Comuneros se unen a la prevención de incendios

Comuneros y personal de la Secretaría de Riesgo reciben capacitación en prevención y manejo de incendios, desde ayer. La jornada finalizará mañana.

Junto a guardabosques y personal técnico de las instituciones de Gobierno se capacitan para mejorar sus técnicas para enfrentar el fuego y romper con los mitos que hay entorno a estos tipos de flagelos. Las áreas protegidas de Azuay han sido afectadas por quemas entre 2015 a 2018

Los habitantes de las zonas aledañas a las áreas protegidas junto a guardabosques, bomberos y personal de la Secretaría de Gestión de Riegos iniciaron ayer una capacitación de tres días para prepararse para la temporada de propagación de incendios. Además formarán brigadas para dar la primera respuesta a los incidentes.


El director encargado del MAE en Azuay, Silvio Cabrera, comentó que este primer curso de bomberos forestales en el Austro tiene como objetivo juntar en un mismo espacio a comuneros y personal técnico para compartir experiencias y para que los formados repliquen los conocimientos en las comunidades.


José Luis Duce, instructor de este proceso, señaló que solo conociendo los ecosistemas que nos rodean “entenderemos de su importancia y cuidado” del bosque como de las fuentes de agua que hay en las zonas de conservación.


Duce y Cabrera concuerdan que la prevención es parte del proceso de conocimiento para lograr un trabajo en equipo y disminuir los incendios forestales. Para Angel Morocho, comunero y participante, controlar el fuego ayuda a cuidar las quebradas.


Cifras
Según los datos del MAE en los últimos tres años entre julio y diciembre se ha registrado una alta ocurrencia de incidentes en Azuay. Solo en 2018 fueron afectadas 4.391 hectáreas por incendios en los 15 cantones. De esta cifra, en Cuenca se registraron 2.000 hectáreas afectadas y en Oña 590.


En el mismo periodo de tiempo, 210 hectáreas fueron afectadas en áreas de protección en el Parque Nacional Cajas y el área de recreación Quimsacocha.


Para el instructor el reto de la capacitación es romper algunos mitos sobre el fuego. Detalló que es necesario dejar de considerar como “héroes” a los bomberos, porque a la gente se aleja de su responsabilidad y deja el cuidado y conservación de los bosques al personal de la casaca roja.


Este capacitación está financiado por la Cooperación Italiana para el Desarrollo, el Banco de Desarrollo de Brasil, explicó Daniel Segura, gerente de “Amazonía sin Fuego”, proyecto en vigencia desde 2017. (I)


La prevención es parte del proceso, según los especialistas, para ello es necesario conocer los ecosistema.

Los incendios forestales afectan a las áreas de conservación nacional, durante los meses de julio a diciembre, según los reportes del MAE.

Comuneros se unen a la prevención de incendios

Comuneros y personal de la Secretaría de Riesgo reciben capacitación en prevención y manejo de incendios, desde ayer. La jornada finalizará mañana.

Junto a guardabosques y personal técnico de las instituciones de Gobierno se capacitan para mejorar sus técnicas para enfrentar el fuego y romper con los mitos que hay entorno a estos tipos de flagelos. Las áreas protegidas de Azuay han sido afectadas por quemas entre 2015 a 2018

Los habitantes de las zonas aledañas a las áreas protegidas junto a guardabosques, bomberos y personal de la Secretaría de Gestión de Riegos iniciaron ayer una capacitación de tres días para prepararse para la temporada de propagación de incendios. Además formarán brigadas para dar la primera respuesta a los incidentes.


El director encargado del MAE en Azuay, Silvio Cabrera, comentó que este primer curso de bomberos forestales en el Austro tiene como objetivo juntar en un mismo espacio a comuneros y personal técnico para compartir experiencias y para que los formados repliquen los conocimientos en las comunidades.


José Luis Duce, instructor de este proceso, señaló que solo conociendo los ecosistemas que nos rodean “entenderemos de su importancia y cuidado” del bosque como de las fuentes de agua que hay en las zonas de conservación.


Duce y Cabrera concuerdan que la prevención es parte del proceso de conocimiento para lograr un trabajo en equipo y disminuir los incendios forestales. Para Angel Morocho, comunero y participante, controlar el fuego ayuda a cuidar las quebradas.


Cifras
Según los datos del MAE en los últimos tres años entre julio y diciembre se ha registrado una alta ocurrencia de incidentes en Azuay. Solo en 2018 fueron afectadas 4.391 hectáreas por incendios en los 15 cantones. De esta cifra, en Cuenca se registraron 2.000 hectáreas afectadas y en Oña 590.


En el mismo periodo de tiempo, 210 hectáreas fueron afectadas en áreas de protección en el Parque Nacional Cajas y el área de recreación Quimsacocha.


Para el instructor el reto de la capacitación es romper algunos mitos sobre el fuego. Detalló que es necesario dejar de considerar como “héroes” a los bomberos, porque a la gente se aleja de su responsabilidad y deja el cuidado y conservación de los bosques al personal de la casaca roja.


Este capacitación está financiado por la Cooperación Italiana para el Desarrollo, el Banco de Desarrollo de Brasil, explicó Daniel Segura, gerente de “Amazonía sin Fuego”, proyecto en vigencia desde 2017. (I)


La prevención es parte del proceso, según los especialistas, para ello es necesario conocer los ecosistema.

Los incendios forestales afectan a las áreas de conservación nacional, durante los meses de julio a diciembre, según los reportes del MAE.