Delincuentes profanan el Santuario del Cajas

Los devotos de la Virgen del Cajas, que acuden al Santuario en el kilómetro 24 de la vía Cuenca-Molleturo, se muestran conmovidos al enterarse que delincuentes se llevaron los objetos considerados sagrados por la iglesia católica.
Un grupo de turistas extranjeros pasa junto a la capilla que fue blanco de la delincuencia. Armando Suquisupa | EL TIEMPO

Un comunicado de la Arquidiócesis de Cuenca detalla que “con mucho dolor” recibieron la noticia de que el lunes pasado el Santuario fue víctima de una profanación por parte de personas inescrupulosas, quienes forzando las cerraduras se sustrajeron objetos de valor como copones, rosarios, la campana que se encontraba en la torrecilla de la capilla y los equipos de música que tenían para acompañar las misas. 

Tras violentar por segunda ocasión el Sagrario se llevaron dos copones que contenían la Santísima Eucaristía, que para los católicos es lo más sagrado, considerando que representa el cuerpo y sangre de Cristo.

 Pronunciamiento

La Arquidiócesis cree que el hecho se trata de un robo cometido por la delincuencia común, considerando que no hay signos de irrespeto a las imágenes religiosas de Jesús, María y de los ángeles que se encuentran en el Santuario.

Además menciona que las autoridades eclesiales están procediendo con las acciones legales correspondientes para tratar de dar con los responsables del agravio cometido contra la fe católica.

Ayer estuvieron en el Santuario algunos miembros de la fundación Jardín del Cajas, quienes manifestaron que fue doloroso ver las hostias desparramadas en el piso y que habían desaparecido los símbolos religiosos. 

Aclararon que no se puede cuantificar el valor de los objetos robados, porque a más del costo monetario, representan la fe de un pueblo “que es incuantificable”.

 Investigación

Según el comunicado de la Arquidiócesis, el robo se cometió en dos momentos. Presumiblemente en horas de la madrugada se llevaron los parlantes, equipos de amplificación, la campana y los copones, y horas después profanaron el Sagrario, porque antes de las 07:00 el conserje no había observado las hostias en el piso. 

Las investigaciones están a cargo de agentes de la Policía Judicial, quienes han receptado versiones de los encargados de la guardianía y de las personas que tienen locales de venta de alimentos y objetos religiosos.

Se conoció que el jueves de la semana anterior habían falseado dos alcancías ubicadas en el  lugar conocido como Jardín de la Virgen, de donde se habían sustraído las limosnas dejadas por los devotos, por lo que se presume que una banda delictiva está al acecho del Santuario. (ASQ) (I) 


 Cuenca. 

Delincuentes profanan el Santuario del Cajas

Un grupo de turistas extranjeros pasa junto a la capilla que fue blanco de la delincuencia. Armando Suquisupa | EL TIEMPO

Un comunicado de la Arquidiócesis de Cuenca detalla que “con mucho dolor” recibieron la noticia de que el lunes pasado el Santuario fue víctima de una profanación por parte de personas inescrupulosas, quienes forzando las cerraduras se sustrajeron objetos de valor como copones, rosarios, la campana que se encontraba en la torrecilla de la capilla y los equipos de música que tenían para acompañar las misas. 

Tras violentar por segunda ocasión el Sagrario se llevaron dos copones que contenían la Santísima Eucaristía, que para los católicos es lo más sagrado, considerando que representa el cuerpo y sangre de Cristo.

 Pronunciamiento

La Arquidiócesis cree que el hecho se trata de un robo cometido por la delincuencia común, considerando que no hay signos de irrespeto a las imágenes religiosas de Jesús, María y de los ángeles que se encuentran en el Santuario.

Además menciona que las autoridades eclesiales están procediendo con las acciones legales correspondientes para tratar de dar con los responsables del agravio cometido contra la fe católica.

Ayer estuvieron en el Santuario algunos miembros de la fundación Jardín del Cajas, quienes manifestaron que fue doloroso ver las hostias desparramadas en el piso y que habían desaparecido los símbolos religiosos. 

Aclararon que no se puede cuantificar el valor de los objetos robados, porque a más del costo monetario, representan la fe de un pueblo “que es incuantificable”.

 Investigación

Según el comunicado de la Arquidiócesis, el robo se cometió en dos momentos. Presumiblemente en horas de la madrugada se llevaron los parlantes, equipos de amplificación, la campana y los copones, y horas después profanaron el Sagrario, porque antes de las 07:00 el conserje no había observado las hostias en el piso. 

Las investigaciones están a cargo de agentes de la Policía Judicial, quienes han receptado versiones de los encargados de la guardianía y de las personas que tienen locales de venta de alimentos y objetos religiosos.

Se conoció que el jueves de la semana anterior habían falseado dos alcancías ubicadas en el  lugar conocido como Jardín de la Virgen, de donde se habían sustraído las limosnas dejadas por los devotos, por lo que se presume que una banda delictiva está al acecho del Santuario. (ASQ) (I) 


 Cuenca.