Trump, Peña y Trudeau firman pacto comercial

Líderes de las económicas más importantes del mundo finalizan hoy el encuentro, a la espera de sumar consensos que favorezca a cada una de las naciones con énfasis en los temas de comercio exterior y finanzas.
Presidente de México, Enrique Peña (i) junto a sus homólogos estadounidenses y de Canadá conciliaron un acuerdo.
FOTO: EFE

Los líderes de EE.UU., México y Canadá aparcaron ayer temporalmente las tensiones que han marcado su relación para firmar el acuerdo comercial T-MEC, que sustituirá al Tratado de Libre Comercio de América del Norte, TLCAN, si es ratificado por los Congresos de los tres países.

En su último día en el poder, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, protagonizó junto a su homólogo estadounidense, Donald Trump, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, el acto de firma del pacto trilateral, alcanzado en septiembre después de un año de duras negociaciones.

“Los acuerdos comerciales no pueden permanecer estáticos, necesitan avanzar de acuerdo con las necesidades de nuestra economía”, dijo Peña en el acto.

Trump perfiló el tratado como “el mayor, más significativo, más moderno y más equilibrado de la historia”, un pacto “revolucionario” que “beneficiará” a los tres países. Su discurso fue de conciliación.

Trump, Peña Nieto y Trudeau firmaron un documento simbólico y dejaron la rúbrica legal del T-MEC en manos de sus negociadores comerciales.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, en el discurso de apertura de la cumbre planteó la necesidad de “actuar con la misma urgencia que en 2008”, cuando comenzó a celebrar sus cumbres en medio de la grave crisis financiera global, al considerar que en estos años han emergido “tensiones” y hay que “promover el diálogo”. Y pidió construir consensos para los próximos 10 años.

El presidente de Brasil, Michel Temer, mantuvo un encuentro con el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, en el que hablaron de las negociaciones de un acuerdo entre Mercosur y Singapur.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, pidió a los líderes mundiales “abordar temas serios” como los conflictos comerciales y la situación que viven Yemen, Siria y Ucrania.

Uno de los temas más discutidos antes de la cumbre era el posible encuentro entre los mandatarios de Rusia y EE.UU. Hasta ayer, ese episodio no sucedió.

La cita internacional que finaliza hoy, se alargará hasta mañana con reuniones al margen del encuentro pero no menos importantes para las naciones. (I)

DATOS
-Advertencia. El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, pidió “prudencia” antes de que su antecesor firme algún acuerdo comercial con otras naciones.
-Pueblos. El presidente de Bolivia, Evo Morales, pidió que el debate se centren en el desarrollo de los pueblos y no en intereses particulares.
-Inusual. Un pequeño sismo de magnitud 3,8 en la escala de Ritcher fue sentido ayer en algunas zonas de Buenos Aires y despertó de los líderes.

Trump, Peña y Trudeau firman pacto comercial

Presidente de México, Enrique Peña (i) junto a sus homólogos estadounidenses y de Canadá conciliaron un acuerdo.
FOTO: EFE

Los líderes de EE.UU., México y Canadá aparcaron ayer temporalmente las tensiones que han marcado su relación para firmar el acuerdo comercial T-MEC, que sustituirá al Tratado de Libre Comercio de América del Norte, TLCAN, si es ratificado por los Congresos de los tres países.

En su último día en el poder, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, protagonizó junto a su homólogo estadounidense, Donald Trump, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, el acto de firma del pacto trilateral, alcanzado en septiembre después de un año de duras negociaciones.

“Los acuerdos comerciales no pueden permanecer estáticos, necesitan avanzar de acuerdo con las necesidades de nuestra economía”, dijo Peña en el acto.

Trump perfiló el tratado como “el mayor, más significativo, más moderno y más equilibrado de la historia”, un pacto “revolucionario” que “beneficiará” a los tres países. Su discurso fue de conciliación.

Trump, Peña Nieto y Trudeau firmaron un documento simbólico y dejaron la rúbrica legal del T-MEC en manos de sus negociadores comerciales.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, en el discurso de apertura de la cumbre planteó la necesidad de “actuar con la misma urgencia que en 2008”, cuando comenzó a celebrar sus cumbres en medio de la grave crisis financiera global, al considerar que en estos años han emergido “tensiones” y hay que “promover el diálogo”. Y pidió construir consensos para los próximos 10 años.

El presidente de Brasil, Michel Temer, mantuvo un encuentro con el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, en el que hablaron de las negociaciones de un acuerdo entre Mercosur y Singapur.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, pidió a los líderes mundiales “abordar temas serios” como los conflictos comerciales y la situación que viven Yemen, Siria y Ucrania.

Uno de los temas más discutidos antes de la cumbre era el posible encuentro entre los mandatarios de Rusia y EE.UU. Hasta ayer, ese episodio no sucedió.

La cita internacional que finaliza hoy, se alargará hasta mañana con reuniones al margen del encuentro pero no menos importantes para las naciones. (I)

DATOS
-Advertencia. El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, pidió “prudencia” antes de que su antecesor firme algún acuerdo comercial con otras naciones.
-Pueblos. El presidente de Bolivia, Evo Morales, pidió que el debate se centren en el desarrollo de los pueblos y no en intereses particulares.
-Inusual. Un pequeño sismo de magnitud 3,8 en la escala de Ritcher fue sentido ayer en algunas zonas de Buenos Aires y despertó de los líderes.