Discusión familiar terminó en quema de una vivienda

Una discusión de pareja dejó sin techo a cinco niños y a su madre, porque en un momento de descontrol el esposo, supuestamente, prendió fuego a la vivienda y escapó, dejando a su familia en la calle.
El fuego destruyó la pequeña casa donde habitaba una familia integrada por siete miembros. Cortesía Aurio Pérez

El hecho ocurrió alrededor de las 06:30 de ayer, en el sector Zhabrán Bajo, de la parroquia Daniel Córdova, cantón Gualaceo. La vivienda era de una planta y tenía una especie de sótano construido en el declive del terreno.
Cuando llegaron los bomberos el fuego había consumido ropa, camas, muebles, algunos electrodomésticos, la estructura del techo, pisos y otros componentes de madera, dejándola inhabitable.

Circunstancias
Élida Borja relató que su esposo llegó a la madrugada y tras una discusión se puso violento hasta llegar al punto de prender fuego a la vivienda que tanto trabajo les costó, y luego huyó profiriendo insultos.
Dijo que logró ayudar para que todos sus hijos se pongan a buen recaudo, pero no pudo salvar nada de sus pertenencias, porque las lenguas de fuego rápidamente se propagaron por toda la vivienda y provocaron que explote un cilindro.
Narró que sus pequeños se alistaban para ir a la escuela, pero el fuego consumió los útiles y los uniformes, por lo que tuvieron que quedarse llorando por lo sucedido. Borja lamentó que sus hijos hayan sido testigos del hecho violento y que por esa causa ahora no tengan un lugar para refugiarse.
Agentes de la Policía Judicial emprendieron la búsqueda del presunto autor del incendio para obtener su versión sobre lo ocurrido y para que responda por las acusaciones de ser el responsable del hecho que dejó sin techo a su propia familia.

Solidaridad
Debido a que la familia perdió todo requiere una mano amiga para superar este difícil momento. Se necesita donaciones de ropa para niños de entre cinco y 11 años, para una adolescente de 14 años y para la madre de ellos.
Además necesitan camas, colchones, juguetes, cobijas, muebles y todos los enseres indispensables para llevar una vida digna.
Los damnificados recibieron la visita del alcalde Diego Bustos, quien se comprometió gestionar ayuda emergente en las entidades de ayuda social, con el fin de que en el menor tiempo posible la familia tenga una vivienda y retome su vida normal.
Mientras se concreten los ofrecimientos de las autoridades cantonales están albergados en las casas de familiares cercanos.
Las personas que quieran sumarse a esta causa, pueden comunicarse con los damnificados, a través de teléfono celular 0959091637, o coordinar las donaciones con el Cuerpo de Bomberos y con la Junta Parroquial de Daniel Córdova. (ASQ) (I)

Cuenca.