441 hectáreas de bosque se quemaron en El Oro

Entre los bomberos de Portovelo, 49 militares y 5 miembros de la comunidad lograron sofocar el jueves 13 de septiembre, a las 15:00, el incendio forestal que consumía las montañas del cantón Chilla, provincia de El Oro. El fuego llevaba siete días destruyendo la vegetación y fauna de la zona sin que pudiera ser controlado.

Comenzó el sábado 8 de septiembre y tomó fuerza debido al intenso calor y a los fuertes vientos. Según el coordinador regional, Zona 7 de Gestión y Riesgos, Fabricio Riofrío, el flagelo se extendió a la zona más alta de la montaña y para llegar al sitio se necesitan más de tres horas de caminata. El funcionario contabilizó que se consumieron alrededor de 310 hectáreas de bosque con vegetación nativa y también ha matado la fauna.

El teniente coronel Ramiro Camacho, primer jefe del Cuerpo de Bomberos de El Oro y de los bomberos de Portovelo, explicó que el incendio fue sofocado a las 15:00. Además, al final del día, cayó un aguacero en la zona, con lo que cualquier terminó de extinguir el fuego. Camacho informó que este viernes 14 de septiembre los bomberos de Chilla y Gestión de Riesgos tienen previsto recorrer el lugar para evaluar los daños y sobre todo asegurarse in situ de que no haya quedado ninguna posibilidad de que el fuego se active.

Fabricio Riofrío reconoció que se trata de “un lugar de difícil acceso para los equipos y para el personal de las Fuerzas armadas". Hasta el jueves 13 de septiembre, bomberos de varios cantones de la provincia apoyaron en la emergencia. Más de cien personas trabajaron diariamente en el sector.

En la evaluación se determinó que “tres personas resultaron heridas, dos bomberos y un lugareño con quemaduras de primer grado. Ramiro Camacho, dijo que en total fueron 441 hectáreas, pertenecientes a 14 propietarios del sector de Vicaburo, en el interior de Chilla. (I)

441 hectáreas de bosque se quemaron en El Oro

Entre los bomberos de Portovelo, 49 militares y 5 miembros de la comunidad lograron sofocar el jueves 13 de septiembre, a las 15:00, el incendio forestal que consumía las montañas del cantón Chilla, provincia de El Oro. El fuego llevaba siete días destruyendo la vegetación y fauna de la zona sin que pudiera ser controlado.

Comenzó el sábado 8 de septiembre y tomó fuerza debido al intenso calor y a los fuertes vientos. Según el coordinador regional, Zona 7 de Gestión y Riesgos, Fabricio Riofrío, el flagelo se extendió a la zona más alta de la montaña y para llegar al sitio se necesitan más de tres horas de caminata. El funcionario contabilizó que se consumieron alrededor de 310 hectáreas de bosque con vegetación nativa y también ha matado la fauna.

El teniente coronel Ramiro Camacho, primer jefe del Cuerpo de Bomberos de El Oro y de los bomberos de Portovelo, explicó que el incendio fue sofocado a las 15:00. Además, al final del día, cayó un aguacero en la zona, con lo que cualquier terminó de extinguir el fuego. Camacho informó que este viernes 14 de septiembre los bomberos de Chilla y Gestión de Riesgos tienen previsto recorrer el lugar para evaluar los daños y sobre todo asegurarse in situ de que no haya quedado ninguna posibilidad de que el fuego se active.

Fabricio Riofrío reconoció que se trata de “un lugar de difícil acceso para los equipos y para el personal de las Fuerzas armadas". Hasta el jueves 13 de septiembre, bomberos de varios cantones de la provincia apoyaron en la emergencia. Más de cien personas trabajaron diariamente en el sector.

En la evaluación se determinó que “tres personas resultaron heridas, dos bomberos y un lugareño con quemaduras de primer grado. Ramiro Camacho, dijo que en total fueron 441 hectáreas, pertenecientes a 14 propietarios del sector de Vicaburo, en el interior de Chilla. (I)