Campaña contra males cardíacos

La unidad móvil de salud y el departamento de Nutrición de la Dirección de Salud Pública aprovechó ayer que fue el Dí­a Mundial del Corazón, e instaló una carpa en el parque central de la ciudad para concienciar a la población sobre los factores de riesgo cardiovasculares.
Azogues. En la carpa se colocaron cartelones con información sobre los riesgos de la obesidad que es considerada como la mayor epidemia del siglo XXI y es uno de los principales factores que llevan a las enfermedades cardiovasculares. Las personas con obesidad ven reducida dramáticamente su calidad de vida y disminuye su capacidad para realizar determinadas actividades cotidianas.


Paralelamente expusieron la importancia de una buena nutrición y los hábitos alimenticios al que tienen que acogerse las personas para conseguir una vida sana.


 Actividades


Vanesa Abad, del área de nutrición de la Dirección de Salud, dice que el trabajo del grupo se dividió en dos partes: uno, en la carpa ayer el personal de nutrición se dedicó exclusivamente a entregar información sobre el cuidado del corazón evitando el consumo de grasas y la concienciación sobre una buena alimentación. Dos, en la unidad móvil los profesionales realizaron el control de peso, talla y la presión arterial.


Hasta el mediodí­a de ayer, 40 personas recibieron la atención, “los casos de riesgo fueron remitidos al hospital Homero Castanier y al Centro de Salud para que reciban el tratamiento necesario”, dijo Paula Almeida, profesional de la salud. La atención fue completamente gratuita.


Vanesa Abad dijo que desde hace tres meses la Dirección de Salud Pública trabaja con el programa de concienciación sobre una buena nutrición y en la promoción de los servicios gratuitos de salud en hospitales, centros y subcentros.


Los talleres de capacitación es otra modalidad para llegar a la población, esa actividad comenzó en La Troncal y está dirigido a docentes, más adelante se extenderá al resto de cantones.  “El trabajo de educación también va para los niños, quienes están consumiendo comida chatarra”, expresa Vanesa Abad.


Para Susana González, nutricionista, los temas de salud y alimentación fueron impartidos al personal de todas las instituciones que trabajan con programas de atención infantil en el Cañar. 

Campaña contra males cardíacos

Azogues. En la carpa se colocaron cartelones con información sobre los riesgos de la obesidad que es considerada como la mayor epidemia del siglo XXI y es uno de los principales factores que llevan a las enfermedades cardiovasculares. Las personas con obesidad ven reducida dramáticamente su calidad de vida y disminuye su capacidad para realizar determinadas actividades cotidianas.


Paralelamente expusieron la importancia de una buena nutrición y los hábitos alimenticios al que tienen que acogerse las personas para conseguir una vida sana.


 Actividades


Vanesa Abad, del área de nutrición de la Dirección de Salud, dice que el trabajo del grupo se dividió en dos partes: uno, en la carpa ayer el personal de nutrición se dedicó exclusivamente a entregar información sobre el cuidado del corazón evitando el consumo de grasas y la concienciación sobre una buena alimentación. Dos, en la unidad móvil los profesionales realizaron el control de peso, talla y la presión arterial.


Hasta el mediodí­a de ayer, 40 personas recibieron la atención, “los casos de riesgo fueron remitidos al hospital Homero Castanier y al Centro de Salud para que reciban el tratamiento necesario”, dijo Paula Almeida, profesional de la salud. La atención fue completamente gratuita.


Vanesa Abad dijo que desde hace tres meses la Dirección de Salud Pública trabaja con el programa de concienciación sobre una buena nutrición y en la promoción de los servicios gratuitos de salud en hospitales, centros y subcentros.


Los talleres de capacitación es otra modalidad para llegar a la población, esa actividad comenzó en La Troncal y está dirigido a docentes, más adelante se extenderá al resto de cantones.  “El trabajo de educación también va para los niños, quienes están consumiendo comida chatarra”, expresa Vanesa Abad.


Para Susana González, nutricionista, los temas de salud y alimentación fueron impartidos al personal de todas las instituciones que trabajan con programas de atención infantil en el Cañar.