Más de 500 hectáreas de vegetación afectadas por incendios en Azuay y Cañar

FOTO: Cortesía Bomberos Girón

Las provincias de Azuay y Cañar han soportado diversos incendios forestales que han dejado daños de más de 500 hectáreas de vegetación afectados entre las dos provincias, así lo dio a conocer el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGRE) este lunes 9 de septiembre de 2019.

De acuerdo con los datos registrados por la Unidad de Monitoreo de Eventos Adversos del SNGRE, en lo que va del 2019 en Azuay se registra un total de 249,32 ha. de vegetación afectadas, sin contar con el incendio forestal en Pucará, lugar en donde aún levantan información para determinar el total de hectáreas afectadas.

En la provincia de Cañar han sido afectados un total de 255,79 ha. de vegetación. El cantón más afectado es Cañar, con 211 ha. debido a un incendio forestal registrado en la parroquia de San Antonio.

A nivel nacional, hasta el 6 de septiembre de 2019, la institución ha registrado un total de 6.568 hectáreas de vegetación afectadas por incendios forestales, siendo Pichincha (1.180 ha), Imbabura (1.008 ha) y Loja (1.606 ha) las más afectadas, en esta última se encuentra activo un incendio en la zona de Quilanga.

Cifras del 2018

El 2018 fue considerado el año más crítico en materia de incendios forestales, según el SNGRE. En dicho año se incrementó la incidencia de incendios forestales en un 123% .

Paulina Padrón, coordinadora Zonal 6 del SNGRE, informó que la provincia de Azuay fue la segunda más afectada. Registró un total de 4.391 hectáreas de vegetación, entre pajonales y bosques nativos, afectadas.

Delito

El Código Orgánico Integral Penal en su art. 246 establece que la persona que provoque directa o indirectamente incendios o instigue la comisión de tales actos, en bosques nativos, plantados o páramos, será sancionado con prisión de 1 a 3 años. Si como consecuencia de este delito, se produce la muerte de una o más personas, la sanción es de 13 a 16 años de cárcel. (I)

Más de 500 hectáreas de vegetación afectadas por incendios en Azuay y Cañar

FOTO: Cortesía Bomberos Girón

Las provincias de Azuay y Cañar han soportado diversos incendios forestales que han dejado daños de más de 500 hectáreas de vegetación afectados entre las dos provincias, así lo dio a conocer el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGRE) este lunes 9 de septiembre de 2019.

De acuerdo con los datos registrados por la Unidad de Monitoreo de Eventos Adversos del SNGRE, en lo que va del 2019 en Azuay se registra un total de 249,32 ha. de vegetación afectadas, sin contar con el incendio forestal en Pucará, lugar en donde aún levantan información para determinar el total de hectáreas afectadas.

En la provincia de Cañar han sido afectados un total de 255,79 ha. de vegetación. El cantón más afectado es Cañar, con 211 ha. debido a un incendio forestal registrado en la parroquia de San Antonio.

A nivel nacional, hasta el 6 de septiembre de 2019, la institución ha registrado un total de 6.568 hectáreas de vegetación afectadas por incendios forestales, siendo Pichincha (1.180 ha), Imbabura (1.008 ha) y Loja (1.606 ha) las más afectadas, en esta última se encuentra activo un incendio en la zona de Quilanga.

Cifras del 2018

El 2018 fue considerado el año más crítico en materia de incendios forestales, según el SNGRE. En dicho año se incrementó la incidencia de incendios forestales en un 123% .

Paulina Padrón, coordinadora Zonal 6 del SNGRE, informó que la provincia de Azuay fue la segunda más afectada. Registró un total de 4.391 hectáreas de vegetación, entre pajonales y bosques nativos, afectadas.

Delito

El Código Orgánico Integral Penal en su art. 246 establece que la persona que provoque directa o indirectamente incendios o instigue la comisión de tales actos, en bosques nativos, plantados o páramos, será sancionado con prisión de 1 a 3 años. Si como consecuencia de este delito, se produce la muerte de una o más personas, la sanción es de 13 a 16 años de cárcel. (I)