Comuneros y autoridades en disputa por apertura de vía

La trocha afecta la reserva del Río San Francisco, que provee de agua potable al cantón Gualaceo y al bosque protegido de Collay. Esta situación pone en conflicto dos necesidades ciudadanas: proteger el líquido vital o contar con una alternativa vial a la  Gualaceo-Limón, que está cerrada hace dos meses.

Enérgicos, con sombreros, botas de caucho y herramientas en mano, un grupo de ciudadanos ascendía ayer por un estrecho camino de tierra rojiza ubicada en la parroquia La Unión de Chordeleg.


Tenían dos objetivos: encontrarse con sus vecinos, quienes, desde la zona amazónica, avanzan con la apertura de un acceso vial sin permisos y con maquinaria contratada; y presionar a las autoridades para que permitan esta construcción como una alternativa vial frente al cierre permanente de la Gualaceo-Plan de Milagro-Limón Indanza, sector Ingamullo 2, que está cerrada desde noviembre de 2018.


A este recorrido ciudadano, también asistieron técnicos del Ministerio del Ambiente, MAE, y de Gestión Ambiental del Municipal de Gualaceo, quienes inspeccionaron ayer la apertura del camino, que tiene dos frentes. Uno en La Unión de Chordeleg y otro en el sector Chaucán, perteneciente a la parroquia Remigio Crespo de Gualaceo.


La vía unirá estos dos cantones y saldrá hasta la provincia de Morona Santiago.  
En el informe tomado por el técnico del MAE, Marcelo Romero, se detalla que no existe permiso ambiental y que la apertura evidencia más de un kilómetro y medio de trabajos con un ancho de hasta seis metros.
“Esta actividad ocasiona destrucción de la vegetación nativa, por lo que se presentará la denuncia junto al informe técnico a la Fiscalía para que inicie el proceso sancionador”, indicó Romero.  


Ese problema ocurre porque la vía está localizada sobre el Bosque Protector Collay, que tiene  fuentes hídricas y forma parte de la reserva del río San Francisco, principal afluente  que dota de agua potable a 30.000 habitantes.
Gloria Aguilar, de Gestión Ambiental de Gualaceo, señaló que harán lo necesario para proteger la zona. Su cuidado está a cargo de una mancomunidad desde el 2015 y cuenta con una ordenanza.


Ciudadanos
Los comuneros que se encontraban en la zona defendiendo la apertura presentaron documentos a los funcionarios del Ministerio.  Ellos mencionan que seguirán trabajando con el tractor oruga contratado. Los escritos eran borradores de un permiso para limpiar la vía y no para una apertura.


En la inspección, habitantes de los cantones de Limón Indanza, San Juan Bosco y otras comunidades de la provincia vecina de Morena Santiago manifestaron que el trabajo realizado por su cuenta se debe a que no hay respuestas del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, MTOP, para habilitar la vía Gualaceo-Limón, carretera de gran  importancia entre la Sierra y la Amazonía.
En el recorrido se encontraba Julio Jara, morador de Chordeleg, quien es propietario de una finca en Gualaquiza. “Nuestra protesta no es de ahora, queremos soluciones y esta vía puede ayudarnos a trasladarnos”, dijo.


También se encontraba Margarita Puma, ella contó que esta trocha era utilizada por sus padres y que ahora también la utiliza con su caballo. “Si desean abrir será porque la gente necesita, eso deben entender las autoridades”, mencionó.
Las autoridades conocieron las denuncias ciudadanas de la apertura vial  hace dos semanas. Desde entonces, policías y guardaparques  han intentado dialogar con los comuneros.


El miércoles anterior, varios ciudadanos dialogaron con el prefecto Bolívar Saquipay, quien ordenó conformar un equipo técnico para revisar la propuesta. “Sabemos que puede afectar al Collay y que el MTOP está trabajando en el Ingamullo, entonces esta vía no tendría motivo para abrirse”, añadió Saquipay. (I)   


En la parroquia La Unión, en el cantón Chordeleg, los comuneros reabrieron la trocha hace dos semanas.
Una vertiente de agua en la parroquia La Unión es utilizada por los comuneros para la ganadería.
En Chaucán de Gualaceo, comuneros continuarán con la apertura de la vía con la maquinaria contratada.
Ayer, ciudadanos que buscan abrir la vía y autoridades se encontraron en la zona para constatar los trabajos.
El bosque de Collay tiene 29.000 hectáreas, ubicado entre Azuay y Morona Santiago. Pertenece al corredor  Sangay-Podocarpus.

Comuneros y autoridades en disputa por apertura de vía

La trocha afecta la reserva del Río San Francisco, que provee de agua potable al cantón Gualaceo y al bosque protegido de Collay. Esta situación pone en conflicto dos necesidades ciudadanas: proteger el líquido vital o contar con una alternativa vial a la  Gualaceo-Limón, que está cerrada hace dos meses.

Enérgicos, con sombreros, botas de caucho y herramientas en mano, un grupo de ciudadanos ascendía ayer por un estrecho camino de tierra rojiza ubicada en la parroquia La Unión de Chordeleg.


Tenían dos objetivos: encontrarse con sus vecinos, quienes, desde la zona amazónica, avanzan con la apertura de un acceso vial sin permisos y con maquinaria contratada; y presionar a las autoridades para que permitan esta construcción como una alternativa vial frente al cierre permanente de la Gualaceo-Plan de Milagro-Limón Indanza, sector Ingamullo 2, que está cerrada desde noviembre de 2018.


A este recorrido ciudadano, también asistieron técnicos del Ministerio del Ambiente, MAE, y de Gestión Ambiental del Municipal de Gualaceo, quienes inspeccionaron ayer la apertura del camino, que tiene dos frentes. Uno en La Unión de Chordeleg y otro en el sector Chaucán, perteneciente a la parroquia Remigio Crespo de Gualaceo.


La vía unirá estos dos cantones y saldrá hasta la provincia de Morona Santiago.  
En el informe tomado por el técnico del MAE, Marcelo Romero, se detalla que no existe permiso ambiental y que la apertura evidencia más de un kilómetro y medio de trabajos con un ancho de hasta seis metros.
“Esta actividad ocasiona destrucción de la vegetación nativa, por lo que se presentará la denuncia junto al informe técnico a la Fiscalía para que inicie el proceso sancionador”, indicó Romero.  


Ese problema ocurre porque la vía está localizada sobre el Bosque Protector Collay, que tiene  fuentes hídricas y forma parte de la reserva del río San Francisco, principal afluente  que dota de agua potable a 30.000 habitantes.
Gloria Aguilar, de Gestión Ambiental de Gualaceo, señaló que harán lo necesario para proteger la zona. Su cuidado está a cargo de una mancomunidad desde el 2015 y cuenta con una ordenanza.


Ciudadanos
Los comuneros que se encontraban en la zona defendiendo la apertura presentaron documentos a los funcionarios del Ministerio.  Ellos mencionan que seguirán trabajando con el tractor oruga contratado. Los escritos eran borradores de un permiso para limpiar la vía y no para una apertura.


En la inspección, habitantes de los cantones de Limón Indanza, San Juan Bosco y otras comunidades de la provincia vecina de Morena Santiago manifestaron que el trabajo realizado por su cuenta se debe a que no hay respuestas del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, MTOP, para habilitar la vía Gualaceo-Limón, carretera de gran  importancia entre la Sierra y la Amazonía.
En el recorrido se encontraba Julio Jara, morador de Chordeleg, quien es propietario de una finca en Gualaquiza. “Nuestra protesta no es de ahora, queremos soluciones y esta vía puede ayudarnos a trasladarnos”, dijo.


También se encontraba Margarita Puma, ella contó que esta trocha era utilizada por sus padres y que ahora también la utiliza con su caballo. “Si desean abrir será porque la gente necesita, eso deben entender las autoridades”, mencionó.
Las autoridades conocieron las denuncias ciudadanas de la apertura vial  hace dos semanas. Desde entonces, policías y guardaparques  han intentado dialogar con los comuneros.


El miércoles anterior, varios ciudadanos dialogaron con el prefecto Bolívar Saquipay, quien ordenó conformar un equipo técnico para revisar la propuesta. “Sabemos que puede afectar al Collay y que el MTOP está trabajando en el Ingamullo, entonces esta vía no tendría motivo para abrirse”, añadió Saquipay. (I)   


En la parroquia La Unión, en el cantón Chordeleg, los comuneros reabrieron la trocha hace dos semanas.
Una vertiente de agua en la parroquia La Unión es utilizada por los comuneros para la ganadería.
En Chaucán de Gualaceo, comuneros continuarán con la apertura de la vía con la maquinaria contratada.
Ayer, ciudadanos que buscan abrir la vía y autoridades se encontraron en la zona para constatar los trabajos.
El bosque de Collay tiene 29.000 hectáreas, ubicado entre Azuay y Morona Santiago. Pertenece al corredor  Sangay-Podocarpus.