Trabajadores de Río Blanco expresan apoyo al proyecto y piden respuesta del Estado

Un grupo de trabajadores de la empresa minera encargada del proyecto Río Blanco se expresó ayer a favor de esta actividad y exige que los ministros del Ambiente y Minería apelen el fallo del juez.


El viernes 1 de junio, el magistrado Paúl Serrano ordenó la suspensión inmediata del proyecto, ubicado en las parroquias Molleturo y Chaucha.  Esta situación ha generado incertidumbre en Manuel Muevecela, de la comunidad de Cochapamba, y Nilo Criollo de Zhin Alto. Los dos  trabajan en la empresa desde hace más de 15 años.


Muevecela aseguró que desde que la empresa ingresó a la comunidad han contado con trabajo y apoyo para obras de mejoramiento vial y sanitario. “Nuestras familias durante décadas eran afectadas por la migración”, aseguró.


Bruno Villegas y Zheni Chimborazo, trabajadores desde hace nueve meses, comentaron que su labor fue paralizada por el incendio provocado en el campamento el 8 de mayo pasado. Contaron, además, que los trabajadores siguen percibiendo sus salarios. (I)

Trabajadores de Río Blanco expresan apoyo al proyecto y piden respuesta del Estado

Un grupo de trabajadores de la empresa minera encargada del proyecto Río Blanco se expresó ayer a favor de esta actividad y exige que los ministros del Ambiente y Minería apelen el fallo del juez.


El viernes 1 de junio, el magistrado Paúl Serrano ordenó la suspensión inmediata del proyecto, ubicado en las parroquias Molleturo y Chaucha.  Esta situación ha generado incertidumbre en Manuel Muevecela, de la comunidad de Cochapamba, y Nilo Criollo de Zhin Alto. Los dos  trabajan en la empresa desde hace más de 15 años.


Muevecela aseguró que desde que la empresa ingresó a la comunidad han contado con trabajo y apoyo para obras de mejoramiento vial y sanitario. “Nuestras familias durante décadas eran afectadas por la migración”, aseguró.


Bruno Villegas y Zheni Chimborazo, trabajadores desde hace nueve meses, comentaron que su labor fue paralizada por el incendio provocado en el campamento el 8 de mayo pasado. Contaron, además, que los trabajadores siguen percibiendo sus salarios. (I)