Minería ilegal en Zhumiral alerta a las autoridades

Decenas de carpas cubren los campamentos mineros que están ubicados en Zhumiral.
FOTO: Cortesía

El Consejo Provincial del Azuay buscará el lunes una forma de combatir este delito que afecta al ambiente y se abordará la necesidad una consulta popular que elimine la minería metálica.

Técnicos de la Prefectura y representantes del Comité de Gestión Ambiental del Río Gala, ubicado en Zhumiral del cantón Camilo Ponce Enríquez, manifestaron ayer su malestar por la situación de inseguridad e ilegalidad de los campamentos mineros ubicados en esta zona.

Abigail Eras, comisaria de la dirección de la Comisión Ambiental de la Prefectura, manifestó que luego de recibir denuncias de los moradores del lugar, procedieron a efectuar un recorrido, donde constataron afectación ambiental y posibles daños a los usuarios de las aguas del río Gala.

Aseguró que son cerca de 2.400 familias que se han ubicado en la zona dedicados a minería metálica.

“Este lugar se parece a los campamentos de Buenos Aires en Imbabura”, enfatizó Eras y lamentó que está fuera de sus competencias la intervención, por eso hacen un llamado a las autoridades del Estado para activar sus controles.

Marcelo Quizphe, director de Gestión Ambiental, manifestó que una de las acciones que son de su competencia es lograr la convocatoria para una consulta popular a nivel provincial.

Bruno Segovia, secretario del Gobierno Provincial, coincidió con Quizphe y anunció que el lunes desde las 09:00, el Consejo Provincial sesionará para abordar sobre la necesidad de efectuar una consulta que elimine la minería metálica en la provincia, como una forma de evitar la ilegalidad.

Segovia agregó que están elaborando una propuesta de pregunta y una disposición transitoria para el cantón Camilo Ponce Enríquez, “para este cantón en cuatro años logre suspender todo tipo de actividades”, en caso de resultar positivo la consulta. (I)

Minería ilegal en Zhumiral alerta a las autoridades

Decenas de carpas cubren los campamentos mineros que están ubicados en Zhumiral.
FOTO: Cortesía

El Consejo Provincial del Azuay buscará el lunes una forma de combatir este delito que afecta al ambiente y se abordará la necesidad una consulta popular que elimine la minería metálica.

Técnicos de la Prefectura y representantes del Comité de Gestión Ambiental del Río Gala, ubicado en Zhumiral del cantón Camilo Ponce Enríquez, manifestaron ayer su malestar por la situación de inseguridad e ilegalidad de los campamentos mineros ubicados en esta zona.

Abigail Eras, comisaria de la dirección de la Comisión Ambiental de la Prefectura, manifestó que luego de recibir denuncias de los moradores del lugar, procedieron a efectuar un recorrido, donde constataron afectación ambiental y posibles daños a los usuarios de las aguas del río Gala.

Aseguró que son cerca de 2.400 familias que se han ubicado en la zona dedicados a minería metálica.

“Este lugar se parece a los campamentos de Buenos Aires en Imbabura”, enfatizó Eras y lamentó que está fuera de sus competencias la intervención, por eso hacen un llamado a las autoridades del Estado para activar sus controles.

Marcelo Quizphe, director de Gestión Ambiental, manifestó que una de las acciones que son de su competencia es lograr la convocatoria para una consulta popular a nivel provincial.

Bruno Segovia, secretario del Gobierno Provincial, coincidió con Quizphe y anunció que el lunes desde las 09:00, el Consejo Provincial sesionará para abordar sobre la necesidad de efectuar una consulta que elimine la minería metálica en la provincia, como una forma de evitar la ilegalidad.

Segovia agregó que están elaborando una propuesta de pregunta y una disposición transitoria para el cantón Camilo Ponce Enríquez, “para este cantón en cuatro años logre suspender todo tipo de actividades”, en caso de resultar positivo la consulta. (I)