64.157 dólares para cuidar suelos de Déleg

Moradores de dos comunidades reforestarán 30 hectáreas. Redacción EL TIEMPO

Treinta hectáreas de las comunidades de Bayandel y Tunincay, del cantón Déleg, son parte del proyecto de conservación de suelos firmado entre la Prefectura del Cañar en coordinación con la Empresa Generadora del Austro, Elecaustro.


Matías Paguay, director de Gestión Ambiental y Cuencas Hídricas del Gobierno Provincial, indicó que el proyecto es financiado por las dos entidades con un valor de 64.157 dólares. A este monto se debe incluir el aporte de los propietarios del área, quienes efectuaron la preparación de los terrenos.


El funcionario añadió que este proyecto busca la aplicación de estrategias agroforestales y de producción, basadas en el aprovechamiento racional de sus recursos naturales.


Cecilia Caizaguano, beneficiaria de la comunidad Tunincay, mencionó que la forestación es importante para mantener la humedad, para conservar las fuentes hídricas y además como alimento para las aves.
“Sembraremos plantas silvestres, arbustos y frutales”, agregó Caizaguano. (I)

64.157 dólares para cuidar suelos de Déleg

Moradores de dos comunidades reforestarán 30 hectáreas. Redacción EL TIEMPO

Treinta hectáreas de las comunidades de Bayandel y Tunincay, del cantón Déleg, son parte del proyecto de conservación de suelos firmado entre la Prefectura del Cañar en coordinación con la Empresa Generadora del Austro, Elecaustro.


Matías Paguay, director de Gestión Ambiental y Cuencas Hídricas del Gobierno Provincial, indicó que el proyecto es financiado por las dos entidades con un valor de 64.157 dólares. A este monto se debe incluir el aporte de los propietarios del área, quienes efectuaron la preparación de los terrenos.


El funcionario añadió que este proyecto busca la aplicación de estrategias agroforestales y de producción, basadas en el aprovechamiento racional de sus recursos naturales.


Cecilia Caizaguano, beneficiaria de la comunidad Tunincay, mencionó que la forestación es importante para mantener la humedad, para conservar las fuentes hídricas y además como alimento para las aves.
“Sembraremos plantas silvestres, arbustos y frutales”, agregó Caizaguano. (I)