Tres acciones para habilitar el Ingamullo II

Ganaderos y usuarios de esta carretera, sector Ingamullo II, hacen transbordo en camionetas cuando el paso vehicular se cierra por deslizamientos. Miguel Arévalo EL TIEMPO

Este cerro es uno de los puntos más críticos de la vía Gualaceo-Plan de Milagro- Limón Indanza, por sus constantes deslizamientos. Las labores terminan a finales de octubre y permitirán la circulación total.  

Uno de los constantes malestares de los transportistas, agricultores y ganaderos que usan la vía Gualaceo-Plan de Milagro- Limón Indanza es contar con paso vehicular por el sector Ingamullo II.

A finales de octubre se prevé la finalización de los trabajos de estabilización y la apertura total de la vía. Así lo indicó José Jaramillo, subsecretario zonal 6 del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, MTOP.

Ingamullo II es un cerro ubicado en el kilómetro 11 de esta carretera que une a las provincias de Azuay y Morona Santiago. Además, este declive desprende constantemente material hacia la calzada que rueda hacia el río San Francisco por lo que es uno de los puntos más críticos de la vía, ya que ocasiona el cierre del tránsito vehicular y peatonal.

El Subsecretario zonal ofreció que las labores de intervención para la estabilización del cerro finalizarán antes de noviembre y con ello se habilitará la circulación vehicular de forma total, las 24 horas.

Desde el pasado 8 de junio se retomó la circulación vehicular con dos horas diarias durante las tardes y hace una semana el paso es a doble jornada en la mañana y tarde.

El funcionario añadió que el avance de las labores de intervención están relacionadas con la situación climática, si hay buen clima  las obras avanzan.

Zoila Matute y Laura Romero, quienes tienes terrenos con animales en las comunidades de Chaucán y Palmas, ubicadas a 10 minutos del deslizamiento dicen que, al igual que ellas, la comunidad y transportistas esperan que esta vez el plazo se cumpla.

Acciones
De acuerdo con los informes de Obras Públicas, las labores están en la segunda etapa de construcción de las barreras dinámicas que son estructuras colocadas en la parte alta del cerro, luego se prevé la colocación de malla de anclaje en todo el sector.

Estas estructuras controlarán la caída del material y estarán sujetas a la parte rocosa del cerro a través de perforaciones, de forma paralela también se implementará una estructura para el control de escombros en el río, que consiste en una malla sujeta de orilla a orilla en el río San Francisco para retener la circulación del material.

Esta carretera es intervenida desde noviembre de 2016 por la empresa Hidalgo-Hidalgo, y según el cronograma inicial, la ejecución tomaría 20 meses hasta agosto de 2018. Aquella fecha se alargo por obras complementarias en los puntos críticos. Desde noviembre de 2018 hasta junio pasado se cerró el paso por el Ingamullo II debido a deslizamientos del talud.

Los trabajos que se ejecutarán cuestan unos 8’000.000 dólares, monto que se suma a los 56’000.000 dólares que ya se han invertido en el arreglo de esta vía.

Esta carretera tiene un tráfico diario de 1.362 usuarios en la zona de Gualaceo y 377 en el sector Plan de Milagro. (I)


Malestar. La falta de paso provocó que ciudadanos intenten construir vías alternas en zonas de protección vegetal en 2018.
Características. Esta carretera es el principal acceso de comunicación entre Azuay y Morona con 60,77 km de largo.
Alternativas. Cuando esta vía se cierra se pueden tomar los accesos a Paute-Guarumales o Gualaquiza-Sígsig.
56
millones de dólares se han invertido hasta ahora en el arreglo de esta vía.

Ximena Tapia M.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Tres acciones para habilitar el Ingamullo II

Ganaderos y usuarios de esta carretera, sector Ingamullo II, hacen transbordo en camionetas cuando el paso vehicular se cierra por deslizamientos. Miguel Arévalo EL TIEMPO

Este cerro es uno de los puntos más críticos de la vía Gualaceo-Plan de Milagro- Limón Indanza, por sus constantes deslizamientos. Las labores terminan a finales de octubre y permitirán la circulación total.  

Uno de los constantes malestares de los transportistas, agricultores y ganaderos que usan la vía Gualaceo-Plan de Milagro- Limón Indanza es contar con paso vehicular por el sector Ingamullo II.

A finales de octubre se prevé la finalización de los trabajos de estabilización y la apertura total de la vía. Así lo indicó José Jaramillo, subsecretario zonal 6 del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, MTOP.

Ingamullo II es un cerro ubicado en el kilómetro 11 de esta carretera que une a las provincias de Azuay y Morona Santiago. Además, este declive desprende constantemente material hacia la calzada que rueda hacia el río San Francisco por lo que es uno de los puntos más críticos de la vía, ya que ocasiona el cierre del tránsito vehicular y peatonal.

El Subsecretario zonal ofreció que las labores de intervención para la estabilización del cerro finalizarán antes de noviembre y con ello se habilitará la circulación vehicular de forma total, las 24 horas.

Desde el pasado 8 de junio se retomó la circulación vehicular con dos horas diarias durante las tardes y hace una semana el paso es a doble jornada en la mañana y tarde.

El funcionario añadió que el avance de las labores de intervención están relacionadas con la situación climática, si hay buen clima  las obras avanzan.

Zoila Matute y Laura Romero, quienes tienes terrenos con animales en las comunidades de Chaucán y Palmas, ubicadas a 10 minutos del deslizamiento dicen que, al igual que ellas, la comunidad y transportistas esperan que esta vez el plazo se cumpla.

Acciones
De acuerdo con los informes de Obras Públicas, las labores están en la segunda etapa de construcción de las barreras dinámicas que son estructuras colocadas en la parte alta del cerro, luego se prevé la colocación de malla de anclaje en todo el sector.

Estas estructuras controlarán la caída del material y estarán sujetas a la parte rocosa del cerro a través de perforaciones, de forma paralela también se implementará una estructura para el control de escombros en el río, que consiste en una malla sujeta de orilla a orilla en el río San Francisco para retener la circulación del material.

Esta carretera es intervenida desde noviembre de 2016 por la empresa Hidalgo-Hidalgo, y según el cronograma inicial, la ejecución tomaría 20 meses hasta agosto de 2018. Aquella fecha se alargo por obras complementarias en los puntos críticos. Desde noviembre de 2018 hasta junio pasado se cerró el paso por el Ingamullo II debido a deslizamientos del talud.

Los trabajos que se ejecutarán cuestan unos 8’000.000 dólares, monto que se suma a los 56’000.000 dólares que ya se han invertido en el arreglo de esta vía.

Esta carretera tiene un tráfico diario de 1.362 usuarios en la zona de Gualaceo y 377 en el sector Plan de Milagro. (I)


Malestar. La falta de paso provocó que ciudadanos intenten construir vías alternas en zonas de protección vegetal en 2018.
Características. Esta carretera es el principal acceso de comunicación entre Azuay y Morona con 60,77 km de largo.
Alternativas. Cuando esta vía se cierra se pueden tomar los accesos a Paute-Guarumales o Gualaquiza-Sígsig.
56
millones de dólares se han invertido hasta ahora en el arreglo de esta vía.

Ximena Tapia M.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.