Caminantes tienen 16 rutas hacia cerros ancestrales

La guía para el senderismo ‘Caminantes’ muestra senderos que llevan a 20 cerros de importancia histórica, cultural y ambiental alrededor de la ciudad de Cuenca.


Uno de los investigadores y director de este proyecto es Daniel Orellana, quien explicó que este pequeño libro de bolsillo invita a hacer los recorridos, pero que además incita a ver Cuenca de otra manera, a disfrutar de sus paisajes, de su flora, fauna y conocer dónde vivían miembros de culturas ancestrales como los cañaris y los incas.


“Aunque se trata de 16 rutas le vamos a describir tres caminos para que se anime a hacerlo durante un sábado o un domingo junto a la familia o amigos”, dijo el investigador.


La primera ruta es la del cerro Zhinglla-cerro Cachaulo que se considera de dificultad baja, según lo catalogan en la guía. Este sendero conecta las parroquias Checa, Sidcay y Ricaurte y el punto de partida es en la capilla de la Inmaculada, cerro Zhinglla. El punto de llegada es la cima del cerro Cachaulo y se recomienda salir a las 08:00 y regresar máximo a las 17:00; hay dos paradas de buses o transporte mixto para regresar a Cuenca.


En el camino se puede ver coco de montaña, pumamaki rojo y fauna como la Urraquita turquesa y el colibrí orejivioleta. Al final de esta ruta el monte Cachaulo se puede ver gran parte de la cuenca del río Machángara y la micro cuenca del río Sidcay.
Una ruta de dificultad media es la de cerro Plateado-cerro Guagualzhumi  que inicia en la iglesia de El Molle  y tiene su punto de llegada en la Base Norte del cerro Guagualzhumi-vía Paccha.


Durante el recorrido puede disfrutar de recorrer los costados del Curitaqui, cerro de oro, para después ascender por la más icónica y majestuosa montaña alrededor de Cuenca, El Guagualzhumi.


“El alto valor arqueológico y paisajístico de esta ruta la convierten en una de las más atractivas del circuito”, aseguró Orellana, y se va a poder disfrutar de restos cerámicos que datan de hace más de 4.000 años. Para hacer la ruta necesita tener buena condición física.


Una de dificultad alta es la ruta Barabó-Pallkarumi-Sayausí, cuyo punto de partida es el kilómetro 1,2 de la vía Soldados y de llegada en la vía Cuenca-Molleturo-El Empalme. Recomiendan salir a las 06:00 y regresar a las 17:00.
Se podrá disfrutar de zonas de pastoreo, bosques, páramos y fauna.


A 2.500 metros sobre el nivel del mar se genera el anillo montañoso que recorre el cantón y que es recomendable para conocer. (I)

Caminantes tienen 16 rutas hacia cerros ancestrales

La guía para el senderismo ‘Caminantes’ muestra senderos que llevan a 20 cerros de importancia histórica, cultural y ambiental alrededor de la ciudad de Cuenca.


Uno de los investigadores y director de este proyecto es Daniel Orellana, quien explicó que este pequeño libro de bolsillo invita a hacer los recorridos, pero que además incita a ver Cuenca de otra manera, a disfrutar de sus paisajes, de su flora, fauna y conocer dónde vivían miembros de culturas ancestrales como los cañaris y los incas.


“Aunque se trata de 16 rutas le vamos a describir tres caminos para que se anime a hacerlo durante un sábado o un domingo junto a la familia o amigos”, dijo el investigador.


La primera ruta es la del cerro Zhinglla-cerro Cachaulo que se considera de dificultad baja, según lo catalogan en la guía. Este sendero conecta las parroquias Checa, Sidcay y Ricaurte y el punto de partida es en la capilla de la Inmaculada, cerro Zhinglla. El punto de llegada es la cima del cerro Cachaulo y se recomienda salir a las 08:00 y regresar máximo a las 17:00; hay dos paradas de buses o transporte mixto para regresar a Cuenca.


En el camino se puede ver coco de montaña, pumamaki rojo y fauna como la Urraquita turquesa y el colibrí orejivioleta. Al final de esta ruta el monte Cachaulo se puede ver gran parte de la cuenca del río Machángara y la micro cuenca del río Sidcay.
Una ruta de dificultad media es la de cerro Plateado-cerro Guagualzhumi  que inicia en la iglesia de El Molle  y tiene su punto de llegada en la Base Norte del cerro Guagualzhumi-vía Paccha.


Durante el recorrido puede disfrutar de recorrer los costados del Curitaqui, cerro de oro, para después ascender por la más icónica y majestuosa montaña alrededor de Cuenca, El Guagualzhumi.


“El alto valor arqueológico y paisajístico de esta ruta la convierten en una de las más atractivas del circuito”, aseguró Orellana, y se va a poder disfrutar de restos cerámicos que datan de hace más de 4.000 años. Para hacer la ruta necesita tener buena condición física.


Una de dificultad alta es la ruta Barabó-Pallkarumi-Sayausí, cuyo punto de partida es el kilómetro 1,2 de la vía Soldados y de llegada en la vía Cuenca-Molleturo-El Empalme. Recomiendan salir a las 06:00 y regresar a las 17:00.
Se podrá disfrutar de zonas de pastoreo, bosques, páramos y fauna.


A 2.500 metros sobre el nivel del mar se genera el anillo montañoso que recorre el cantón y que es recomendable para conocer. (I)