pericias correspondientes. Según el oficial, su actuación fue de inmediato, pues, de percatarse la comunidad de la presencia del presunto homicida, este corría el riesgo de ser ajusticiado.

Investigación
Asimismo, los agentes policiales dieron aviso del suceso a los organismos especializados en efectuar el levantamiento del cadáver y las investigaciones. Personal de Criminalística recavó los indicios en el lugar de los hechos, cerca de las 09:30, ante la presencia de los moradores de la vivienda de construcción mixta en la que fue hallado el ahora occiso.
De la misma forma, al lugar llegó un equipo de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Desapariciones, Extorsión y Secuestros de Personas, Dinased, con el fin de conocer el móvil que llevó a provocar el homicidio.

Petición
La hermana de la víctima, Rosa Morocho, ratificó lo señalado por el oficial Analuisa, y agregó que el deseo de su hermano era continuar sus estudios. Además, reveló que había mantenido una conversación con el presunto agresor y este le había comentado que lo había hecho inconscientemente.
Ella exige justicia y que se castigue con el máximo rigor de la Ley: “ahora que está en manos de ustedes, pues no aplicamos la ley indígena como solemos hacer, para evitar que esta persona salga a poner en riesgo a nuestros hijos”.
Mientras tanto, los vecinos que observaron las pericias policiales mencionaron que la víctima era un joven tranquilo y que cursaba el décimo año. Asimismo, señalaron conocer al agresor, quien también vivía en Pucallpa. (FCS) (I)

Cuenca.