Proyecto Río Blanco paralizado por cuarto día

Cerca de 30 uniformados de la Policía Nacional y militares resguardaban, la mañana de ayer, el ingreso al campamento del proyecto minero Río Blanco, que está a cargo de la empresa china ecuatoriana Junefield Resources Ecuador S.A., Ecuagoldmining.


Con cascos, casacas rompevientos, chalecos antibalas, escudos, toletes y armas caminaban de un lado a otro. Su labor era impedir nuevos desmanes y evitar el paso al campamento.  Algunos se frotaban las manos, otros aguardaban en las dos camionetas de la Policía, debido a la llovizna y el viento.


La noche previa, en el campamento hubo un enfrentamiento entre la fuerza pública y  antimineros, quienes estaban en protesta desde el domingo.
Desde ese día no hay actividad y la producción minera está paralizada.  La empresa minera denunció que, la noche del martes, los manifestantes provocaron un incendio en el campamento. Al lugar llegaron periodistas y ninguno pudo acceder hasta para constatar los daños reportados.


Según la empresa y los trabajadores, el fuego afectó  la caseta del ingreso al campamento, el consultorio médico con los equipos y tres módulos habitacionales o dormitorios, una retroexcavadora, dos volquetas y una moto. Hasta el cierre de esta edición aún no se confirmó el monto de  los daños.  


Frente al ingreso del campamento está el Centro de Información, lugar  que desde el domingo se convirtió en un punto de encuentro de los antimineros. Hay cobijas de lana, ramas para hacer fuego y frutas enlodadas.


Los dos ingresos hacia el proyecto, por Migüir y San Pedro de Yumate, fueron averiados por los manifestantes, quienes abrieron zanjas para impedir el paso  vehicular.
Según la Gobernación, en la protesta estaban unas 300 personas de la localidad y de las provincias de Cañar y Guayas.


Varios kilómetros más abajo, los habitantes de la comunidad de Cochapamba mostraron su rechazo a estos actos.  El morador  del sector, Luis Penaloza, está en contra de estas acciones, ya que desde el funcionamiento de la empresa le han dado la posibilidad de trabajar y obtener ingresos.


Carlos Morales, uno de los voceros del grupo que lideró la protesta, manifestó que su rechazo continuará “frente a la falta de acciones del Estado y de las autoridades locales”.
“Mañana (hoy) subiremos al campamento junto a la Defensoría del Pueblo”, aseguró. (I)

300
uniformados están dispuestos para la protección del proyecto minero.
Estamos abiertos al diálogo, pero los daños causados al proyecto deberán ser pagados”
Gobernador del Azuay
Xavier Enderica


Protesta. El domingo en la noche, inició la protesta respaldada por colectivos ambientalistas.
Heridos. Del incendio provocado por los antimineros, resultó afectado un policía con heridas leves.
Vías. Los ingresos al proyecto minero están inhabilitados, debido a la construcción de zanjas que impiden el paso vehicular.
En la jornada de protesta hubo cuatro detenidos y un policía herido


Al medíodía de ayer, el gobernador Xavier Enderica, en rueda de prensa, aseguró que el Comité de Operaciones Emergentes se mantendrá activo y esperan que el proceso legal continúe para las cuatro personas detenidas, a quienes acusan de provocar el incendio y afectar a un policía,  “Nosotros estamos abiertos al diálogo, no queremos violencia, sabemos que se lanzaron bombas molotov en el interior del campamento y a causa de ello se produjeron daños que deberán ser pagados”, agregó el funcionario. También señaló que para la protección de la zona se ha dispuesto a 200 policías y a100 militares.


Además, informó que hoy se prevé que inicien los trabajos de mantenimiento vial al proyecto minero y la limpieza para habilitar y dejar en condiciones óptimas para que la empresa china retome sus actividades de preproducción, que empezaron a inicios de este año. (I)

Proyecto Río Blanco paralizado por cuarto día


Con cascos, casacas rompevientos, chalecos antibalas, escudos, toletes y armas caminaban de un lado a otro. Su labor era impedir nuevos desmanes y evitar el paso al campamento.  Algunos se frotaban las manos, otros aguardaban en las dos camionetas de la Policía, debido a la llovizna y el viento.


La noche previa, en el campamento hubo un enfrentamiento entre la fuerza pública y  antimineros, quienes estaban en protesta desde el domingo.
Desde ese día no hay actividad y la producción minera está paralizada.  La empresa minera denunció que, la noche del martes, los manifestantes provocaron un incendio en el campamento. Al lugar llegaron periodistas y ninguno pudo acceder hasta para constatar los daños reportados.


Según la empresa y los trabajadores, el fuego afectó  la caseta del ingreso al campamento, el consultorio médico con los equipos y tres módulos habitacionales o dormitorios, una retroexcavadora, dos volquetas y una moto. Hasta el cierre de esta edición aún no se confirmó el monto de  los daños.  


Frente al ingreso del campamento está el Centro de Información, lugar  que desde el domingo se convirtió en un punto de encuentro de los antimineros. Hay cobijas de lana, ramas para hacer fuego y frutas enlodadas.


Los dos ingresos hacia el proyecto, por Migüir y San Pedro de Yumate, fueron averiados por los manifestantes, quienes abrieron zanjas para impedir el paso  vehicular.
Según la Gobernación, en la protesta estaban unas 300 personas de la localidad y de las provincias de Cañar y Guayas.


Varios kilómetros más abajo, los habitantes de la comunidad de Cochapamba mostraron su rechazo a estos actos.  El morador  del sector, Luis Penaloza, está en contra de estas acciones, ya que desde el funcionamiento de la empresa le han dado la posibilidad de trabajar y obtener ingresos.


Carlos Morales, uno de los voceros del grupo que lideró la protesta, manifestó que su rechazo continuará “frente a la falta de acciones del Estado y de las autoridades locales”.
“Mañana (hoy) subiremos al campamento junto a la Defensoría del Pueblo”, aseguró. (I)

300
uniformados están dispuestos para la protección del proyecto minero.
Estamos abiertos al diálogo, pero los daños causados al proyecto deberán ser pagados”
Gobernador del Azuay
Xavier Enderica


Protesta. El domingo en la noche, inició la protesta respaldada por colectivos ambientalistas.
Heridos. Del incendio provocado por los antimineros, resultó afectado un policía con heridas leves.
Vías. Los ingresos al proyecto minero están inhabilitados, debido a la construcción de zanjas que impiden el paso vehicular.
En la jornada de protesta hubo cuatro detenidos y un policía herido


Al medíodía de ayer, el gobernador Xavier Enderica, en rueda de prensa, aseguró que el Comité de Operaciones Emergentes se mantendrá activo y esperan que el proceso legal continúe para las cuatro personas detenidas, a quienes acusan de provocar el incendio y afectar a un policía,  “Nosotros estamos abiertos al diálogo, no queremos violencia, sabemos que se lanzaron bombas molotov en el interior del campamento y a causa de ello se produjeron daños que deberán ser pagados”, agregó el funcionario. También señaló que para la protección de la zona se ha dispuesto a 200 policías y a100 militares.


Además, informó que hoy se prevé que inicien los trabajos de mantenimiento vial al proyecto minero y la limpieza para habilitar y dejar en condiciones óptimas para que la empresa china retome sus actividades de preproducción, que empezaron a inicios de este año. (I)