Misión Ternura inicia su intervención en los cinco cantones del país

Guaranda, Colta, Penipe, Nabón y Archidona son algunos de los cantones en donde iniciará la intervención del programa “Misión Ternura”, como parte de las políticas gubernamentales para una atención integral de la primera infancia, dando énfasis en sus primeros 1.000 días de vida.
Cortesía

El Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) presentó Misión Ternura en estos cinco cantones, donde se atenderá a más de 8.000 niños y niñas a través de un seguimiento nominal con un control de su peso y talla, su estado nutricional, logros de desarrollo, su estado emocional y un acompañamiento a sus familias.

El Gobierno Nacional, a través de Misión Ternura, ha priorizado 30 cantones de 15 provincias a escala nacional en donde se presentan los mayores índices de desnutrición, déficit de vivienda, agua segura y de pobreza. En un primera fase se alcanzará a alrededor de 103 mil niñas y niños y se espera que, hasta finales de este año, cerca de 180 mil infantes resulten beneficiados.

En Bolívar, por ejemplo, alrededor de 3 mil niñas y niños recibirán atención a través esta Misión, así lo anunció Rocío Rosero, viceministra de Inclusión Social del MIES, en Guaranda durante el evento de lanzamiento que contó con la participación de las autoridades de juntas parroquiales y municipios cantonales, quienes comprometieron su apoyo para trabajar conjuntamente con el Estado en temas de su competencia para la erradicación de la desnutrición infantil.

En los cantones Nabón y Pucará, en Azuay, alrededor de 900 niñas y niños se beneficiarán con esta estrategia. La ministra de Inclusión Económica y Social, Berenice Cordero señaló, durante el lanzamiento en Nabón, la semana pasada, que “invertir en la primera infancia, desde la concepción, es la mejor propuesta para salir de la pobreza”.

Asimismo, durante la presentación de Misión Ternura en los cantones Colta y Penipe, en Chimborazo, se conformó una mesa técnica con las alcaldías de esas ciudades para brindar atención integral a más de 800 niñas y niños. “Vamos a trabajar en la construcción de servicios básicos en las comunidades, como agua potable y alcantarillado, para así combatir y erradicar la desnutrición infantil”, dijo Hermel Tayupanta, alcalde de Colta.
Según los datos oficiales, en Archidona, en Napo, del grupo de niñas y niños menores de 5 años en esta localidad, el 35% presenta desnutrición crónica o retardo en talla y sus familias se encuentran en situación de extrema pobreza. En este cantón se intervendrán al menos a 4.000 infantes.
La ministra Cordero recalcó que las acciones que se tomen por el bienestar de la niñez tendrán un efecto toda la vida. “Nuestra meta es atenderlos a todos y todas sin distinción de clases sociales, todos los niños y niñas deben ser cuidados por políticas públicas eficientes”, agregó.


Misión Ternura es una propuesta innovadora que tiene entre sus principales metas reducir en 10 puntos la desnutrición crónica en menores de 2 años hasta el 2021; incrementar el porcentaje de niñas y niños menores de 5 años que participan en programas de primera infancia, la universalización de la educación familiar en el desarrollo infantil; y aumentar en 18 puntos la prevalencia de la lactancia materna exclusiva en los primeros seis meses de vida.
Con ello el Gobierno pretende movilizar a toda la sociedad para que se involucre en la labor para un buen comienzo en la vida de niños y niñas, con el fin de que crezcan protegidos y donde la ternura sea un elemento transversal en su crecimiento.