Los cantones azuayos atraen a turistas con sus luminarias

La garúa cae sin cesar, pero aún así Jorge Lituma saca su celular, se para frente a la iglesia central de Chordeleg y empieza a grabar las luces azules que la adornan.


Vira un poco hacia su izquierda y hace una toma de la iluminación de los árboles. En segundos baja su teléfono y revisa los videos. Para él, es una maravilla pues, según recuerda, jamás se había adornado como se hizo ahora.


El alcalde de Chordeleg, Deifilio Arévalo, estaba la noche del jueves grabando un saludo navideño en el parque y comentó que esto se hizo con la intención de unir a la familia, pero también para impulsar el comercio del cantón.


“Esta también es una forma de impulsar el turismo y dinamizar la economía”, explicó Arévalo y agregó que la inversión para las adornos no superó los 7.000 dólares.


Al llegar a Gualaceo empieza la lluvia. Son las 20:00 y familias disfrutan de tomarse fotos en el parque central. Hay un túnel de luces y una árbol de unos tres metros de altura.


Una de las visitantes es Maritza Tenesaca quien salió con sus pequeños a disfrutar de la Navidad. Mientras que en la Plaza Guayaquil hay algunas luces, pero los comerciantes querían más adorno ahí.


Al llegar a Paute lo que resalta es un arco iluminado que da la bienvenida a la ciudad y las luces sobre el río, pero el parque tiene pocas luces. Guachapala, es el último en el recorrido y los árboles iluminados son el mayor atractivo. (I)

Los cantones azuayos atraen a turistas con sus luminarias

La garúa cae sin cesar, pero aún así Jorge Lituma saca su celular, se para frente a la iglesia central de Chordeleg y empieza a grabar las luces azules que la adornan.


Vira un poco hacia su izquierda y hace una toma de la iluminación de los árboles. En segundos baja su teléfono y revisa los videos. Para él, es una maravilla pues, según recuerda, jamás se había adornado como se hizo ahora.


El alcalde de Chordeleg, Deifilio Arévalo, estaba la noche del jueves grabando un saludo navideño en el parque y comentó que esto se hizo con la intención de unir a la familia, pero también para impulsar el comercio del cantón.


“Esta también es una forma de impulsar el turismo y dinamizar la economía”, explicó Arévalo y agregó que la inversión para las adornos no superó los 7.000 dólares.


Al llegar a Gualaceo empieza la lluvia. Son las 20:00 y familias disfrutan de tomarse fotos en el parque central. Hay un túnel de luces y una árbol de unos tres metros de altura.


Una de las visitantes es Maritza Tenesaca quien salió con sus pequeños a disfrutar de la Navidad. Mientras que en la Plaza Guayaquil hay algunas luces, pero los comerciantes querían más adorno ahí.


Al llegar a Paute lo que resalta es un arco iluminado que da la bienvenida a la ciudad y las luces sobre el río, pero el parque tiene pocas luces. Guachapala, es el último en el recorrido y los árboles iluminados son el mayor atractivo. (I)