Privado de la libertad asesinado en el CRS-Turi

Durante un operativo policial, efectuado en el pabellón de máxima seguridad B, del Centro de Rehabilitación Social, CRS-Turi, fue asesinado a tiros el privado de la libertad Stalin Jorge Guaranda Cedillo, de 28 años, alias ‘Garfield’.
El crimen fue cometido en una de las celdas del pabellón de máxima seguridad B, del CRS-Turi. EL TIEMPO

Adrián Rojas, fiscal del Azuay, informó que el operativo se cumplía alrededor de las 22:00 del martes, con base en investigaciones efectuadas por los agentes de la Dirección General de Inteligencia, DGI, de la Policía Nacional, para buscar un arma de fuego que se encontraba en una de las celdas.
El fiscal refirió que el operativo fue planificado porque recibieron información de un privado de la libertad, que luego fue identificado como Jean Carlos R.R., alias ‘Yango’, quien, supuestamente, advierte que fue descubierto por ‘Garfield’ y le dispara; pero, en el momento cuando iba a ser neutralizado por la Policía, dispara tres veces más y lo fulmina.

Investigaciones
Según declaraciones del fiscal Rojas, el crimen fue cometido en presencia de fiscales que acompañaban a los miembros policiales que ejecutaban el operativo,
Manifestó que las investigaciones se enfocarán para determinar si la intervención se cumplió con los protocolos de seguridad que el caso ameritaba, porque se puso en riesgo la vida de funcionarios que cumplián labores de apoyo.
Mientras el Fiscal daba declaraciones a la prensa, se filtró a través de las redes sociales una fotografía, en la que se veía a la víctima sin vida en el piso y con las manos esposadas hacia adelante.
El fiscal Rojas dijo que el hecho genera una serie de preocupaciones, entre ellas mencionó el ingreso de armas, celulares con Internet y otros objetos prohibidos; además, refirió que estuvo en peligro la vida de funcionarios de la Fiscalía, por lo que analizará si se cumplió con los procedimientos adecuados.

Necropsia
La necropsia se cumplió la mañana de ayer, misma que, según los familiares, reveló que la causa de la muerte fue por seis disparos de arma de fuego.
Entre los familiares estuvo la hermana de la víctima, quien se identificó como Karla y aseguró que tiene pruebas para demostrar que el presunto asesino llevaba puesto un uniforme similar al que utilizan los policías y que disparó sin que nadie trate de impedirlo, situación que le hace pensar que la muerte de su hermano fue planificada.
La víctima cumplía una sentencia de 25 años de prisión, por el delito contra la vida, de los que había cumplido siete.
Lizandro Martínez, coordinador zonal del Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, señaló que las fotografías que se filtraron fueron difundidas por los reos y precisó que los operativos policiales se cumplen sin armas de fuego, sino con otro tipo de elementos disuasivos. (ASQ) (I)

Cuenca.