Corte ratifica la suspensión del proyecto minero

Este viernes 3 de agosto, la sala de lo civil y mercantil de la Corte Provincial del Azuay negó la apelación presentada por el Estado Ecuatoriano, a través del Ministerio de Minas y Ministerio del Ambiente, en el caso del proyecto minero Río Blanco.


Esto implica que la sentencia expedida el 2 de junio pasado, por el juez Paúl Serrano, de detener el proyecto minero queda en pie y “acepta la acción por vulneración del derecho del debido proceso a la consulta previa, libre e informada en la comunidad de Molleturo en relación con el proyecto minero Río Blanco”.


Yaku Pérez Guartambel, presidente de Ecuarunari, y líder activista antiminero de este proceso, expresó su satisfacción ante esta resolución.  “La mejor noticia que recibí al retornar al país, saber que triunfó Río Blanco, Cuenca, el Azuay, la vida, el agua, nuestros hijos y el futuro”, expresó el activista por el agua.
Por su parte, Rocío Juca, subsecretaria zonal del Ministerio de Minería, sostuvo: “como Ministerio, somos muy respetuosos de las instancias de justicia.  Continuaremos con las otras instancias que la Ley nos permite”.


La funcionaria aseguró además que en los próximos días informarán a los medios de comunicación y a la ciudadanía “los hechos que se han venido suscitando en estos meses”.


El pasado 23 de julio, decenas de participantes pro y anti minería, se juntaron en las calles céntricas de la ciudad y en la Corte Provincial de Justicia para protestar.


Ese día, los jueces señalaron un plazo de ocho días para dar su resolución, en razón de que se presentó amplia documentación de ambas partes, que debía ser analizada y evacuada antes de firmar una sentencia. Sin embargo, la ratificación de la decisión de detener este proyecto se dio luego de 11 días. (I)

Corte ratifica la suspensión del proyecto minero

Este viernes 3 de agosto, la sala de lo civil y mercantil de la Corte Provincial del Azuay negó la apelación presentada por el Estado Ecuatoriano, a través del Ministerio de Minas y Ministerio del Ambiente, en el caso del proyecto minero Río Blanco.


Esto implica que la sentencia expedida el 2 de junio pasado, por el juez Paúl Serrano, de detener el proyecto minero queda en pie y “acepta la acción por vulneración del derecho del debido proceso a la consulta previa, libre e informada en la comunidad de Molleturo en relación con el proyecto minero Río Blanco”.


Yaku Pérez Guartambel, presidente de Ecuarunari, y líder activista antiminero de este proceso, expresó su satisfacción ante esta resolución.  “La mejor noticia que recibí al retornar al país, saber que triunfó Río Blanco, Cuenca, el Azuay, la vida, el agua, nuestros hijos y el futuro”, expresó el activista por el agua.
Por su parte, Rocío Juca, subsecretaria zonal del Ministerio de Minería, sostuvo: “como Ministerio, somos muy respetuosos de las instancias de justicia.  Continuaremos con las otras instancias que la Ley nos permite”.


La funcionaria aseguró además que en los próximos días informarán a los medios de comunicación y a la ciudadanía “los hechos que se han venido suscitando en estos meses”.


El pasado 23 de julio, decenas de participantes pro y anti minería, se juntaron en las calles céntricas de la ciudad y en la Corte Provincial de Justicia para protestar.


Ese día, los jueces señalaron un plazo de ocho días para dar su resolución, en razón de que se presentó amplia documentación de ambas partes, que debía ser analizada y evacuada antes de firmar una sentencia. Sin embargo, la ratificación de la decisión de detener este proyecto se dio luego de 11 días. (I)