Familias serán reubicadas por el volcán Sangay

FOTO: Captura de pantalla

Habitantes de la comunidad Playas de San Luis, ubicada en la provincia de Morona Santiago, en el margen del río Upano, mantuvieron una reunión con las autoridades del COE Cantonal en la que analizaron las posibilidades para reducir los riesgos ante la actividad eruptiva del volcán Sangay.

La reunión se llevó a cabo el lunes 20 de enero, tras el análisis que realizó la Unidad de Gestión de Riesgos del GAD cantonal de Morona Santiago que verificó la situación en la zona e indicó que el comportamiento del río cambia a medida que incrementa el caudal, “modificando su trayectoria hacia el margen izquierdo, en donde se han creado 2 brazos de agua, que ponen en riesgo a la vía de acceso, algunas viviendas y finca”.

El sábado 18 de enero el GAD Municipal determinó la urgencia de evacuar la zona, sin embargo las 10 familias que habitan en dicha comunidad se negaron a salir de sus viviendas y tras la reunión mantenida lograron llegar a varios acuerdos para resguardar la seguridad ciudadana.

Los acuerdos contemplan el análisis de la posible reubicación de las familias que tienen fincas y que habitan permanente en la comunidad, elaborar un protocolo de evacuación a una zona segura y evaluar las afectaciones en medios productivos por parte del Ministerio de Agricultura.

En un comunicado de la Secretaría de Gestión de Riesgos se recalca que “no existe reporte de algún tipo de represamiento del caudal de río Upano en la convergencia de este con el río Volcán, por acumulación de material producto de la erupción volcánica del Sangay”. (I)

Familias serán reubicadas por el volcán Sangay

FOTO: Captura de pantalla

Habitantes de la comunidad Playas de San Luis, ubicada en la provincia de Morona Santiago, en el margen del río Upano, mantuvieron una reunión con las autoridades del COE Cantonal en la que analizaron las posibilidades para reducir los riesgos ante la actividad eruptiva del volcán Sangay.

La reunión se llevó a cabo el lunes 20 de enero, tras el análisis que realizó la Unidad de Gestión de Riesgos del GAD cantonal de Morona Santiago que verificó la situación en la zona e indicó que el comportamiento del río cambia a medida que incrementa el caudal, “modificando su trayectoria hacia el margen izquierdo, en donde se han creado 2 brazos de agua, que ponen en riesgo a la vía de acceso, algunas viviendas y finca”.

El sábado 18 de enero el GAD Municipal determinó la urgencia de evacuar la zona, sin embargo las 10 familias que habitan en dicha comunidad se negaron a salir de sus viviendas y tras la reunión mantenida lograron llegar a varios acuerdos para resguardar la seguridad ciudadana.

Los acuerdos contemplan el análisis de la posible reubicación de las familias que tienen fincas y que habitan permanente en la comunidad, elaborar un protocolo de evacuación a una zona segura y evaluar las afectaciones en medios productivos por parte del Ministerio de Agricultura.

En un comunicado de la Secretaría de Gestión de Riesgos se recalca que “no existe reporte de algún tipo de represamiento del caudal de río Upano en la convergencia de este con el río Volcán, por acumulación de material producto de la erupción volcánica del Sangay”. (I)