Pérez muestra las deudas del Gobierno Provincial

El prefecto electo, Yaku Pérez (c), y siete nuevos alcaldes azuayos mostraron los documentos con las supuestas deudas del Gobierno Provincial.

El prefecto electo y siete de los 15 alcaldes azuayos electos aseguraron que la nueva administración iniciará con un valor a pagar sobre los 20’000.000 de dólares, sin contar con el dinero para solventar las crisis de sus empresas. Además anunció que la Prefectura ya recibió recursos de la Centrosur.

“Con tristeza y dolor debo transmitir las finanzas de la Prefectura”, fueron las palabras de inicio del prefecto electo Yaku Pérez  durante la rueda de prensa efectuada ayer, junto a siete de los 15 alcaldes electos de la provincia.


Pérez aseguró que luego de haber finalizado el proceso de transición el miércoles pasado, él y su equipo constataron que la deuda actual del Gobierno Provincial es  de 20’000.000 de dólares, sin contar con el dinero necesario para solventar las crisis de las empresas GPA Tours, Lactjubones, Agro Azuay y Asfaltar, “que están prácticamente quebradas”.


Además, Pérez mencionó que encontraron que el pasado 6 de mayo la administración del prefecto saliente, Bolívar Saquipay, recibió 17’200.000 dólares por parte de la empresa eléctrica Centro Sur, por la venta de las acciones, más  10’000.000 de dólares recibidos por el mismo concepto, el 11 de diciembre de 2018.


La entrega de los 27’200.000 dólares fue confirmada por Francisco Carrasco, presidente ejecutivo de la Centrosur, quien agregó que fueron decisiones resolutivas de la junta general de los accionistas.


Pérez cuestionó que de esta forma, de los 50’000.000 de dólares que elEstado Central adeudaba a la Prefectura por la venta de acciones, hay un valor que ya se canceló, pero que no fue “conocido por los azuayos”. También dijo que desconoce el lugar donde se encuentra el dinero  y duda del destino de esos recursos.
Los alcaldes electos que estaban presentes en la rueda de prensa hicieron un pedido especial al prefecto Saquipay para que el dinero recibido de la Centrosur pongan a disposición de la nueva administración.                


Francisco Luzuriaga, alcalde electo de Guachapala; Deifilio Arévalo, de Chordeleg; Rolando Calle, de Sevilla de Oro; Claudio Loja, de San Fernando; Diego Borja, de El Pan; Iván Ullauri, de Oña; y, Patricio Maldonado, de Nabón; se mostraron asombrados por la información emitida y temen que proyectos planificados para sus cantones queden pendientes por una supuesta falta de recursos, por lo que esperan aunar esfuerzos por revertir esta situación.


Este medio de comunicación intentó obtener la versión de los administradores salientes de la  Prefectura del Azuay sobre estas versiones emitidas, pero no tuvo respuesta alguna.


El pasado 24 de abril, durante su rendición de cuentas, Saquipay mencionó que sí hay problemas económicos, pero que “pueden solventarse”. Animó al continuismo del modelo de gestión y  anunció que varios proyectos quedarán suspendidos para que la nueva autoridad decida su continuidad.
Gastos y pedidos


La autoridad electa añadió  que en 2018 hubo dos gastos de la Prefectura que le sorprenden: 3’500.000 dólares en publicidad y 750.000 dólares en gastos de viajes internacionales del prefecto y su comitiva, según la documentación recibida en el proceso de transición. (I)
Pérez dijo que ha alertado de esta “crisis” al contralor Pablo Celi y le ha solicitado una auditoría integral del período 2014-2019.

Pérez muestra las deudas del Gobierno Provincial

El prefecto electo, Yaku Pérez (c), y siete nuevos alcaldes azuayos mostraron los documentos con las supuestas deudas del Gobierno Provincial.

El prefecto electo y siete de los 15 alcaldes azuayos electos aseguraron que la nueva administración iniciará con un valor a pagar sobre los 20’000.000 de dólares, sin contar con el dinero para solventar las crisis de sus empresas. Además anunció que la Prefectura ya recibió recursos de la Centrosur.

“Con tristeza y dolor debo transmitir las finanzas de la Prefectura”, fueron las palabras de inicio del prefecto electo Yaku Pérez  durante la rueda de prensa efectuada ayer, junto a siete de los 15 alcaldes electos de la provincia.


Pérez aseguró que luego de haber finalizado el proceso de transición el miércoles pasado, él y su equipo constataron que la deuda actual del Gobierno Provincial es  de 20’000.000 de dólares, sin contar con el dinero necesario para solventar las crisis de las empresas GPA Tours, Lactjubones, Agro Azuay y Asfaltar, “que están prácticamente quebradas”.


Además, Pérez mencionó que encontraron que el pasado 6 de mayo la administración del prefecto saliente, Bolívar Saquipay, recibió 17’200.000 dólares por parte de la empresa eléctrica Centro Sur, por la venta de las acciones, más  10’000.000 de dólares recibidos por el mismo concepto, el 11 de diciembre de 2018.


La entrega de los 27’200.000 dólares fue confirmada por Francisco Carrasco, presidente ejecutivo de la Centrosur, quien agregó que fueron decisiones resolutivas de la junta general de los accionistas.


Pérez cuestionó que de esta forma, de los 50’000.000 de dólares que elEstado Central adeudaba a la Prefectura por la venta de acciones, hay un valor que ya se canceló, pero que no fue “conocido por los azuayos”. También dijo que desconoce el lugar donde se encuentra el dinero  y duda del destino de esos recursos.
Los alcaldes electos que estaban presentes en la rueda de prensa hicieron un pedido especial al prefecto Saquipay para que el dinero recibido de la Centrosur pongan a disposición de la nueva administración.                


Francisco Luzuriaga, alcalde electo de Guachapala; Deifilio Arévalo, de Chordeleg; Rolando Calle, de Sevilla de Oro; Claudio Loja, de San Fernando; Diego Borja, de El Pan; Iván Ullauri, de Oña; y, Patricio Maldonado, de Nabón; se mostraron asombrados por la información emitida y temen que proyectos planificados para sus cantones queden pendientes por una supuesta falta de recursos, por lo que esperan aunar esfuerzos por revertir esta situación.


Este medio de comunicación intentó obtener la versión de los administradores salientes de la  Prefectura del Azuay sobre estas versiones emitidas, pero no tuvo respuesta alguna.


El pasado 24 de abril, durante su rendición de cuentas, Saquipay mencionó que sí hay problemas económicos, pero que “pueden solventarse”. Animó al continuismo del modelo de gestión y  anunció que varios proyectos quedarán suspendidos para que la nueva autoridad decida su continuidad.
Gastos y pedidos


La autoridad electa añadió  que en 2018 hubo dos gastos de la Prefectura que le sorprenden: 3’500.000 dólares en publicidad y 750.000 dólares en gastos de viajes internacionales del prefecto y su comitiva, según la documentación recibida en el proceso de transición. (I)
Pérez dijo que ha alertado de esta “crisis” al contralor Pablo Celi y le ha solicitado una auditoría integral del período 2014-2019.