Extraño animal mata al ganado en Nero

Dos becerros muertos y tres con severas heridas es el resultado del ataque de un misterioso animal que la noche del lunes alarmó a los moradores de la comunidad La Cuadra, perteneciente a Nero.
Blanca Illescas levanta la cabeza de un becerro para observar las heridas causadas por el extraño animal. Armando Suquisupa | EL TIEMPO

 Versión
Lauro Illescas recordó que el ataque al ganado inició la noche del jueves de la semana anterior en un potrero de Celso Illescas, pero no le dieron mayor importancia porque creyeron que se trataba de algo circunstancial.


Esa apreciación cambió el lunes alrededor de las 21:00, cuando en medio de la oscuridad escucharon un inusual aullido de los perros que se confundía con el mugido estremecedor del ganado.


Rápidamente corrió la voz de que un animal se estaba comiendo las vacas, lo que motivó a que todos se armen de palos, machetes y escopetas para enfrentar a la bestia que sembraba terror en el hato de ganado.


Luz Brito narró que, provistos de linternas, se desplazaron por los pastizales y lograron observar cómo un animal negro se escurría entre los matorrales, aseveración que coincide con los pelajes que quedaron enredados en los alambrados de los potreros donde fue atacado el ganado.


Nadie sabe qué tipo de animal es el que está acabando con las reses, sin embargo, los moradores sospechan que puede ser un puma que se escapó de algún zoológico privado, o que fue abandonado por dueños de circos. Otros hablan de una posible pantera, incluso hay quienes relacionan con la leyenda del chupacabras.


Se cree que debe ser una fiera con mucha fuerza, porque mata con facilidad a toretes y vaconas, devora gran cantidad de carne y deja huellas profundas de uñas y dientes.


Este episodio recuerda a las muertes de ovejas en Tutupali y Checa, entre septiembre y octubre del 2007, y al ocurrido el 21 de agosto del 2009, en Gullanzhapa, de Tarqui. (ASQ).

Cuenca.

Extraño animal mata al ganado en Nero

Blanca Illescas levanta la cabeza de un becerro para observar las heridas causadas por el extraño animal. Armando Suquisupa | EL TIEMPO

 Versión
Lauro Illescas recordó que el ataque al ganado inició la noche del jueves de la semana anterior en un potrero de Celso Illescas, pero no le dieron mayor importancia porque creyeron que se trataba de algo circunstancial.


Esa apreciación cambió el lunes alrededor de las 21:00, cuando en medio de la oscuridad escucharon un inusual aullido de los perros que se confundía con el mugido estremecedor del ganado.


Rápidamente corrió la voz de que un animal se estaba comiendo las vacas, lo que motivó a que todos se armen de palos, machetes y escopetas para enfrentar a la bestia que sembraba terror en el hato de ganado.


Luz Brito narró que, provistos de linternas, se desplazaron por los pastizales y lograron observar cómo un animal negro se escurría entre los matorrales, aseveración que coincide con los pelajes que quedaron enredados en los alambrados de los potreros donde fue atacado el ganado.


Nadie sabe qué tipo de animal es el que está acabando con las reses, sin embargo, los moradores sospechan que puede ser un puma que se escapó de algún zoológico privado, o que fue abandonado por dueños de circos. Otros hablan de una posible pantera, incluso hay quienes relacionan con la leyenda del chupacabras.


Se cree que debe ser una fiera con mucha fuerza, porque mata con facilidad a toretes y vaconas, devora gran cantidad de carne y deja huellas profundas de uñas y dientes.


Este episodio recuerda a las muertes de ovejas en Tutupali y Checa, entre septiembre y octubre del 2007, y al ocurrido el 21 de agosto del 2009, en Gullanzhapa, de Tarqui. (ASQ).

Cuenca.