En Cañar la Migración plantea retos por asumir

“‘Todos tenemos familiares migrantes’ es la frase que se repiten los habitantes del Austro”, asegura la asambleísta de Cañar, Encarnación Duchi, quien además menciona que es el Estado, quien debe lograr mecanismos para evitar que las familias opten por salir del país de manera ilegal.
La desvinculación familiar es uno de los mayores problemas que trae la migración. EL TIEMPO

También se refirió sobre lo acontecido el pasado lunes 26 de febrero, cuando dos adolescentes del cantón El Tambo murieron en el aeropuerto internacional José Joaquín de Olmedo, por un intento de viajar a los Estados Unidos,

“Las autoridades provinciales y de la región nos reuniremos este viernes en El Tambo para aunar esfuerzos y tomar acciones”, explicó el gobernador del Cañar, Luis Quishpi, y mencionó que estarán presentes los directores provinciales de varios ministerios así como el personal de los municipios.

Necesidades

Quishpi agregó que esta reunión tiene el objetivo de tratar la problemática de la migración y encontrar soluciones integrales, ya que el oportunismo de las personas que se dedican al coyoterismo han hecho que el viajar de forma ilegal se convierta en un cáncer que ha causado tanto daño a las familias.

“Se prevé dar atención de forma inmediata a los parientes de los fallecidos y, al mismo tiempo, generar mecanismos para que las familias pobres se sumen a procesos productivos”, a través de créditos.

Enfatizó que “es indudable que las familias van a continuar migrando y buscando mejores días, debido a la falta de trabajo y empleo”.

La autoridad también mencionó que no se tienen registros de cuántas personas realizan estos “viajes peligrosos” y tampoco hay la cultura de denunciar.

Problemas

La asambleísta Duchi mencionó que uno de los problemas que trae la migracion es la desvinculación familiar, producto de que los padres dejan a sus hijos con los abuelos o con algún pariente. Agregó que las personas que se quedan “son las más interesadas en reencontrarse con sus progenitores, aunque eso signifique realizar un viaje ilegal pagando a algún coyote".

También mencionó que, con la ola de migrantes en las décadas anteriores, “la mayoría de remesas que ingresaron al país fueron utilizadas para pagar deudas y construir casas, las mismas que en la actualidad  permanecen desocupadas".

Enfatizó que, en aquellas épocas, faltó incorporar una visión emprendedora, para que el dinero recibido fuera usado en crear negocios.

Vivencias

Denisse, Evelyn y Justin son los tres hijos de Mario Lojano, quien hace tres años partió desde Barabón hacia Estados Unidos para un mejor futuro, pero la frontera nunca lo devolvió. Los menores junto a su madre viven de lo que deja el campo y del trabajo de su mamá en el mercado.

Wilson, de 30 años, quien prefiere no dar su apellido, asegura que la idea de salir del país es latente: “Ahora, con este trabajo en Azogues, puedo llevar comida a mi hogar y estoy un poco tranquilo, pero hay temporadas que no tengo faena y pienso que debo arriesgarme, aunque sea lo último que haga”. (XTM) (I) 

Azogues. 

En Cañar la Migración plantea retos por asumir

La desvinculación familiar es uno de los mayores problemas que trae la migración. EL TIEMPO

También se refirió sobre lo acontecido el pasado lunes 26 de febrero, cuando dos adolescentes del cantón El Tambo murieron en el aeropuerto internacional José Joaquín de Olmedo, por un intento de viajar a los Estados Unidos,

“Las autoridades provinciales y de la región nos reuniremos este viernes en El Tambo para aunar esfuerzos y tomar acciones”, explicó el gobernador del Cañar, Luis Quishpi, y mencionó que estarán presentes los directores provinciales de varios ministerios así como el personal de los municipios.

Necesidades

Quishpi agregó que esta reunión tiene el objetivo de tratar la problemática de la migración y encontrar soluciones integrales, ya que el oportunismo de las personas que se dedican al coyoterismo han hecho que el viajar de forma ilegal se convierta en un cáncer que ha causado tanto daño a las familias.

“Se prevé dar atención de forma inmediata a los parientes de los fallecidos y, al mismo tiempo, generar mecanismos para que las familias pobres se sumen a procesos productivos”, a través de créditos.

Enfatizó que “es indudable que las familias van a continuar migrando y buscando mejores días, debido a la falta de trabajo y empleo”.

La autoridad también mencionó que no se tienen registros de cuántas personas realizan estos “viajes peligrosos” y tampoco hay la cultura de denunciar.

Problemas

La asambleísta Duchi mencionó que uno de los problemas que trae la migracion es la desvinculación familiar, producto de que los padres dejan a sus hijos con los abuelos o con algún pariente. Agregó que las personas que se quedan “son las más interesadas en reencontrarse con sus progenitores, aunque eso signifique realizar un viaje ilegal pagando a algún coyote".

También mencionó que, con la ola de migrantes en las décadas anteriores, “la mayoría de remesas que ingresaron al país fueron utilizadas para pagar deudas y construir casas, las mismas que en la actualidad  permanecen desocupadas".

Enfatizó que, en aquellas épocas, faltó incorporar una visión emprendedora, para que el dinero recibido fuera usado en crear negocios.

Vivencias

Denisse, Evelyn y Justin son los tres hijos de Mario Lojano, quien hace tres años partió desde Barabón hacia Estados Unidos para un mejor futuro, pero la frontera nunca lo devolvió. Los menores junto a su madre viven de lo que deja el campo y del trabajo de su mamá en el mercado.

Wilson, de 30 años, quien prefiere no dar su apellido, asegura que la idea de salir del país es latente: “Ahora, con este trabajo en Azogues, puedo llevar comida a mi hogar y estoy un poco tranquilo, pero hay temporadas que no tengo faena y pienso que debo arriesgarme, aunque sea lo último que haga”. (XTM) (I) 

Azogues.