Controles para mantener la calidad de la leche

Desde enero hasta septiembre esta entidad adscrita al MAG hizo 73 operativos en la provincia, verificaron 1’162.106 litros de leche, pero 43.465 litros se retiraron por falta de inocuidad.
Los técnicos de Agrocalidad llegaron ayer a Parmalat para verificar la calidad de la leche cruda que ingresa a la planta.
FOTO: Miguel Arévalo EL TIEMPO

La presencia de antibiótico en la leche cruda es la causa más común por la que Agrocalidad de Azuay retiró el producto durante los primeros nueve meses del año.

El encargado de la jefatura de Servicio de Sanidad Agropecuaria, Daniel Banegas, recordó ayer que esta entidad adscrita al Ministerio de Agricultura y Ganadería, MAG, se encarga de controlar y vigilar la leche cruda desde su producción y ordeño hasta que llega a los silos y a la industrias lácteas.

Desde 2013 ejecutan operativos, pero este año los han reforzado tanto en carreteras como en las industrias con el fin de garantizar la inocuidad del producto.

Se trata de 73 operativos desde enero hasta septiembre de este año. En ese periodo se verificaron 1’162.106 litros de leche cruda, de los cuales 43.465 litros tuvieron que ser desechados.

El responsable de la Unidad de Inocuidad de Alimentos, Francisco Carrasco, detalló que las cuatro razones por las que han desechado la leche es principalmente por la presencia de antibióticos, luego por conservantes, neutralizantes y por mala higiene.

Ante esta realidad, Agrocalidad también aumentó la asesoría directa a los pequeños y medianos productores con la intención de mejorar las prácticas agrarias. “Nos encargamos de enseñarles en qué proporción deben administrar los antibióticos a la vaca y el tiempo que deben dejarla reposar para que ese antibiótico no perjudique a los consumidores”, indicó.

Explicó que el consumo de leche con esos componentes puede causar resistencia a los antibióticos, lo que es perjudicial para la salud.

El equipo de Agrocalidad realizó ayer un control en Parmalat. Carrasco se acercó a los transportistas, solicitó la documentación para verificar de dónde proviene el producto, los litros que transportan, el registro de transportista y toma de muestras.

“Los técnicos de Agocalidad entran al laboratorio y verifican que no esté adulterada la leche. Nos parece positivo porque así mejoramos las prácticas en el control de la calidad de la leche que recibimos”, comentó Ramiro Viracucha trabajador de la empresa Parmalat. (I)

DATOS
-Prevención. Los operativos de Agrocalidad se realizan para garantizar la salud de los consumidores, así como el buen estado de la leche.
-Destrucción. La leche contaminada es llevada a las lagunas de oxidación de ETAPA para ser desechada y evitar que sea consumida por humanos.
-Capacitación. Desde 2015 hasta 2017 Agrocalidad capacitó a 5.906 personas en mejoras de prácticas agrarias. En este año han alcanzado 678 personas.

Edy Pérez Alvarado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Controles para mantener la calidad de la leche

Los técnicos de Agrocalidad llegaron ayer a Parmalat para verificar la calidad de la leche cruda que ingresa a la planta.
FOTO: Miguel Arévalo EL TIEMPO

La presencia de antibiótico en la leche cruda es la causa más común por la que Agrocalidad de Azuay retiró el producto durante los primeros nueve meses del año.

El encargado de la jefatura de Servicio de Sanidad Agropecuaria, Daniel Banegas, recordó ayer que esta entidad adscrita al Ministerio de Agricultura y Ganadería, MAG, se encarga de controlar y vigilar la leche cruda desde su producción y ordeño hasta que llega a los silos y a la industrias lácteas.

Desde 2013 ejecutan operativos, pero este año los han reforzado tanto en carreteras como en las industrias con el fin de garantizar la inocuidad del producto.

Se trata de 73 operativos desde enero hasta septiembre de este año. En ese periodo se verificaron 1’162.106 litros de leche cruda, de los cuales 43.465 litros tuvieron que ser desechados.

El responsable de la Unidad de Inocuidad de Alimentos, Francisco Carrasco, detalló que las cuatro razones por las que han desechado la leche es principalmente por la presencia de antibióticos, luego por conservantes, neutralizantes y por mala higiene.

Ante esta realidad, Agrocalidad también aumentó la asesoría directa a los pequeños y medianos productores con la intención de mejorar las prácticas agrarias. “Nos encargamos de enseñarles en qué proporción deben administrar los antibióticos a la vaca y el tiempo que deben dejarla reposar para que ese antibiótico no perjudique a los consumidores”, indicó.

Explicó que el consumo de leche con esos componentes puede causar resistencia a los antibióticos, lo que es perjudicial para la salud.

El equipo de Agrocalidad realizó ayer un control en Parmalat. Carrasco se acercó a los transportistas, solicitó la documentación para verificar de dónde proviene el producto, los litros que transportan, el registro de transportista y toma de muestras.

“Los técnicos de Agocalidad entran al laboratorio y verifican que no esté adulterada la leche. Nos parece positivo porque así mejoramos las prácticas en el control de la calidad de la leche que recibimos”, comentó Ramiro Viracucha trabajador de la empresa Parmalat. (I)

DATOS
-Prevención. Los operativos de Agrocalidad se realizan para garantizar la salud de los consumidores, así como el buen estado de la leche.
-Destrucción. La leche contaminada es llevada a las lagunas de oxidación de ETAPA para ser desechada y evitar que sea consumida por humanos.
-Capacitación. Desde 2015 hasta 2017 Agrocalidad capacitó a 5.906 personas en mejoras de prácticas agrarias. En este año han alcanzado 678 personas.

Edy Pérez Alvarado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.