Quingeo cuenta con su primer centro ecológico

Comuneros y voluntarios participaron de la construcción del primer centro de salud comunitario elaborado con botellas.

Un total de 20.000 botellas de plásticos forman parte del nuevo centro de salud de esta parroquia que fue construido con mingas comunitarias por cinco años.

Hoy los habitantes de la comunidad de Punta Hacienda, perteneciente a la parroquia rural Quingeo, inaugurarán la primera construcción ecológica de la provincia elaborada con 20.000 botellas de plástico rellenadas de arena.

La nueva edificación será utilizada para un Centro de Salud Comunitario que también será el primero del sitio, indicó Nancy Delgado, lideresa del sector. “Pensamos, ¿cómo va a ser posible hacer una casa con botellas...? Sí, apoyamos, pero teníamos muchas dudas”, enfatizó.

La iniciativa de levantar una infraestructura surgió de Mariángela Serrano, quien fue voluntaria en la comunidad en 2009 y quien les dio la idea de hacerlo con las botellas.

Las 300 familias de la localidad tenían la dificultad de recibir atención médica porque se encontraban distantes de la única casa de salud que está ubicada en el centro parroquial. Para llegar les tomaba cerca de una hora y media caminando.

Ellos tenían el terreno, pero les faltaba el dinero. Las ganas de emprender un sueño le motivó para que iniciaran hace cinco años las mingas de fines de semana, donde se reunían comuneros, scouts y voluntarios.

La primera misión del colectivo fue nivelar el terreno, luego conseguir las botellas, después rellenarlas con área para convertirlas en los “ladrillos verdes”, como se los conoce al aplicar esta técnica; y, finalmente iniciar con la construcción.

Inmueble
El dispensario tiene 130 metros cuadrados de construcción y será usado por los médicos del Seguro Campesino y por los especialistas de brigadas que asistan para atender a las personas.

La estructura está dividido en dos consultorios, sala comunal y cuenta con agua y luz. La inauguración será hoy desde las 10:00. (I)

DESTACADO
La construcción duró cinco años debido a dos dificultades: la de conseguir las botellas plásticas de tres litros y el tiempo para rellenarlas.

Quingeo cuenta con su primer centro ecológico

Comuneros y voluntarios participaron de la construcción del primer centro de salud comunitario elaborado con botellas.

Un total de 20.000 botellas de plásticos forman parte del nuevo centro de salud de esta parroquia que fue construido con mingas comunitarias por cinco años.

Hoy los habitantes de la comunidad de Punta Hacienda, perteneciente a la parroquia rural Quingeo, inaugurarán la primera construcción ecológica de la provincia elaborada con 20.000 botellas de plástico rellenadas de arena.

La nueva edificación será utilizada para un Centro de Salud Comunitario que también será el primero del sitio, indicó Nancy Delgado, lideresa del sector. “Pensamos, ¿cómo va a ser posible hacer una casa con botellas...? Sí, apoyamos, pero teníamos muchas dudas”, enfatizó.

La iniciativa de levantar una infraestructura surgió de Mariángela Serrano, quien fue voluntaria en la comunidad en 2009 y quien les dio la idea de hacerlo con las botellas.

Las 300 familias de la localidad tenían la dificultad de recibir atención médica porque se encontraban distantes de la única casa de salud que está ubicada en el centro parroquial. Para llegar les tomaba cerca de una hora y media caminando.

Ellos tenían el terreno, pero les faltaba el dinero. Las ganas de emprender un sueño le motivó para que iniciaran hace cinco años las mingas de fines de semana, donde se reunían comuneros, scouts y voluntarios.

La primera misión del colectivo fue nivelar el terreno, luego conseguir las botellas, después rellenarlas con área para convertirlas en los “ladrillos verdes”, como se los conoce al aplicar esta técnica; y, finalmente iniciar con la construcción.

Inmueble
El dispensario tiene 130 metros cuadrados de construcción y será usado por los médicos del Seguro Campesino y por los especialistas de brigadas que asistan para atender a las personas.

La estructura está dividido en dos consultorios, sala comunal y cuenta con agua y luz. La inauguración será hoy desde las 10:00. (I)

DESTACADO
La construcción duró cinco años debido a dos dificultades: la de conseguir las botellas plásticas de tres litros y el tiempo para rellenarlas.