En Girón el visitante crea su propia experiencia turística

Rodeado de miradores naturales, parroquias con sus propias costumbres y tradiciones, cultivos de achira que producen los mejores panes de la región, fuentes naturales como El Chorro y hospitalidad de su gente, hacen de Girón un cantón para visitar una y otra vez.

Girón está ubicado al Suroeste de Cuenca, a 40 km por la vía Girón-Pasaje. Su centro cantonal se asienta a 2.162 m.s.n.m. con un clima templado. Conserva un centro histórico de arquitectura colonial y republicana donde predominan los portales y su iglesia matriz. Aquí la población venera al Señor de Girón conocido como el señor de las aguas.

El turista siempre va con la misión de llegar al famoso chorro de Girón, pero no se imagina que en el camino este destino le pueda sorprender, como las 10 hectáreas de cultivo de achira, un tubércu­lo andino que tiene importancia económica, cultural y nutricional en las familias de este cantón. En las zonas de Leocápac y El Chorro hay más de 10 hectáreas sembradas. Este producto forma parte de las rutas turísticas de este cantón para que los viajeros conozcan su interesante textura. Sus flores color amarillo, roja y hojas moradas, anuncian que el tubérculo está listo para ser cosechado. Con el almidón de la achira se preparan los panes más ricos de la región.

Las casas de haciendas y sus pastos llenos de ganado lechero también detendrán al viajero. Entre la espesa neblina común en los prados de Girón, está el complejo turístico Aventura Park, donde los turistas podrán desarrollar varias actividades de turismo vivencial como el ordeño y la cosecha de moras. Girón es una de las franjas ganaderas más importantes del Azuay. La leche por ejemplo es procesada en la misma zona para producir el famoso queso amasado.

Parte de la tradición de Girón es el zumo de caña. En el Valle de Yunguilla existe un sin número de moliendas tradicionales donde preparan algunos derivados de este producto. Según cuentan sus propietarios antiguamente se molía la caña en trapiches con la fuerza de una yunta (ganado). En la actualidad continúan con este trabajo artesanal para con el sumo de la caña extraído, elaborar aguardiente, mapanagua, miel, guarapo y panela.

El Chorro, constituye el complejo turístico más importante del cantón azuayo. Está compuesto de tres cascadas de 100 metros de altura cada uno. La primera que lleva el nombre de “El Chorro”, está dentro de un exuberante bosque protector lleno de  paisajes y abundante flora y fauna. Pararse a su alrededor para sentir el poder del agua, simplemente es fantástico. El segundo y tercer chorro conservan pozos de agua natural, especies nativas y vegetación no explorada. Solo ingresan los turistas más intrépidos.

Además, el complejo tiene un parador turístico donde se pueden consumir servicios de alimentación, hospedaje y recreación. Al caer el sol, El Chorro toma otro color y una vez iluminado se convierte en un punto de encuentro nocturno para escuchar los sonidos más sorprendentes de la naturaleza.

Amanecer en Lago de Cristal y poder disfrutar de los primeros minutos de sol, aire puro y vistas impresionantes, es de otro mundo. En este lugar el día empieza con un desayuno típico (café del lago con pan de achira) y una cabalgata por los prados alrededor del Lago, continúa con un paseo en bote, juegos extremos sobre el lago y culmina adentrándose en la casa de hacienda, que nos transporta a la vida misma de antaño.

La verdad Girón es un cantón increíble, es como transportarte al pasado, todo está hecho de adobe, de madera… es el lugar ideal para desconectarte, este y todos los fines de semana.

En Girón el visitante crea su propia experiencia turística

Rodeado de miradores naturales, parroquias con sus propias costumbres y tradiciones, cultivos de achira que producen los mejores panes de la región, fuentes naturales como El Chorro y hospitalidad de su gente, hacen de Girón un cantón para visitar una y otra vez.

Girón está ubicado al Suroeste de Cuenca, a 40 km por la vía Girón-Pasaje. Su centro cantonal se asienta a 2.162 m.s.n.m. con un clima templado. Conserva un centro histórico de arquitectura colonial y republicana donde predominan los portales y su iglesia matriz. Aquí la población venera al Señor de Girón conocido como el señor de las aguas.

El turista siempre va con la misión de llegar al famoso chorro de Girón, pero no se imagina que en el camino este destino le pueda sorprender, como las 10 hectáreas de cultivo de achira, un tubércu­lo andino que tiene importancia económica, cultural y nutricional en las familias de este cantón. En las zonas de Leocápac y El Chorro hay más de 10 hectáreas sembradas. Este producto forma parte de las rutas turísticas de este cantón para que los viajeros conozcan su interesante textura. Sus flores color amarillo, roja y hojas moradas, anuncian que el tubérculo está listo para ser cosechado. Con el almidón de la achira se preparan los panes más ricos de la región.

Las casas de haciendas y sus pastos llenos de ganado lechero también detendrán al viajero. Entre la espesa neblina común en los prados de Girón, está el complejo turístico Aventura Park, donde los turistas podrán desarrollar varias actividades de turismo vivencial como el ordeño y la cosecha de moras. Girón es una de las franjas ganaderas más importantes del Azuay. La leche por ejemplo es procesada en la misma zona para producir el famoso queso amasado.

Parte de la tradición de Girón es el zumo de caña. En el Valle de Yunguilla existe un sin número de moliendas tradicionales donde preparan algunos derivados de este producto. Según cuentan sus propietarios antiguamente se molía la caña en trapiches con la fuerza de una yunta (ganado). En la actualidad continúan con este trabajo artesanal para con el sumo de la caña extraído, elaborar aguardiente, mapanagua, miel, guarapo y panela.

El Chorro, constituye el complejo turístico más importante del cantón azuayo. Está compuesto de tres cascadas de 100 metros de altura cada uno. La primera que lleva el nombre de “El Chorro”, está dentro de un exuberante bosque protector lleno de  paisajes y abundante flora y fauna. Pararse a su alrededor para sentir el poder del agua, simplemente es fantástico. El segundo y tercer chorro conservan pozos de agua natural, especies nativas y vegetación no explorada. Solo ingresan los turistas más intrépidos.

Además, el complejo tiene un parador turístico donde se pueden consumir servicios de alimentación, hospedaje y recreación. Al caer el sol, El Chorro toma otro color y una vez iluminado se convierte en un punto de encuentro nocturno para escuchar los sonidos más sorprendentes de la naturaleza.

Amanecer en Lago de Cristal y poder disfrutar de los primeros minutos de sol, aire puro y vistas impresionantes, es de otro mundo. En este lugar el día empieza con un desayuno típico (café del lago con pan de achira) y una cabalgata por los prados alrededor del Lago, continúa con un paseo en bote, juegos extremos sobre el lago y culmina adentrándose en la casa de hacienda, que nos transporta a la vida misma de antaño.

La verdad Girón es un cantón increíble, es como transportarte al pasado, todo está hecho de adobe, de madera… es el lugar ideal para desconectarte, este y todos los fines de semana.